Bienvenido
Judaísmo en Español

N46, P190, N56, N57, P192, P193

46. No Vivir en Egipto (“Lagur Bemitzraim”)

Es la advertencia con la cual se nos previno de no vivir jamás en la Tierra de Egipto, a fin de que no aprendamos su herejía ni nos conduzcamos con sus costumbres depreciadas al entender de la Torá.

Es lo que El, exaltado sea, dijo: No volverán otra vez más por este camino.

El Precepto Negativo en este sentido fue repetido ya (en la Torá) tres veces. Dijeron: “En tres lugares la Torá advirtió a (el pueblo de) Israel de no volver a Egipto, en tres (oportunidades) volvieron, y en tres (oportunidades) fueron castigados”.

Los tres lugares: uno de ellos — es el que hemos mencionado. El segundo — lo que El dijo: (Di-s te hará regresar a Egipto en barcos) por el camino que te he dicho: ‘no volverás a verlo’. Y el tercero — lo que El dijo: pues que habéis visto a Egipto hoy, no volveréis a verlos más, jamás.

A pesar de que el significado literal del versículo es que se trata de un relato; nos ha llegado en tradición que es un Precepto Negativo.

Al final de la Guemará (—Talmud, Tratado de) Sucá se ha explicado que también Alejandría está incluida en la tierra en la que está prohibido morar, y desde el mar de Alejandría se mide una franja territorial de 400 parsá de largo y 400 parsá de ancho, y ésta es toda la Tierra de Egipto en la que está prohibido morar.

Está permitido, empero, pasar por ella para comercio, o para pasar a otra tierra. Explícitamente dijeron en el (Talmud) Jerosolimitano: “para asentarte no vuelves tú, pero vuelves tú para mercadería, y para conquista de la tierra”.

190. Leyes de la Guerra Optativa (“Miljemet Hareshut”)

Es el precepto con el cual se nos ordenó la guerra con el resto de los pueblos, y es la (guerra) que se denomina: Miljemet Hareshut —Guerra Optativa—. Pues así se nos ordenó, que si hemos de luchar con ellos, hemos de pactar con ellos por sus vidas solamente; si han de hacer paz con nosotros y nos entregan la tierra, entonces impondremos sobre ellos el pago de impuestos y servidumbre.

Es lo que El, exaltado sea, dijo: Serán para ti para impuesto y te servirán.

Dice el Sifrí: “(Si) dijeron (los pueblos): ‘aceptamos sobre nosotros impuestos pero no servidumbre’, ‘servidumbre pero no impuestos’ —no se les presta atención hasta que no acepten ambos”. Esto es: que den algo fijo cada año, según estipule el Rey en ese momento; hagan caso a las órdenes, y se encuentren con temor y humillación. Este es el concepto de ‘servidumbre’. Mas, si no han de hacer la paz con nosotros, se nos ha ordenado matar a todo varón en la ciudad, pequeño y grande, y tomar todo su botín y a las mujeres. Es lo que El, exaltado sea, dijo: Y si no hará paz contigo…

Todo esto es la ley de Miljemet Hareshut.

Las leyes de este precepto han sido explicadas ya en el Capítulo Octavo (del Tratado Talmúdico) de Sotá y en el Capítulo Segundo (del Tratado Talmúdico) de Sanhedrín.

56. No Hacer Paz con Amon y Moav (“Bakashat Shalom Im Amon Umoav”)

Suscríbete a nuestro magazine

Es la advertencia con la cual se nos previno de no invocar la paz con Amón y Moav, jamás. Esto es: que Di-s nos ordenó que al sitiar nosotros las ciudades, enviemos (mensaje) a sus hombres, antes de la batalla, que se rindan, y pediremos de ellos que hagan la paz con nosotros; si han de entregarnos la ciudad, nos está prohibido luchar con ellos y matarlos, como hemos explicado en el Precepto 190 de los Preceptos Positivos— a excepción de Amón y Moav, con quienes no se cumple esta conducta. En cambio, nos advirtió Di-s de no anticiparnos a ellos con paz ni pedirles que se rindan.

Es lo que El, exaltado sea, dijo: No requieras su paz ni su bienestar.

Dice el Sifrí: “Puesto que fue dicho: Cuando te acerques a una ciudad para luchar con ella, invocarás sobre ella la paz, podría (yo pensar que) incluso aquí (en el caso de guerra con Amón y Moav) también (es así) — para enseñarnos (que estos quedan excluidos) fue dicho (respecto de Amón y Moav): no requieras su paz ni su bienestar. Y puesto que fue dicho (respecto del esclavo que huye de su amo hacia Israel): (contigo morará) según su preferencia (no lo aflijáis), podría (yo pensar que) incluso aquí (en el caso de un esclavo amonita y moabita) también (es así) — para enseñarme (que estos quedan excluidos) fue dicho: (no procures su paz) ni su bienestar, en todos tus días, nunca”.

57. No Talar Árboles Frutales Durante el Sitio (“Bal Tashjit”)

Es la advertencia con la cual se nos previno de no talar árboles que producen fruto en el momento del sitio a una ciudad con el fin de oprimir a su gente y causar dolor a su corazón.

Es lo que El, exaltado sea, dijo: No destruyas su árbol… y a él no cortarás.

Asimismo, se incluye en este Precepto Negativo toda destrucción (innecesaria, en cualquier momento), como ser quien incinere una prenda sin necesidad o quiebre un recipiente innecesariamente — éste, pues, transgrede en virtud de ‘no destruyas’, y recibe (la pena de) Malkut.

Al final (del Tratado Talmúdico) de Makot se explicó que quien tala árboles buenos (—frutales) recibe (la pena de) Malkut. Dijeron: “y su advertencia (surge) de aquí: de él comerás y a él no cortarás”.

Las leyes de este precepto han sido explicadas ya en el Capítulo Segundo (del Tratado Talmúdico) de Babá Batrá.

192. Disponer de un Lugar Fuera del Campamento

Es el precepto con el cual se nos ordenó que cuando nuestros campamentos (militares) salgan a la guerra preparemos un camino fuera del campamento, al cual irán (para hacer sus necesidades) y que la gente no vaya (a hacer sus necesidades) en cualquier lugar y entre las carpas, como hacen las naciones.

Es lo que El, exaltado sea, dijo: ‘Iad’ tendrás para ti fuera del campamento… Dice el Sifrá: “Iad no es otra cosa que ‘lugar’, pues fue dicho: Y he aquí que erige para sí un lugar (‘iad’)”.

193. Llevar Herramientas para Cavar Junto con las Armas

Es el precepto con el cual se nos ordenó que las herramientas de cavado estén junto a las herramientas de guerra, para todos los hombres del campamento, para cavar con ellas el lugar al que irá (a hacer sus necesidades) —en el camino dispuesto para ello— y que tape el excremento luego de ir (a hacer sus necesidades) para que éste no sea visto sobre la faz de la tierra en el campamento de guerra mismo, tal cual dijo al comienzo de la Sección: Cuando salgas como campamento sobre tu enemigo…

La expresión de esta ordenanza es lo que El, exaltado sea, dijo: Y tendrás una paleta sobre tus armas (‘azeneja’). Dice el Sifrí: “‘Azeneja’ no es otra cosa que el lugar de tus armas”.

 

Extraído del EL LIBRO DE LOS PRECEPTOS, Vol. I y II, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana 
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana. 
Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial. Derechos Reservados.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

-- Anuncio --

Los comentarios están cerrados.

Muchos judíos no tienen acceso a escuelas judías, libros de judaísmo, rabinos o comunidades. Para ellos, AishLatino es la única conexión que tienen con su judaísmo. Por favor, este Tishá B'Av únete a nuestra campaña de recolección de fondos y ayúdanos a seguir luchando contra la asimilación y educando a una nueva generación con la profundidad y belleza de nuestro judaísmo.
APOYA A AISHLATINO
TRADUCCIÓN »