Judaísmo en Español

Miércoles: El alma nunca está en exilio

Cuarta lectura:Números 20:14-21

Moshé pidió autorización al rey de Edom para que el pueblo judío pasara a través de su territorio hacia la Tierra de Israel. Los edomitas se rehusaron y Moshé tuvo que dirigir al pueblo hacia el sur, bordeando su territorio.

El alma nunca está en exilio
דֶּרֶךְ הַמֶּלֶךְ נֵלֵךְ לֹא נִטֶּה יָמִין וּשְׂמֹאול עַד אֲשֶׁר נַעֲבֹר גְּבֻלֶךָ: (במדבר כ:יז)
[En su mensaje al rey de Edom, dijo Moshé:] “Pasaremos a través del camino del rey sin desviarnos ni a derecha ni a izquierda hasta que hayamos pasado a través de tu territorio.” Numeros 20:17
Suscriba nuestro boletín para mantenerse actualizado.

El mensaje de Moshé al rey edomita es el mismo mensaje que nuestras almas divinas deben transmitir al mundo material mientras aún estamos en exilio. “Es verdad: físicamente los judíos somos iguales al resto de la gente; tenemos las mismas necesidades físicas, que debemos satisfacer trabajando y viviendo en el mundo físico. Sin embargo, no dejaremos que este hecho opaque nuestro verdadero propósito en la vida: cumplir con nuestra misión divina de elevar y depurar el mundo físico. Seguiremos la senda del Rey divino; ¡no nos desviaremos de los caminos de D-os ni a derecha ni a izquierda!”.

Al mantenernos fieles tanto a nuestro ser interior como a nuestra misión divina, tendremos el mérito de ver la Redención máxima del mundo y su transformación en la verdadera morada de D-os.

Extraído de la edición española de Sabiduría diaria, producido por Chabad House Publications y publicado por Kehot . Adaptado por el rabino Moshe Wisnefsky y traducido por el Rabino Eliezer Shemtov. Para adquirir el libro completo de Sabiduría diaria haga clic aquí.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Traducir »