Sesenta días de Purim

    0
    3

    Este artículo será una especie de mezcla. Comenzará con una “Torá de Purim “, pasará a un mucho más serio material de “Cabala”, y concluirá con una inspiradora enseñanza jasídica.

    (Una “Torá de Purim” es lo que los eruditos de la Torá hacen para divertir en Purim: Una especie de exposición que suena y se siente como una típica pieza talmúdica, sin embargo es patentemente absurda o demasiado retorcida como para ser tomada en serio en Purim)

    Primero la Torá de Purim:

    Pregunta: Leemos en el Libro de Ester como Haman deseaba “destruir, matar y aniquilar a todos los judíos, desde jóvenes hasta ancianos, niños y mujeres, en un solo día —el 13 del duodécimo mes, es decir, el mes de Adar” (Ester 3:13). ¿Por qué era tan importante para Haman que su decreto se llevara a cabo “en un solo día”? ¿Tal cosa podría haber sido lógicamente posible? En verdad, inicialmente Haman arrojó suertes para determinar qué mes debía ser elegido como momento para el genocidio de los judíos1. Nuestros sabios nos dicen que cuando la suerte cayó en el mes de Adar, Haman se regocijó: este fue el mes en el que murió Moisés (el 7 de Adar), seguramente era un mes de mal agüero para los judíos2. Habiendo caído en un aparentemente auspicioso mes para sus planes, ¿por qué Haman continuó arrojando suertes para señalar un día particular?

    Respuesta: Haman era un gran estudioso de la historia judía. Sabía que el calendario judío está dotado de festividades que celebran la salvación del pueblo judío de un enemigo que buscaba destruirlos. ¿Qué pasaría —se preocupaba Haman —si Di-s los salvaba nuevamente? Si yo designo el mes de Adar para su destrucción, ¡ellos celebrarán todo el mes!

    Final: En esto también fracasó el plan de Haman. Cuando Mordejai y Ester instituyeron la celebración del milagro de Purim, no solo ordenaron las observancias de Purim del 14 y 15 de Adar, sino también la conmemoración “del mes que fue transformado para ellos de la tristeza a la alegría, del duelo al festejo” (Ester 9:22). Por ello el dictamen talmúdico “cuando el mes de Adar entra, aumenta la alegría” (Talmud Taanit 26 b).

    Ahora la Cabala:

    Hay dos maneras en las cuales el Calendario Judío, y la naturaleza del tiempo judío, pueden ser comprendidos.

    a) El enfoque de los “Días Especiales”: El ciclo anual consiste de cientos de días, la mayoría de los cuales son del tipo común y corriente. Graciosamente, están interrumpidos por un cierto número de días especiales —festividades y días santos imbuidos con cualidades espirituales especiales. Caminamos dificultosamente a través de los días ordinarios, inspirados y animados por el hecho de que no hay más que unas pocas semanas para una Pascua o un Purim o —al menos —un Lag BaOmer o un “Año Nuevo de los Árboles”.

    b) El enfoque de la “Calidad del mes”: El tiempo judío está comprendido no por días sino por meses, cada uno poseyendo una esencia espiritual distinta. Los días “especiales” del año son simplemente días en los cuales la cualidad particular del mes es más pronunciada y actualizada. Así, Nisan es el “Mes de la Liberación”, mientras que la Pascua (observada del 15 al 22 de Nisan) es un período de una semana en Nisan durante la cual la cualidad de libertad del mes es más accesible. Similarmente, Sivan es el mes de la Sabiduría, Shevat es el mes del Crecimiento y la Fructificación, Elul es el mes de la Compasión, y así. Cada mes tiene días en los cuales la cualidad del mes se eleva a la superficie y se manifiesta más que en los días “ordinarios” del mes; pero esas son diferencias de expresión más que de esencia —esencialmente, cada día del mes posee igualmente las propiedades espirituales particulares del mes. Es por eso que muchas de las festividades y fechas especiales, del calendario judío ocurren el día 15 del mes —la noche de la luna llena, que representa el punto en el que la esencia del mes está en su estado más revelado y luminoso3

    Adar es el mes de la Transformación. Adar transforma la tristeza en alegría, la duda en supra-conocimiento, y un momento de debilidad nacional (cuando el pueblo judío participó en el festín de Ajashveros, creyendo que la lealtad a un rey mortal aseguraría su supervivencia) en la más grande declaración de compromiso judío de todos los tiempos (cuando por todo un año cada uno de los judíos permaneció fiel a su pueblo y Di-s, aun mientras un decreto de aniquilación pendía sobre la cabeza de todo judío del mundo). Adar transforma las más físicas actividades —comer y beber —en una afirmación de nuestro vínculo con Di-s.

    Así, mientras dos días de Adar —el 14 y el 15 del mes —son observados como “Purim”, esto representa el ápice de un mes entero de alegre transformación y alegría transformadora.

    Finalmente aquí está la inspiradora enseñanza jasídica prometida:

    Un mes en el calendario judío incluye tanto 29 como 30 días (reflejando los 29,5 días del ciclo lunar). Pero cada dos o tres años —siete veces en un ciclo de 19 años, para ser exactos —Adar dobla su tamaño: en esos “años preñados”, como son llamados, hay un “Adar I” de 30 días seguido por un “Adar II” de 29 días. En adición, el 30 de Shevat es también el primer día de Rosh Jodesh (“cabeza del mes”) de Adar I. Esto hace un total de 60 “días de Adar”.

    El Lubavitcher Rebe señala que el número “60” representa el poder de transformación. Una regla de la ley de la Torá es el principio de “anulación por sesenta”. Por ejemplo, si un trozo de comida no kosher cae accidentalmente en una olla de comida kosher, el elemento indeseable es “anulado” si el elemento deseable es sesenta veces más grande que él.

    Así, concluye el Rebe, en un año bendecido `por un doble Adar de 60 días, todos los elementos indeseables —todos y cada uno de los que causan dolor, tristeza, desanimo o depresión —son anulados y sublimados por la transformadora alegría de Adar.

    Notas

    1. Ver Ester 3:7.
    2. Talmud Meguilá 13 b

    3. En realidad la luna está igualmente “ahí” cada noche y día del mes, la diferencia es sólo el grado en que su luz nos es visible.

    POR YANKI TAUBER

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.