Judaísmo en Español

Menú para los Nueve Días

¡Sin carne, delicioso y diferente!

TILAPIA EN SALSA DE TEJINA

 

Esta receta funciona con cualquier pescado de carne firme.

  • 8 filetes de tilapia, 200 a 250 gramos cada uno.
  • Aceite vegetal en aerosol.

Precalienta el horno a 190°C. Rocía el pescado con aceite vegetal en aerosol por ambos lados. Ponlo en una fuente de horno y hornea unos 15 minutos, o un poquito más, hasta que el pescado se descascare fácilmente. Sirve caliente o a temperatura ambiente, cubierto por 1 taza de salsa de tejina (receta a continuación). Decora con cebollines rebanados o perejil picado.

Salsa de Tejina

Te encantará el toque Sefaradí de esta salsa. ¡Cualquier excusa sirve para usar tejina (pasta de sésamo)! Animará innumerables pescados, pollos o platillos de hamburguesa. Si te gustaría una consistencia más aguada, omite el tofu y usa la salsa como aderezo.

  • ½ kilo de tofu suave.
  • ¾ taza de tejina (pasta de sésamo).
  • 4 dientes de ajo grandes.
  • 1 taza de agua.
  • ½ taza de jugo de limón fresco.
  • Sal y pimienta a gusto.
  • Salsa picante embotellada a gusto.
  • 1 cucharada de comino molido.

Procesa la tejina, el ajo y el agua en una licuadora o procesador de alimentos hasta que esté suave. Agrega todos los ingredientes restantes y procesa hasta que esté suave. Hace unas 2 tazas. Guarda en el refrigerador en un frasco de vidrio.

COLES DE BRUSELAS Y CALABAZAS ITALIANAS EN SALSA DE TOMATE

Los sabores mediterráneos en su esplendor. Creo que las coles de Bruselas están un poco subestimadas y son poco utilizadas. Son mucho más excitantes de lo que suenan, y mucho menos inocentes de lo que parecen; y su textura áspera provee un buen contrapunto a la suavidad de las calabazas italianas. Incluyo una adaptación muy simple de este platillo para pasta.

  • 1 cebolla grande, cortada en cuatro.
  • 3 cucharadas de aceite de oliva.
  • 3 dientes de ajo grandes.
  • 2 calabazas italianas, en cubos de 1 centímetro.
  • ½ kilo de coles de bruselas congeladas (con hejsher). Mientras más pequeñas mejor, y las grandes hay que partirlas por la mitad.
  • 1 taza de tomates machacados enlatados.
  • ½ taza de pasas oscuras o rubias.
  • 1 cucharita de cúrcuma.
  • 2 hojas de laurel, o ½ cucharita de laurel molido.
  • 1 taza de agua.
  • Sal y pimienta a gusto.
  • 1 cucharada de azúcar.
  • 2 cucharadas de vinagre.
  • ½ taza de perejil picado.

Calienta el aceite en un sartén grande. En un procesador de alimentos, muele gruesamente la cebolla y el ajo, y agrégalos al sartén. Saltea hasta que estén transparentes. Agrega las calabazas italianas, las coles de Bruselas, los tomates, las pasas, la cúrcuma, las hojas de laurel, el agua, sal y pimienta, y lleva a hervor. Reduce el fuego al mínimo y cocina tapado por 10 minutos. Agrega el azúcar, el vinagre y el perejil y cocina 5 minutos más. Sirve caliente o a temperatura ambiente. Para 8 porciones.

Variación: Sustituye las coles de Bruselas por ½ kilo de bamias frescas o congeladas o por fondos de alcachofacongelados y trozados en cubos, y procede exactamente como explicamos anteriormente.

Adaptación de pasta

Aumenta el aceite a ½ taza y los tomates machacados a 3 tazas. Usa ½ kilo de pasta —de cualquier tipo, incluyendo la libre de gluten— más ½ taza del liquido de cocción de la pasta.

SOPA FRÍA DE ESCAROLA Y ARVEJAS CON MENTA

La escarola es un miembro de la familia de la lechuga que tiene un borde deliciosamente amargo, lo cual la convierte en una gran estrella de ensalada. Además, se presta perfectamente para la cocina rápida cuando va emparejada —como en esta receta— con ingredientes más suaves para lograr una maravillosa sopa fría.

  • 4 puerros, rebanados.
  • 1/3 taza aceite de oliva.
  • 4 tallos de apio, pelados.
  • 1 pequeño ramillete de perejil plano.
  • 1 cebolla grande, cortada en cuatro.
  • 1 calabaza italiana grande, cortada en trozos grandes.
  • 2 litros (8 tazas) de agua.
  • 4 tazas de arvejas congeladas.
  • 1 cabeza grande de escarola (también sirve el berro), apenas picada.
  • 1 pequeño ramillete de menta, solamente las hojas.
  • Sal y pimienta a gusto.
  • 2 tazas de yogurt natural o yogurt no lácteo.
Suscriba nuestro boletín para mantenerse actualizado.

Calienta el aceite en una olla grande. En un procesador de alimentos, muele gruesamente los puerros, apio, perejil, cebolla y calabaza italiana, y agrega la mezcla al aceite caliente. Saltea hasta que estén transparentes. Agrega todos los ingredientes restantes excepto el yogurt, y lleva a hervor. Reduce la temperatura a media y cocina tapado por 10 minutos. Crema la sopa en una licuadora, con un procesador de alimentos o con una licuadora de inmersión. Ajusta la consistencia y los aliños. Enfría completamente, y agrega el yogurt.

ENSALADA WALDORF DE MANZANA Y ENDIBIA

Waldorf en un platillo indica la presencia de manzanas, apio y nueces. Además de estás constantes características, hay mucho más que puedes hacer con una ensalada Waldorf, así que empecemos por mi favorito ¡y luego sigamos adelante! Pesaj: ajusta los ingredientes del aderezo usando lo que tengas a la mano.

  • 2 manzanas gala u otras que tengan buen aroma, con cáscara, cortadas en cubos pequeños.
  • 4 tallos de apio, pelados y rebanados muy delgados.
  • ½ cebolla morada, picada.
  • Opcional: ½ taza de pasas rubias.
  • ½ taza de nueces, castañas de cajú o nueces pecan, tostadas y picadas grandes.
  • 1 taza de aderezo remoulade (receta a continuación).

Pon todos los ingredientes de la ensalada en un recipiente, agregando las nueces justo antes de servir para que no pierdan lo crocante. Vierte el aderezo sobre la ensalada y mezcla. Para 8 porciones.

Variaciones: Juega con las posibilidades y disfruta un platillo excitante cada vez.

  • Agrega lechuga romana picada, endibia rebanada delgada, hinojo o raíz de apio rallada (en este caso, haz un poquito más de aderezo ya que la ensalada se hará más grande).
  • Agrega un poco de queso parmesano rallado fresco.
  • Sustituye por otros tipos de nueces: pistachos, maní, almendra, piñones, etc.
  • Convierte la ensalada en un platillo principal agregando un poco de salmón en cubos cocido, pechuga de pollo hervida rebanada o pavo ahumado natural en cubos (sin nitratos).
  • Agrega un poco de avocado (aguacate) en cubos.
  • Agrega un poco de maíz congelado, descongelado.
  • Agrega un poco de arroz integral cocido, o cualquier grano cocido que tengas a la mano.

Aderezo remoulade

Esta es una salsa de sabor intenso con una solidez que es una buena pareja para raíz de apio rallada, endibias, berro o carnes frías. Tiene tan sólo un poco de grasa y tiene un gran sabor a un bajo costo calórico.

  • 1/3 taza de mayonesa baja en grasas (si la mayonesa es un problema, sustituye 1/3 taza de tofu suave más ¼ taza de aceite de oliva).
  • 1/3 taza de leche o de leche no láctea. Baja en calorías está bien, un poco más si se necesita.
  • El jugo de 2 limones.
  • ¼ taza de salsa de rábano picante preparada (o 2 cucharadas de wasabi diluido en un poco de agua fría).
  • ¼ taza de mostaza estilo Dijon.
  • Sal y pimienta a gusto.
  • 1 cucharada de azúcar.

Bate todos los ingredientes juntos en un recipiente. Agrega un poco más de leche para hacerla más fina si es necesario para hacer una salsa cremosa. Hace unas 2 tazas. Guarda en refrigerador en un frasco de vidrio.

RECETA DE TARTA DE MIGAJAS DE MANZANA

El favorito de todos los tiempos, y es sumamente fácil de preparar. Esta es una de mis comidas caseras favoritas. Sin corteza, pero con mucha cubierta crujiente. A todos los amigos que no comen gluten: este postre es también rapidísimo de preparar de la forma libre de gluten, así que úsenlo. Podrías hacer el mismo postre con arándanos, ciruelas, duraznos, etc. Estas frutas sueltan más jugo que las manzanas; simplemente sigue la receta, aumentando la fécula a ½ taza. En este caso, remplaza la canela con jengibre molido o cardamomo; cualquiera de las dos será una gran pareja de especia. Si te pones ambicioso, haz tartas de manzana individuales en pocillos de cerámica, le agregará un poco de trabajo de preparación pero será hermoso. Aunque recomiendo servir este postre caliente, a temperatura ambiental también funciona bien.

Mezcla de fruta:

  • 6 manzanas verdes grandes, peladas y trozadas en cubos pequeños.
  • ¼ taza de fécula (maíz o papa), harina de tapioca o kuzu (puedes encontrarlo en tiendas naturistas).
  • ½ taza de azúcar rubia o Sucanat (tiendas naturistas).
  • El jugo y la cáscara de 1 limón.
  • 1 cucharada de canela.
  • 2 cucharadas de brandy o ron.

Cobertura:

  • 1 ½ taza de avena.
  • 2/3 taza de harina, cualquier tipo.
  • 2/3 taza de nueces o pecan, picadas.
  • 1/3 taza de margarina untable natural.
  • ¾ taza azúcar rubia o Sucanat.

Precalienta el horno a 180°C. Mezcla los ingredientes de la mezcla de fruta suavemente y sin apretar, para no sacar la humedad, y viértela en una fuente para tarta de 30 centímetros engrasada. Mezcla los ingredientes de la cobertura ligeramente con tus dedos hasta que consigas una textura harinosa. Rocía la mezcla de migajas homogéneamente sobre la mezcla de manzana, usándola toda. Hornea por unos 45 minutos, o un poco más, hasta que la parte de arriba esté burbujeante y dorada. Es mejor servido caliente (a temperatura ambiente también está bien), solo o con helado de vainilla o sorbete.

 

POR LEVANA KIRSCHENBAUM

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Traducir »