BereshitNoajShuljan Shabat

Un “Tzoar” para el Arca

Basado en las enseñanzas del Rebe de Lubavitch

En la Torá hay muchas palabras que son de difícil comprensión. Nuestros sabios del Talmud, así como los comentaristas posteriores, se encargan de dilucidar nuestras dudas al respecto de su explicación. Parashat Noaj presenta una de estas palabras: “tzoar”.

Como ya explicamos en otra ocasión (Parashat Ree), existen cuatro dimensiones de interpretación de la Torá, que son sintetizadas por la palabra PaRDeS (huerto): Pshat (significado simple), Remez (significado insinuado), Drush (analogía) y Sod (significado esotérico). Cada uno de los comentaristas de la Torá se encarga de exponer en alguna de estas cuatro dimensiones.

Cuando se trata del significado de una palabra en particular, lo correcto es remitirse, en primer lugar, al Pshat, la explicación simple de la palabra.

Uno de los comentaristas principales de la Torá fue Rabí Shlomo Itzjaki, conocido como Rashi (Francia, 1040-1105 e.c.). Su función principal es la de explicar el Pshat en cada caso donde surgen preguntas.

Uno de los mandatos Divinos para la construcción del arca es “harás un tzoar al arca” (Bereshit 6:16). Rashi comenta sobre la palabra “tzoar”, que tiene dos explicaciones: “hay quienes dicen [que se refiere a] una ventana, y hay quienes dicen [que se refiere a] una piedra preciosa que los iluminaba”.

Aparentemente, la intención de Rashi es explicarnos que el “tzoar” del arca, era la forma en que los habitantes del arca, Noaj y su familia, junto con los animales, tenían luz. Lo que el versículo estaría diciendo es que Di-s mandó a Noaj a hacer “algo” a través de lo cual habría luz en el arca. Sin embargo esta explicación presenta varias dificultades, entre otras:

1) La palabra “tzoar” está escrita en singular. ¿Cómo alcanzaría la luz de una sola ventana o de una sola piedra preciosa para iluminar todo un arca de 150 metros de largo por 25 metros de ancho y 15 metros de alto?

2) En la descripción del arca, está escrito “cuartos harás en el arca” (Bereshit 6:14) y que “tres pisos harás” (Bereshit 6:16), con lo cual resulta más complejo entender cómo una sola ventana iluminaría cuartos diferentes y pisos diferentes.

3) Una de las reglas del estudio del comentario de Rashi es que, cuando Rashi trae dos explicaciones de un mismo asunto, es porque cada explicación tiene un defecto que es corregido por la otra, los comentarios se complementan entre sí. ¿Cuál es el defecto de cada una de estas explicaciones?

Para entender todo esto, debemos comprender que en el mandato de Di-s hacia Noaj para construir el arca, no le fueron dichos todos los detalles específicamente. Por ejemplo, no encontramos en ningún lugar que Di-s le diga a Noaj que haga una puerta para el arca. Lo único que aparece indicado es dónde debe estar la puerta (Bereshit 6:16). La razón de esto es, desde la perspectiva del Pshat, que muchos detalles se sobreentienden desde el momento en que Di-s manda a construir un arca. Sólo aquellas cosas que Noaj por sí mismo no hubiese sabido, Di-s las mandó explícitamente.

Lo mismo se aplica al respecto de iluminar el arca. Es obvio que Noaj debía hacer “algo” para iluminar el interior del arca, sin necesidad de mandato Divino alguno.

Con lo cual, si Di-s mandó a hacer un “tzoar”, es porque hay algo específico que Di-s está indicando, más allá del sistema de iluminación que, con seguridad, Noaj pondría en el arca, sin la necesidad de ser mandado por Di-s.

Sobre este mandato especial es que Rashi comenta: “hay quienes dicen [que se refiere a] una ventana”. A través de esta ventana habría luz adicional en el arca, y además serviría para usos secundarios, como entrar y salir, tomada de aire, etc.

Solo que esta explicación no es muy adecuada, dado que la Torá podría haber dicho claramente la palabra “ventana”, ¿por qué cambió de lo normal y dijo “tzoar”? Es por esto que Rashi trae una segunda explicación: “y hay quienes dicen [que se refiere a] una piedra preciosa que los iluminaba”. De esta manera los habitantes del arca podrían llevar la piedra preciosa para que los iluminase en todo lugar donde precisen.

Solo que esta explicación tampoco es la más adecuada, dado que el versículo debería haber dicho “tzoar ingresarás al arca”, y no “harás” (porque uno no hace una piedra preciosa, la usa), más allá de que Di-s estaría mandando a hacer algo totalmente fuera de lo común, lo que requiere una explicación más específica.

Es por esto que Rashi trajo las dos explicaciones, donde ambas se complementan y resuelven las dificultades de la otra.

La filosofía jasídica, a pesar de clasificarse dentro de la categoría de Sod, secretos místicos de la Torá, introduce vitalidad y luz en cada una de las dimensiones de interpretación de la Torá. En este caso, del análisis a los ojos del jasidismo del comentario de Rashi, surgen dos niveles de servicio a Di-s.

La diferencia entre la luz que ingresa a un lugar a través de una ventana (primer explicación de Rashi) y la luz que surge de una piedra preciosa (segunda explicación de Rashi) es que la luz de una ventana “viene de afuera”, y la luz de la piedra preciosa ilumina “desde adentro”.

Estos dos asuntos indican dos formas de servir a Di-s: el objetivo final de la Torá y las Mitzvot (preceptos Divinos) es hacer un “tzoar” para el arca, es decir, introducir y revelar la luz Divina en el mundo. Este objetivo puede lograrse de una de dos maneras:

1) Hacer una ventana. La verdad es que la luz Divina ya se encuentra en el mundo, como es sabido, que los hombres de negocios pueden ver la Providencia Divina, como Di-s maneja al mundo, en cada uno de sus asuntos, más que un sabio que se encuentra sumergido en el estudio de Torá. Solo que, para poder llegar a ver esta “mano de Di-s”, es necesario quitar el ocultamiento de la luz Divina que causa la naturaleza, sobre la luz Divina que supera la naturaleza. Este es el primer nivel, hacer una “ventana” en el ocultamiento que “el arca” (la naturaleza) causa, para que “ingrese” y se “revele” la luz Divina.

2) Luego de hecha la “ventana” en el ocultamiento de la naturaleza, cuando ya ilumina en la vida de la persona la luz Divina que trasciende la naturaleza, esto da fuerza para elevarse al segundo nivel y forma de servicio a Di-s, indicado por la segunda explicación de la palabra “tzoar”, “una piedra preciosa que los iluminaba”, es decir, no solo remover y quitar el ocultamiento de la naturaleza sino hacer que la naturaleza misma ilumine y revele a Di-s en la tierra.

Likutei Sijot X

 

ADAPTADO DE LA ENSEÑANZAS DEL REBE DE LUBAVITCH

Etiquetas
Mostrar más

Jabad en Español

El movimiento Jabad enseña la dimensión, más profunda de la Torá. © Copyright, todos los derechos reservados. Si te ha gustado este artículo, te animamos a distribuirlo, siempre y cuando cumpla con la política de derechos de autor de Chabad.org.

Publicaciones relacionadas

Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios