PARASHÁ DE LA SEMANA: SHOFTÍM
LECTURA DE LA TORÁ PARA ESTA SEMANA: DETEURONOMIO 16:18 – 21:9
HAFTORAH: ISAÍAS 51:12 – 52:12

¿Qué es el tiempo?

Es el tiempo una línea, o un círculo o un espiral o un péndulo…¡¡¡Qué es!!!

¿Es el “tiempo” una línea, una progresión desde un “inicio” en donde la idea de un mundo se concibe y se lanza a un “final de los días” cumpliendo el propósito, con cada incremento en esa línea marcando un acercamiento a la culminación?

¿Es el “tiempo” un círculo, una variedad fija de eventos que se repiten con cada giro de la rueda? ¿O quizás una serie de círculos interconectados –ciclos de 7, de 24 y 365, de 30 y 12 y 19 y 1000– en los cuales cada evento de nuestras vidas está definido por el punto que ocupa en cada uno de los ciclos y la manera que éstos se relacionan?

¿Es el “tiempo” un espiral, en el cual siempre regresamos al mismo lugar, repitiendo los eventos de nuestras vidas y de la historia, pero cada vez desde un plano más elevado (o más profundo)?

¿Es el “tiempo” un péndulo oscilante, un perpetuo ir y venir, entrar y salir, esforzarnos y aquietarnos? ¿O quizás también se desvíe un poco mientras gira, dibujando líneas en la arena o círculos tangenciales? Quizá también deje caer una muesca con cada balanceo, mientras el contrapeso es empujado hacia arriba.

¿Es el “tiempo” un terreno, con caminos y mojones, montañas y valles, desiertos yermos y verdes prados, selvas peligrosas y jardines frutales? ¿O es un mar cuyas gotas son idénticas y sus diferencias sólo se ven con las variaciones de luz en la superficie y el reflejo de las formas en ellas?

¿Es el “tiempo” un organismo viviente cuyas distintas células, órganos y facultades actúan entre sí, cada uno cumpliendo su función individual e impartiendo su efecto en el todo?

“Tiempo” es todo esto. Y por esta razón ningún artista ha podido pintar con éxito su retrato. Cada uno de los seis párrafos anteriores puede esbozarse o diagramarse –pero ¿una sola ilustración puede incorporarlos todos?

De todas maneras nosotros vivimos el tiempo, lo experimentamos, sabemos lo que es. Nos damos cuenta de su progresión hacia delante, estamos familiarizados con sus repeticiones, latimos con su pulso, vagamos en su terreno y nos maravillamos del hermoso lienzo lleno de los colores y texturas de la vida.

Y cada Rosh Hashaná, nos paramos con reverencia mientras vemos como el tiempo nace nuevamente, poniendo en movimiento otra repetición del ciclo anual–así como introduce “una nueva y renovada luz que nunca había entrado todavía en el mundo”.

POR YANKI TAUBER
Yanki Tauber es editor de contenidos de Chabad.org

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación promedio / 5. Recuento de votos:

Como has encontrado útil esta publicación ...

¡Compártelo con tus amigos en las redes sociales!

Lamentamos que esta publicación no haya sido útil para usted!

¡Mejoremos esta publicación!


¡Mantengamonos Conectados!
¡Mantengamonos Conectados!
Suscríbete al boletín para mantenerte informado de cambios y nuevas actualizaciones ademas de tiempo en tiempo un especial sobre la parashá.
Puedes darte de baja en cualquier momento.
Campaña de Iom Kippur
Acompañe a Jabad.com y ayúdenos a seguir sirviendo..
¡DONA!