Likutei Sijot: Bamidbar Vol II

Bsd.

C

13. Hoy es el Shabat Mevarjím que otorga bendición al mes de la Entrega de la Torá –Matán Torá–. Por consiguiente, también [hoy] comienzan los preparativos para Matán Torá y el recibimiento de la Torá [por parte de cada judío]. La preparación y el ‘recipiente’ [adecuados] para Matán Torá son la armonía –el shalóm– y la unión fraterna –ajdut–, conforme interpretan nuestros Sabios en [el Midrash] Mejilta1, citado en la explicación de Rashi2 [sobre el versículo]: “‘Y acampó allí3 [el pueblo de] Israel’: ‘[acamparon todos unidos] como [si fueran] un único hombre con un único corazón”. [También] en Ialkut [se expresa idéntico concepto]: “Cuando los judíos salieron de Egipto, Di-s quiso entregarles la Torá pero estos estaban sumamente divididos.

Cuando llegaron a Sinaí, todos se unieron en una única hermandad. [Entonces,] dijo Di-s: ‘la Torá es toda shalom, ¿a quién la entrego? A un pueblo que ama la paz'”4.

Suscribite a nuestro nuevo magazine

La armonía y la unión preparatorios para Matán Torá deben reflejarse en cuestiones de Torá y mitzvot, tal como señalan las Escrituras: ‘Y acampó allí Israel’ (expresado en singular, lo que denota unión. ¿Y con qué y para qué?) ‘frente al Monte5 [Sinaí]’ (cuyo significado y sentido6 es) la Torá y sus mitzvot.

Si bien, por medio de la unión [entre las personas, dada la fuerza y energía que ésta genera,] es posible lograr lo que fuere, [cayendo incluso en situaciones que no son necesariamente positivas, sino lo contrario,] como fuera dicho7: “Efráim está unido con los ídolos; déjalo”, conforme la enseñanza de nuestros Sabios8 sobre este versículo, y asimismo, [hallamos un concepto y situación similar en torno a la Torre de Babel, la que] debido a que [todos los hombres] “hablaban un mismo idioma y sostenían la misma idea”9, ‘nada los restringía en lo que planeaban hacer’10 — [cuando] la unión [es en pos de objetivos antagónicos a la Voluntad Divina, ésta] además de carecer de persistencia, no es la manera de forzar –para decirlo de alguna manera– la proyección del flujo de lo Alto, en particular cuando lo que se intenta proyectar es la Entrega de la Torá junto a la Presencia de Di-s [Mismo], como si fuera, [como señalan nuestros Sabios respecto del acróstico formado por las cuatro letras hebreas de la palabra Anojí, la primera del primero de los Diez Mandamientos:] Aná Nafshi Ktavít Iahavít11 (“Yo, Mi Alma escribí [y] entregué”), [es decir,] una conexión con el aspecto inmanente interior (pnimí) y no el trascendente y superficial (makíf)12 [de la Divinidad], cosa que no es posible de lograr salvo por medio de que las almas judías están arraigadas en la Esencia de Di-s –como se explica [en la Doctrina Jasídica] el concepto de “¿Con quién Se aconsejó [Di-s, si crear el mundo]? Con las almas de los tzadikím”13 [con lo cual se alude a todos los judíos]–.

Por lo tanto, es preciso generar la unidad [entre los judíos] en torno [de cuestiones vinculadas con la Esencia Misma de Di-s, esto es,] la Torá y las mitzvot; o sea, que el comportamiento de amor al prójimo por parte de cada individuo halle expresión, en particular, en el empeño por acercar al otro judío a la Torá [y el modo de vida que ésta fomenta].

