Bienvenido
Judaísmo en Español

Receta para lograr resoluciones triunfantes

El secreto radica en las cantidades y la constancia, más que en los ingredientes.

Recetas para la vida©

Para lograr que las resoluciones de este año sean exitosas y significativas es conveniente cambiar la manera de estructurarlas. Así, los resultados serán positivos, duraderos y sobre todo podrán disfrutarse con gusto ya que producirán los efectos esperados.

Querer cambiar un vicio que daña el cuerpo y envenena el alma no tiene nada de malo, aprender una nueva tarea, iniciar una relación fresca, querer bajar de peso o hasta poder olvidar viejos rencores y aprender a vivir en paz. Todos estos son aspectos importantes, sobre todo para motivarse y vivir una vida valiosa y constructiva.

La realidad es que todos nosotros —sin importar el país, idioma o cultura— en algún momento de nuestras vidas sentimos la necesidad de hacer compromisos personales: comprometernos a cambiar, a mejorar o a hacer las cosas de forma distinta.

Para lograr el propósito, la persona debe estar consciente de que hay ciertos requisitos y precauciones que se deben seguir para asegurar que los deseos y los sueños se cumplan y no sean sólo un pensamiento que dure un instante.

Pasos para cumplir las resoluciones

  1. Haz una lista de los deseos, sueños y promesas que buscas cumplir.
  2. Enuméralas en orden de importancia (prioridades).
  3. Selecciona la que más te interese.
  4. Pártela por la mitad (transfórmala de algo general a algo mas específico).
  5. Vuelve a partir hasta que quede en una acción concreta y fácil de lograr.
  6. Hazla, de manera consciente y continuamente, sin parar.
  7. Repite la acción por tres semanas (tiempo necesario para internalizar una nueva acción)
  8. Disfruta tu logro y repite con otro punto de tu lista.
  9. Recuerda que el éxito de las acciones es acumulativo y se multiplica.
  10. Revisa continuamente tus prioridades, ajústalas a tu realidad.

Ahora es tiempo de poner en práctica lo que se ha planteado, busquemos un ejemplo para poder aplicar estos principios.

Supongamos que tu lista se parece a esta a continuación y que más o menos dice así:

Quiero bajar de peso, hacer más ejercicio, me gustaría ganar más dinero, quiero comprar una casa nueva, pagar mis deudas, salir de viaje y quiero tener una mejor relación con mi esposo (suegra, hijos etc.).

Ahora es tiempo de priorizar. Además es importante reconocer qué acciones están bajo tu control para poder realizarlas inmediatamente.

El médico te ha dicho que debes cuidar tu nivel de colesterol y además, sabes que no comes sano, y por qué no… sabes que has subido de peso y no te sientes cómoda.

Tienes un trabajo, quizá no te da todo lo que quieres pero por el momento es estable y no tienes un mejor plan.

Haces ejercicio cuando puedes y no te estresas mucho cuando no cumples, pero en general haces un poco aquí y otro poco allá.

Así sucesivamente hasta que termines de aclarar todos los puntos de tu lista.

Ahora te has dado cuenta que bajar de peso es importante no sólo porque te vas a sentir mejor sino porque también vas a estar más sana y además puede cambiar tu actitud en muchos otros aspectos de tu vida.

Suscríbete a nuestro magazine

Entonces es momento de partirla a la mitad.

“Quiero bajar de peso”, se parte así: quiero bajar 5 kilos en un mes.

Luego se vuelve a partir a la mitad: quiero bajar 2 kilos en dos semanas.

Comienza por dejar de comer dulces, tomar refrescos, corta la cantidad de pan, pastas y toma más agua de lo que acostumbras. Concéntrate en las porciones que comes….

Ahora repite esta rutina todos los días por un par de semanas y mide tus resultados.

Reconoce tu cambio de actitud frente a la comida, fíjate cómo poco a poco has bajado los kilos que querías, ya que es algo concreto y fácil de lograr.

NO te descuides, disfruta de tus éxitos y sigue con tu propósito.

Enfócate y no te olvides cuál es tu meta final, bajar 2, después 5 y por qué no… después 10 kilos, uno por uno sin prisa ni castigos, sólo con acciones pequeñas, positivas, continuas y efectivas.

El éxito de tus resoluciones radica en ti. En encontrar la medida adecuada para poder cumplirlas y la constancia para que éstas se conviertan en parte de tu rutina.

Haz que este año sea un año bueno, lleno de logros y de buenas resoluciones.

Con mis mejores deseos espero compartir un ciclo nuevo de recetas, llenas de inspiración y sabiduría.

——————–

¡Ya tenemos las tarjetas! pídelas en nuestro sito www.recetasparalavida.com

POR BECKY KRINSKY

 

Copyright © 2005-2014 Recetas para la vida ©. Todos los Derechos Reservados

*Prohibida su reproducción total o parcial sin el permiso escrito del editor y sin citar la fuente.

 

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

-- Anuncio --

Los comentarios están cerrados.

Muchos judíos no tienen acceso a escuelas judías, libros de judaísmo, rabinos o comunidades. Para ellos, AishLatino es la única conexión que tienen con su judaísmo. Por favor, este Tishá B'Av únete a nuestra campaña de recolección de fondos y ayúdanos a seguir luchando contra la asimilación y educando a una nueva generación con la profundidad y belleza de nuestro judaísmo.
APOYA A AISHLATINO
TRADUCCIÓN »