Judaísmo en Español

Viernes: Vivir en el futuro

Sexta lectura:Números 21:10-20

El pueblo judío viajó bordeando el reino de Moab y luego se dirigió hacia el norte. Los amorreos, que vivían al norte de Moab, planearon hacerles una emboscada mientras cruzaban su territorio, pero D-os provocó un terremoto que mató a los amorreos en sus escondites. Así el pueblo judío pudo continuar a salvo su viaje a través del territorio amorreo hacia el norte.

Vivir en el futuro

מִשָּׁם נָסָעוּ וַיַּחֲנוּ מֵעֵבֶר אַרְנוֹן וגו’: (במדבר כא:יג)
[El pueblo judío] viajó [hacia el norte] y acampó al otro lado del río Arnón. Números 21:13

Originalmente D-os había prometido a Abraham los territorios de diez naciones: siete ubicadas en Canaán y tres, al este del río Jordán. En ese momento el pueblo judío solo tenía por misión conquistar la tierra de Canaán, y dejar el margen oriental del río Jordán para la Era Mesiánica. Sin embargo, como Edom y Moab les habían negado el paso, el pueblo judío tuvo que ingresar a Canaán por los territorios cuya posesión D-os había prometido para el futuro. Así, las circunstancias permitieron la conquista de gran parte de esas tierras antes de entrar en Canaán. El orden planteado originalmente se invirtió, y comenzaron a consumar el futuro antes de realizar el presente.

La nueva generación no reclamó el envío de espías ni cuestionó el liderazgo de Moshé. Como habían crecido inmersos en la presencia de D-os y sus enseñanzas en la “academia” del desierto, no sometían su conexión con D-os a la aprobación del intelecto humano.

De manera análoga, si aspiramos incondicionalmente a cumplir con nuestra misión divina, concentrados en nuestro objetivo final y llenos de optimismo, D-os nos dará la oportunidad de hacer realidad nuestros sueños y nos conducirá hacia la Redención final.

Suscriba nuestro boletín para mantenerse actualizado.
Extraído de la edición española de Sabiduría diaria, producido por Chabad House Publications y publicado por Kehot . Adaptado por el rabino Moshe Wisnefsky y traducido por el Rabino Eliezer Shemtov. Para adquirir el libro completo de Sabiduría diaria haga clic aquí.

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Traducir »