Mi intención [con lo dicho] es la acción concreta: En los días que hay desde hoy hasta la mañana de la Festividad de Shavuot –el momento de la Entrega de la Torá para todo el año (en adición a la Entrega de la Torá que tiene lugar cada día, como lo expresa la bendición14 [que recitamos antes de estudiar Torá:] “que da la Torá”, Notén HaTorá”, en presente)– y en particular en el día Shabat –momento en el que se reúnen kehilot–15 [sugiero que se haga lo siguiente:]

Es menester que [cada uno] exponga, esclarezca y explique a todo hombre y mujer judíos sobre los que se ejerce influencia, que particularmente en estos días tienen el deber y privilegio de poner mayor empeño [que el habitual], con incrementada energía y vigor, en el amor al prójimo –Ahavat Israel– (en adición al deber y privilegio que esto entraña todos los días. [En este sentido] es notorio lo que el Alter Rebe escribió en su Sidur16, el que él dispusiera para todo judío por igual y es acorde al [nivel del] alma de cada cual [ya sea una persona simple o un eximio erudito y místico]: “Es apropiado decir antes de la plegaria: Asumo [cumplir] la mitzvá17 de ‘amarás a tu prójimo como a ti mismo'”). Se debe explicar cómo este mencionado concepto, el de amar al prójimo judío, es el preparativo [idóneo] para la Entrega de la Torá y su [correcto] recibimiento. [Asimismo,] se debe dar a conocer y explicar la máxima del Alter Rebe18, que “‘Amarás a tu prójimo como a ti mismo’ es el ‘recipiente’ para el ‘Amarás a Di-s, tu Señor'”, de lo que resulta que el amor a Di-s19, el amor a la Torá y el amor al prójimo son todos uno y lo mismo. [También] es deber difundir la máxima del Maguíd (Predicador) de Mezritch20 [sobre el dicho de nuestros Sabios:] “Sabe qué hay arriba de ti”, que él explicó en el sentido de: “Sabe, que todo lo que viene de ‘Arriba’, es de ti”, [o sea, que el flujo espiritual que viene de lo Alto es consecuencia y] depende de cada uno individualmente –conforme dijeran nuestros Sabios21, que la persona debe ver a todo el mundo en estado de equilibrio [entre la bendición y lo contrario], por lo que con [apenas] una única acción suya puede inclinarlo hacia el lado del mérito o…–. Lo mismo es válido, [con la misma seriedad y sensibilidad,] en el tema que nos ocupa: [apenas] una única acción puede ser determinante y con ella lograr que se produzca la Entrega de la Torá [desde lo Alto una vez más].

En particular, [es posible lograr esto] cuando se trata de una acción de shalom y amor al prójimo, que el Baal Shem Tov estableció como uno de los pilares de la enseñanza jasídica22, acción mediante la cual un individuo se incluye con su prójimo y abandona su condición de individuo [pasando a formar parte de un todo, el pueblo judío en su conjunto]. [Precisamente] esta actitud constituye la preparación [ideal] para Recibir la Torá, pues toda la Torá fue dada para hacer paz en el mundo23; [esto es: 1)] En [el mundo en su sentido literal y global], el ‘macromundo’ –olám gadol–, [2)] En el ‘micromundo’, la persona [propiamente dicha]24 –olam katán-; y [3)] entre el ser creado y el Creador25.

De todos se requiere que hablen y difundan todo lo antedicho, y en particular de aquellos que disertan y predican en público en estos días.

Entonces podemos tener la seguridad de que, dentro del conjunto de todo el pueblo judío, tendremos todos el privilegio –empleando la expresión de bendición de mi suegro, el Rebe [anterior]– de recibir la Torá con alegría y compenetración interior. (Síntesis de una Sijá de Shabat Mevarjím Siván, 5713)

NOTAS:

1 [Mejilta, Itró, “Bajódesh”, 1 (NVI)].

2 Exodo 19:2.

3 [Frente al Monte Sinaí, el lugar de la Entrega de la Torá. Los judíos arribaron allí el 1 de Siván, pocos días antes de Matán Torá (NE)].

4 [Tanjumá, Ed. Buber, Itró 9, Comp. con Vaikrá Rabá 9:9 (NVI)].

5 Véase el comentario de Rashbám sobre este versículo: ‘Frente al Monte’, alude al Monte mencionado antes [Exodo 3:12]: [‘Cuando saques de Egipto al pueblo,] servirán a Di-s sobre este Monte’.

6 Véase Shemot Rabá 2:4 y 51:8, que explica cómo todos los nombres de este Monte se vinculan con la Torá y las mitzvot.

7 [Hoshéa 4:17 (NVI)].

8 Bereshít Rabá 38:6 [“Grande es la paz, pues aun si el pueblo judío practica la idolatría pero preserva la paz entre sus integrantes, el Santo, bendito sea, dice: ‘No tengo dominio sobre ellos porque hay paz entre ellos'”]; y véase también Zohar, al final de Nóaj.

9 [Génesis 11:1 (NVI)].

10 [Zohar I, 76b; comp. también con ibíd. 75b: “Como todos son como uno, en unidad, logran éxito en sus acciones” (NVI)].

11 Shabat 105a [donde Anojí (Yo) la primera palabra de los Diez Mandamientos revelados en Sinaí es leída como acrónimo de esta frase], y conforme lo escrito en Tania, cap. 47 [“El nos ha dado Su Torá, y en ella Su voluntad y Su sabiduría que están unidas a Su esencia y ser, bendito sea, en absoluta unidad. Es como si El nos hubiera dado Su mismísimo Ser, para decirlo de alguna manera” (NVI)].

12 Véase en profundidad Tania, cap. 32; Torá Or, final de Nóaj; Torat Jaím y Likutéi Torá sobre las Tres Parashiot (Or HaTorá, Noaj (vol. 3), 667a; ibíd. vol 6, 1065a y ss.).

13 [Bereshít Rabá 8:7; Rut Rabá 2:3. Véase Likutéi Sijot, Vol. XX, pág. 279; y comp. Con ibíd., pág. 370 (NVI)].

14 Likutéi Torá, Devarím 81c y 46b.

15 [Ialkut Shimoní, comienzo de Vaiakhel, 408; Midrash HaGadol sobre Exodo 35:1. Rashi, Shabat 115a (NVI)].

16 Véase en profundidad la citada frase en Pri Etz Jaím, Sháar Olam HaAsiá, cap. 1 [“Antes de comenzar cualquier plegaria de las de la mañana es menester asumir el Precepto Positivo de ‘Amarás a tu prójimo como a ti mismo’. Se debe tener en mente amar a todo y cada judío como se ama a la propia alma, pues de ese modo su plegaria ascenderá englobando a todo Israel, y ello le permite ascender para ser efectiva y tener éxito”]; véase también el Sidur del Arízal [“Antes de rezar uno debe tener en mente asumir el Precepto Positivo de ‘Amarás a tu prójimo como a ti mismo’.

Entonces sus plegarias estarán englobando a todas las plegarias de Israel, pues el mérito de la multitud se le atribuye. Así, uno debe decir: ‘Por la presente asumo el Precepto Positivo de Amarás a tu prójimo como a ti mismo, y por tanto amo a cada judío como a mi alma y mi fuerza'” (NVI)].

17 [Levítico 19:18 (NVI)].

18 [Torat HaJasidut, cap. 30; Haiom Iom, Tishrei 6. Comp. con Kéter Shem Tov, Hosafot, párrafos. 18 y 141 (NVI)].

19 [Deuteronomio 6:5 (NVI)].

20 Torá Or sobre las Agadot de nuestros Sabios, al final (112b ed. Kehot N.Y.).

21 Kidushín 40b. Rambam, Mishné Torá, Hiljot Teshuvá 3:4.

22 Véase la Sijá de Jai (18 de) Elul 5701, y la del 2 de Adar, 5705.

23 Rambam, Mishné Torá, fin de Hiljot Janucá. Y véase también Sifrí, Nasó 6:26.

24 [“El hombre es un microcosmos”, Tanjumá, Pekudéi 3; Zohar III, 257b; Tikunéi Zohar, Tikún 69, 100b; Véase Avot deRabí Natán, cap. 31 (NVI)].

25 Véase Sanhedrín 99b y Likutéi Torá, al final de Matot.

Imprimir
E-Mail Debatir (0)
Bsd.

