Avances de LibrosBiblioteca

Meditaciones Para Trascender

Contribuciones Saludables

Un equipo, una sociedad, el mundo, es más sano cuando cada miembro dice: “Si no agrego mis dos centavos, todo el sistema fallará”.
No dos centavos cualesquiera, sino los que pertenecen a ese individuo en particular.
Por el simple hecho de obedecer al otro no es posible permitir nada. Nada puede funcionar solamente a base de instrucciones. Pues cada cosa contiene una chispa Divina.

Deseo Natural

Es algo sano y natural desear cosas materiales. Si a nadie le importaran las cosas materiales la tierra fuera un lugar desolado. Pero no hay ninguna necesidad de arder internamente por ellas. Ello está por debajo de la dignidad humana y de hecho consume tu pasión por las cosas más importantes de la vida.
Conserva tu fuego para aquellas cosas que son centrales al propósito de tu existencia. Pastel de crema y un lustroso Lambhorgini no son esenciales para el propósito de tu existencia.

Deseos No Naturales

Los deseos naturales con los que nacemos son todos para el bien y para propósitos sanos. Pero el ser humano tiene una manera de crear deseos que contradicen su esencia natural. Deseos que son destructivos para él, para su sociedad y para su medio ambiente.
Esos deseos no pueden ser canalizados.
Debes eliminarlos y comenzar de nuevo a partir de lo que Di-s te ha dado.

La Prisión de los Objetos

Los objetos que posees, te poseen. Tú pones tu ser y alma para adquirirlos. Tu corazón sobresalta al mero pensamiento de que ellos desaparezcan. Son la soga que te ata a la tierra.

Tú podrías optar por abandonarlos todos y seguir una vida ascética, pero no serías más que un cobarde. Un esclavo que huye sigue siendo un esclavo hasta que se convierte en su propio amo.

Así es como te conviertes en tu propio amo: cada vez que llega dinero a tus manos, muéstrale quién es el dueño. Prueba que tú tienes el poder de dejarlo libre. Separa una parte para alguien necesitado. Quédate con el resto y úsalo para buenos propósitos. Tú ya no eres más su esclavo. Cuando aquella porción que separaste se eleva a los cielos, todo lo que posees también asciende y se transforma.

Parándose Firme

Hay veces que un impulso crece tan ferozmente en el interior que se convierte en un amo con látigo fustigador. ¿De dónde obtiene la oscuridad una fuerza tan poderosa que consume el poder del alma Divina?

Este no es su propio poder – pues la oscuridad no tiene poder propio. La oscuridad no es más que la ausencia de luz, y tu alma es pura luz.
Sólo que Di-s ha dado a la oscuridad un poder de comprensión temporal para que ella pueda desafiar al alma humana y despertar sus profundidades más internas.
Es por eso que tan pronto como te paras firme y dices: “¡Mi alma no es propiedad de ningún patrón! Yo tengo la libre voluntad de elegir como me plazca, y por eso ¡elijo la vida!” – antes de que ese instante termine ya el tirano de adentro no está más, se ha desvanecido al igual que la oscuridad ante la luz.

Milagros Normales

A estas cosas la gente las llaman coincidencias extraordinarias, ‘sincronicidad’, pequeños milagros – esta es la manera en que el mundo debería funcionar. Sólo que el mundo se halla adormecido, como la persona dormida que no ve, no oye, no habla, – de forma que nada distingue su cabeza de sus pies, su corazón de su cerebro. De la misma forma el mundo se halla sumido en un profundo sueño en donde todo es posible, pero nada parece llevar a un objetivo. Donde sólo reina el caos.

Sólo hace falta que la persona abra sus ojos, su mente y su corazón para que vea cómo los objetos de este mundo están dispuestos en su lugar y trabajan conjuntamente como una unidad íntegra. Sincronizada. Tal como debería ser.

 

POR TZVI FREEMAN
De la sabiduría del Rebe de Lubavitch, Rabi Menajem Schneerson; palabras y condensación por Rabi Tzvi Freeman. Para pedir el libro de Tzvi, “Trayendo el cielo a la tierra”, haga clic aquí.
Etiquetas
Mostrar más

Jabad en Español

El movimiento Jabad enseña la dimensión, más profunda de la Torá. © Copyright, todos los derechos reservados. Si te ha gustado este artículo, te animamos a distribuirlo, siempre y cuando cumpla con la política de derechos de autor de Chabad.org.

Publicaciones relacionadas

Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios