Bienvenido
Judaísmo en Español

Un tabernáculo muy cercano

¿Qué ocurre con el Templo en nuestros días?

El Am Israel (pueblo de Israel) comenzó a construir el Mishkán (también llamado tabernáculo- santuario móvil en la cual allí moraba la presencia divina), el día 11 de Tishrei del año 2448 (1312 AEC) de la creación del mundo. Según estas fechas, nos da como resultado, que la construcción empezó 6 meses después que el pueblo de Israel salió de la esclavitud egipcia, en la cual es conocido como la festividad de Pesaj, y por ende 3 meses después de la revelación de Di-s en el Har Sinai (monte de Sinaí), y 80 días después de haber hecho el gran pecado, adorando el becerro de oro construido por una minoría del pueblo. Los detalles de esta construcción fueron dados por Di-s a Moisés directamente, indicándole cuales eran los materiales necesarios para su construcción y quienes debían aportar estos materiales.

Si bien fueron la minoría los que pecaron con el becerro de oro, igualmente Di-s ordenó a Moisés que cada uno debe dar Majatzit Hashekel (Medio Shekel, que tenía un valor de 10 Guera). Luego Di-s le informo a Moisés que todo aquel que quiera hacer una ofrenda, sería muy bien recibida. Esta ofrenda era voluntaria, en la cual podía aportar más material para la construcción de este Tabernáculo. La ofrendas voluntarias podían constituir de los siguientes materiales: oro, plata, cobre, lana turquesa, lana púrpura, lana roja, y pelo de cabra, pieles de carneros teñidas de rojo, pieles de tajash (un animal de la época extinto luego de la construcción del Mishkan), y maderas de acacia; aceite para luminarias, especias para el aceite de la unción y para el incienso aromático; piedras de shoham (piedra preciosa negra) y piedras de engaste para el efod ( especie de delantal con cinturón y tiradores) y para el joshen ( el pectoral del sumo sacerdote).

La construcción del tabernáculo duro 74 días, y fue completado el 25 de Kislev pero la orden Divina de erigir el edificio llegó sólo tres meses después, el 23 de Adar, cuando a Moisés se le instruyó que comenzara un “período de entrenamiento” de 7 días.

Durante la semana del 23 al 29 de Adar, el Mishkan fue erigido cada mañana y desmantelado cada noche; Moisés se desempeñó como Sumo Sacerdote e inició a Aarón y sus cuatro hijos en el sacerdocio. Entonces en el “octavo día” —el 1 de Nisan —el Mishkan fue armado “permanentemente” (es decir, levantado hasta que llegaba la orden Divina de viajar), Aarón y sus hijos asumieron el sacerdocio, y la Presencia Divina comenzó a morar al Mishkan.

Cuando los judíos entraron a la tierra de Israel fijaron el Mishkan en la ciudad de Shilo en forma fija en el cual estuvo durante 369 años, unos años mas tarde construyeron el gran templo ubicado en Jerusalén, cuyo nombre se llama Beit Hamikdash. Este remplazo al Tabernáculo, y allí donde se empezaron hacer los sacrificios para Di-s y todas las tareas que correspondían al servicio del Mishkan. Los restos de la estructura del Mishkan fueron guardados en un depósito especial en el Beit Hamikdash. Situado en una de las esquinas del Ezrat Nashim, (lugar donde se ubicaban las mujeres en el Beit Hamikdash). La presencia divina de Di-s moraba allí, hasta que el templo de Jerusalén fue destruido. Este duro 410 años.

70 años más tarde se reconstruyo y fue ubicado exactamente en el mismo lugar y este duro 10 años más que el primero. Es decir, este duro 420 años.

Después de analizar todo lo aprendido con respecto al Mishkan, y el Beit Hamikdash, nos surge la pregunta ¨ ¿Y que ocurre en nuestros días?¨.

Suscríbete a nuestro magazine

Si bien hoy en día no tenemos la posibilidad de construir un Beit Hamikdash físico, ya que el tercero será reconstruido por Mashiaj, igualmente tenemos una obligación muy similar a la que había en la época del Mishkan y del Beit Hamikdash.

La Shejina (presencia divina) moraba en esos lugares, los milagros se producían diariamente. Hoy en día, podemos servir espiritualmente a Di-s. Así como en ese tiempo sacrificando un animal en el nombre de Di-s, también nosotros podemos sacrificar un animal en el nombre de Di-s. La única diferencia es que el animal de hoy en día debe ser un animal espiritual.

¿Y donde podemos conseguir un animal espiritual?

El animal espiritual esta dentro de nosotros mismos. Cada uno tiene un animal en su interior que nos trata de convencer a seguir nuestros impulsos y perseguir los deseos mundanos, para que a través de esto uno se desvíe completamente del camino de Di-s y se convierta en un animal.

Uno debe tomar ese animal y sacrificarlo en nombre de Di-s, es decir, hacer de ese animal algo santo para Di-s. Así como en la época del Mishkan y del Beit Hamikdash que uno tomaba un animal físico y a través del sacrificio este animal se convertía en algo santo para Di-s y de ese modo uno se elevaba a sí mismo y también al animal.

Debemos convertir nuestro cuerpo y nuestro hogar en un Mishkan, en un lugar en donde se pueda servir a Di-s y se puedan hacer sacrificios espirituales, en donde nos podamos elevar, en donde podamos elevar nuestro animal y convertirlo en algo espiritual. Y a través de este servicio diario, finalmente podamos ameritar la llegada del Mashiaj y poder hacer un servicio tanto espiritual, como material

POR JAI KOHAN
Jai Kohan nació en Buenos Aires, Argentina. Se ordeno como rabino en Miami, Florida. Actualmente colabora con el equipo de “Consulte al Rabino” de Jabad.com.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

-- Anuncio --

Los comentarios están cerrados.

Muchos judíos no tienen acceso a escuelas judías, libros de judaísmo, rabinos o comunidades. Para ellos, AishLatino es la única conexión que tienen con su judaísmo. Por favor, este Tishá B'Av únete a nuestra campaña de recolección de fondos y ayúdanos a seguir luchando contra la asimilación y educando a una nueva generación con la profundidad y belleza de nuestro judaísmo.
APOYA A AISHLATINO
TRADUCCIÓN »