EstudioEstudio DiarioMitzvá Diaria del Rambam

P145. Consagración Autoimpuesta a Bienes Nuestros (“Jerem”), N110. No Vender Bienes Consagrados por Propia Imposición (“Mejira Min Hajerem”)

145. Consagración Autoimpuesta a Bienes Nuestros (“Jerem”)

Es el precepto con el cual se nos ordenaron las leyes del Jérem —la consagración de algo nuestro—; o sea, que sí alguien convirtió en jérem algo de sus bienes y dijo: ‘Esto, pues, es Jérem’ — le dará aquella cosa al Sacerdote; salvo cuando aclaró que es (consagrado) para el Nombre (de Di-s), instancia en la que es para la Administración del Templo.

Los Jérem tácitos son para los Sacerdotes, y es lo que El, exaltado sea, dijo: Mas toda consagración que el hombre declare ‘Jérem’ (para sí y correspondiente) a Di-s, de todo lo que posee —de hombre y animal—…

Nos ha acotado acerca de ello —que el jérem tácito es para los Sacerdotes— con lo que El, exaltado sea, dijo: Como el campo del ‘Jérem’ será para el Sacerdote como bien hereditario.

Las leyes de este precepto han sido explicadas ya en el Capítulo Octavo (del Tratado Talmúdico) de Arajín y al comienzo (del Tratado Talmúdico) de Nedarím.

110. No Vender Bienes Consagrados por Propia Imposición (“Mejira Min Hajerem”)

Es la advertencia con la cual se nos previno de no vender bienes que sus dueños han consagrado por propia imposición (‘jérem’), incluso al Tesorero (del Templo) que es el encargado sobre las santidades.

Es lo que El, exaltado sea, dijo: Todo ‘jérem’… no ha de ser vendido.

En expresión del Sifrá: “No ha de ser vendido — al Tesorero”.

Este jérem no es otro que el ‘jérem tácito’.

 

Extraído del EL LIBRO DE LOS PRECEPTOS, Vol. I y II, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana 
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana. 
Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial. Derechos Reservados.

Etiquetas
Mostrar más

Jabad en Español

El movimiento Jabad enseña la dimensión, más profunda de la Torá. © Copyright, todos los derechos reservados. Si te ha gustado este artículo, te animamos a distribuirlo, siempre y cuando cumpla con la política de derechos de autor de Chabad.org.

Publicaciones relacionadas

Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios