Bienvenido

Primer Día de la Segunda Semana: Jesed de Guevura

"Hoy es ocho días que son una semana y un día del Omer"

PARASHÁ DE LA SEMANA: BEHAR
LECTURA DE LA TORÁ PARA ESTA SEMANA: LEVITICO 25:1 – 26:2
HAFTORAH: JEREMIAS 32:6-22
PROXIMA FESTIVIDAD “LAG BAOMER”: JUEVES 23 DE MAYO DE 2019
PROXIMAS FESTIVIDADES “SHAVUOT”: SHABBAT 8 DE JUNIO A LUNES 10 DE JUNIO DE 2019
TIEMPO DE LECTURA: 2 MINUTOS

SEGUNDA SEMANA: GUEVURA

Justicia, Disciplina, Restricción,

Temor Reverencial

Si el amor (Jésed) es el lecho de roca de la expresión humana, la disciplina (Guevurá) es el canal a través del cual expresamos el amor. La disciplina da dirección y foco a nuestra vida y amor. Como un rayo láser, su potencia radica en el foco y la concentración de la luz en una dirección, en lugar de rayos de luz fragmentados y dispersos en distintas direcciones. Guevurá —disciplina y medida— concentra y encamina nuestros esfuerzos, nuestro amor, en la dirección apropiada.

¡Mantengamonos Actualizado!

Otro aspecto de Guevurá es el respeto y la reverenda.

El amor sano requiere de respeto hacia el ser que amamos.

Jésed de Guevurá

Amor en Disciplina

El motivo y la intención subyacentes a la disciplina es el amor. ¿Por qué medimos nuestro comportamiento, establecemos parámetros, y esperamos que la gente viva de acuerdo a ellos? Sólo a causa del amor. Incluso el juzgamiento del culpable es una expresión de amor. En otras palabras, castigo no es venganza, es apenas otra manera de expresar amor limpiando todo lo que es antítesis del amor. Nunca debe confundirse tolerancia hacia la gente con tolerancia a su conducta. Por el contrario: el amor por la gente incluye querer que sean lo mejor que pueden ser y por lo tanto ayudarle a percatarse de cualquier actitud inferior a una conducta perfecta.

Jésed de Guevurá es el amor en la disciplina, la conciencia del amor intrínseco que se encuentra detrás de la disciplina y el juicio. Es el reconocimiento de que tu disciplina personal y la disciplina que esperas de los demás es sólo una expresión de amor. Es la comprensión de que no tenemos derecho a juzgar a los demás, sólo tenemos derecho a amarlos y eso incluye querer que sean lo mejor que puedan ser.

Pregúntate a ti mismo: *Cuando juzgo y critico a alguien, ¿está ello de alguna manera teñido por mi propio desdén e irritación? *¿Siento alguna satisfacción oculta en el fracaso del otro? ¿Es sólo por amor al otro?

EJERCICIO DEL DÍA:

Antes de criticar hoy a alguien, piénsalo dos veces: ¿lo hago por preocupación y amor?

POR SIMON JACOBSON
Extraído de “Guía Espiritual para la cuenta del Omer” de Simon Jacobson Publicado con expresa autorizacion de Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana. Si desea publicar este articulo en un periódico, libro, E-mail o website, deberá solicitar previamente autorización a [email protected]

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Los comentarios están cerrados.

¡Mantengamonos Actualizado!
¡Mantengamonos Actualizado!
Suscríbete al boletín recibe las nuevas publicaciones, resumen, eventos y mucho más directamente en tu inbox.
Puedes darte de baja en cualquier momento.

¡Mantente conectado!

Reciba nuestras publicaciones directamente en su bandeja de entrada todos los días y un resumen con contenido sobre la parasha cada semana y actualizaciones del sitio, eventos y productos cada mes, con solo un clic, Regístrese ahora
close-link