PARASHÁ DE LA SEMANA: EKEV

LECTURA DE LA TORÁ PARA ESTA SEMANA: DETEURONOMIO 7:12 – 11:25

HAFTORAH: ISAIAS 49:14 – 51:3

Casa Vaikra Behar Likutei Sijot: Behar Vol 2

Likutei Sijot: Behar Vol 2

0
4

Bsd.

B

16. Conforme lo antedicho comprenderemos también las palabras de Rav Iosef1: “No menciones a la humildad [como algo que ya no existe] pues estoy yo”. A simple vista, ¡el hecho que él se considere a sí mismo humilde es lo opuesto a la humildad! Hay quienes explican que Rab Iosef creía, según su propio parecer, que no merecía [recibir ninguna clase de] honor, pero cuando vio que le conferían honores expresó “no menciones a la humildad [como algo no existente] pues estoy yo”, queriendo decir que si a él, a pesar de no merecer honores, aun así, le son conferidos en gran medida, ello evidencia la modestia de la gente de su generación. Sin embargo, Rashi no comparte esta explicación, señalando que [la expresión] ‘estoy yo’ alude a ‘yo soy modesto’. Así expuesto, comprendemos que del hecho que Rab Iosef se reconoce a sí mismo como una persona modesta no constituye contradicción alguna con la cualidad de humildad.

Este concepto concuerda con lo explicado antes, que la verdadera humildad consiste en que la persona es consciente de sus propias aptitudes, incluido el reconocimiento de su propia modestia, y aun así, su estado [espiritual interior] es de auto-anulación absoluta [del propio Yo] –bitul gamur-, pues tiene internalizada la noción de que todas sus capacidades, aun su propia humildad, no son suyas, sinoque le fueron otorgadas por Di-s, conforme se explicó antes de dos maneras.

Es probable que esta también sea la razón por la que Rab Iosef es llamado por el nombre ‘Sinaí’2, debido a que su auto-anulación [del propio Yo] era al estilo de ‘Sinaí’, que si bien poseía la virtud de ser un ‘monte’, no obstante su personalidad estaba impregnada con bitul.

17. Sobre la base de lo expuesto, se entenderá el dicho de la Guemará3: “Dijo Rab Iosef: siempre la persona debe aprender del criterio de su Hacedor, pues el Altísimo dejó de lado todas las [altas] montañas y cerros, y posó Su Presencia –Shejiná– sobre el Monte Sinaí”.

Esto requiere de una explicación: a) [El apartarse de la soberbia] no es sólo un buen consejo, más bien se trata de una obligación, y a su vez prevención de una prohibición terminante4; y b) ¿para qué es preciso, [con el fin de advertir a la persona que no se deje llevar por la soberbia,] citar como evidencia ‘el criterio de su Hacedor’, si el tema [de la arrogancia ya] es abordado de modo explícito por la Escritura5: “Todo aquel de corazón arrogante es algo abominable para Di-s”?

Conforme lo antedicho el tema se comprenderá con simpleza: en esta cita talmúdica no se hace referencia a la arrogancia y al sentimiento del ego propio de la impureza –kelipá-, pues no precisamos del Monte Sinaí para tomar esta enseñanza. Aquí se alude a una ‘arrogancia’ proveniente de la santidad, [es decir, el arrojo orgulloso del judío por hacer lo que Di-s quiere de él,] pero aun así, cuando se trata de recibir la Torá –Matán Torá-, el ‘recipiente’ adecuado es la autoanulación [del propio Yo] –bitul– precisamente.

(De una Sijá de Shabat Parshat Bamidbar de 5718)

 

NOTAS:

* [Por razones de tiempo durante el mes de Nisán de este año, la presente Sijá no llegó para ser revisada por el Rabino Natán Grunblatt, Director de la Editorial Kehot Lubavitch, pero teniendo en cuenta que semanalmente numerosos lectores esperan este material, se publica en la presente versión. La edición final de esta Sijá verá luz, Di-s mediante, con la impresión de los libros del Likutei Sijot en Español. Vaya nuestra disculpa si hay algún error o imprecisión (NE)].

1 Sotá 49b.

2 [Berajot 64a; Horaiot 14a. Véase también Eruvín 30a, y Moed Katán 12a (NVI)].

3 Sotá 5a.

4 [Véase Sotá 4b-5b; Rambam, Mishné Torá Hiljot Deot 2:3; Shulján Aruj del Alter Rebe, Oraj Jaim 156:3 (NVI)].

5 Proverbios 16:5.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.