Exactamente un año después del comienzo del Diluvio, la tierra estaba suficientemente seca para ser habitable. Pero Noé estaba renuente a dejar el arca, porque él y los animales habían vivido en paz y armonía dentro de ella. Noé sabía que una vez que los animales dejaran el arca, volverían a su comportamiento agresivo natural.

Aceptando el Desafío

וַיְדַבֵּר אֱלֹקִים אֶל נֹחַ לֵאמֹר: צֵא מִן הַתֵּבָה וגו’: (בראשית ח:טו–טז)
Di-s le habló a Noé, diciendo: “¡Sal del arca!” Genesis 8:15-16

Como hemos visto “entrar al arca” es una metáfora de la necesidad de sumergirnos en el estudio de la Torá y la plegaria. Sin embargo, el verdadero propósito de entrar al arca es salir salir de ella. Di-s nos ordena, como le ordenó a Noé, que no nos quedemos en el ambiente espiritual protector del estudio de Torá y plegaria, sino que salgamos de él, que entremos al mundo, y lo transformemos en un hogar para Di-s.1

NOTAS AL PIE
1. Likutei Sijot, vol. 1, págs. 9-10
Extraído de la edición española de Sabiduría diaria, producido por Chabad House Publications y publicado por Kehot . Adaptado por el rabino Moshe Wisnefsky y traducido por el Rabino Eliezer Shemtov. Para adquirir el libro completo de Sabiduría diaria haga clic aquí.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación promedio / 5. Recuento de votos:

Como has encontrado útil esta publicación ...

¡Compártelo con tus amigos en las redes sociales!

Lamentamos que esta publicación no haya sido útil para usted!

¡Mejoremos esta publicación!


¡Mantengamonos Actualizado!
¡Mantengamonos Actualizado!
Suscríbete al boletín para mantenerte informado de cambios o nuevas actualizaciones
Puedes darte de baja en cualquier momento.


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.