C

13. Hoy es el Shabat Mevarjím que otorga bendición al mes de la Entrega de la Torá –Matán Torá–. Por consiguiente, también [hoy] comienzan los preparativos para Matán Torá y el recibimiento de la Torá [por parte de cada judío]. La preparación y el ‘recipiente’ [adecuados] para Matán Torá son la armonía –el shalóm– y la unión fraterna –ajdut–, conforme interpretan nuestros Sabios en [el Midrash] Mejilta1, citado en la explicación de Rashi2 [sobre el versículo]: “‘Y acampó allí3 [el pueblo de] Israel’: ‘[acamparon todos unidos] como [si fueran] un único hombre con un único corazón”. [También] en Ialkut [se expresa idéntico concepto]: “Cuando los judíos salieron de Egipto, Di-s quiso entregarles la Torá pero estos estaban sumamente divididos.

Cuando llegaron a Sinaí, todos se unieron en una única hermandad. [Entonces,] dijo Di-s: ‘la Torá es toda shalom, ¿a quién la entrego? A un pueblo que ama la paz'”4.

La armonía y la unión preparatorios para Matán Torá deben reflejarse en cuestiones de Torá y mitzvot, tal como señalan las Escrituras: ‘Y acampó allí Israel’ (expresado en singular, lo que denota unión. ¿Y con qué y para qué?) ‘frente al Monte5 [Sinaí]’ (cuyo significado y sentido6 es) la Torá y sus mitzvot.

Si bien, por medio de la unión [entre las personas, dada la fuerza y energía que ésta genera,] es posible lograr lo que fuere, [cayendo incluso en situaciones que no son necesariamente positivas, sino lo contrario,] como fuera dicho7: “Efráim está unido con los ídolos; déjalo”, conforme la enseñanza de nuestros Sabios8 sobre este versículo, y asimismo, [hallamos un concepto y situación similar en torno a la Torre de Babel, la que] debido a que [todos los hombres] “hablaban un mismo idioma y sostenían la misma idea”9, ‘nada los restringía en lo que planeaban hacer’10 — [cuando] la unión [es en pos de objetivos antagónicos a la Voluntad Divina, ésta] además de carecer de persistencia, no es la manera de forzar –para decirlo de alguna manera– la proyección del flujo de lo Alto, en particular cuando lo que se intenta proyectar es la Entrega de la Torá junto a la Presencia de Di-s [Mismo], como si fuera, [como señalan nuestros Sabios respecto del acróstico formado por las cuatro letras hebreas de la palabra Anojí, la primera del primero de los Diez Mandamientos:] Aná Nafshi Ktavít Iahavít11 (“Yo, Mi Alma escribí [y] entregué”), [es decir,] una conexión con el aspecto inmanente interior (pnimí) y no el trascendente y superficial (makíf)12 [de la Divinidad], cosa que no es posible de lograr salvo por medio de que las almas judías están arraigadas en la Esencia de Di-s –como se explica [en la Doctrina Jasídica] el concepto de “¿Con quién Se aconsejó [Di-s, si crear el mundo]? Con las almas de los tzadikím”13 [con lo cual se alude a todos los judíos]–.

Por lo tanto, es preciso generar la unidad [entre los judíos] en torno [de cuestiones vinculadas con la Esencia Misma de Di-s, esto es,] la Torá y las mitzvot; o sea, que el comportamiento de amor al prójimo por parte de cada individuo halle expresión, en particular, en el empeño por acercar al otro judío a la Torá [y el modo de vida que ésta fomenta].

Mi intención [con lo dicho] es la acción concreta: En los días que hay desde hoy hasta la mañana de la Festividad de Shavuot –el momento de la Entrega de la Torá para todo el año (en adición a la Entrega de la Torá que tiene lugar cada día, como lo expresa la bendición14 [que recitamos antes de estudiar Torá:] “que da la Torá”, Notén HaTorá”, en presente)– y en particular en el día Shabat –momento en el que se reúnen kehilot–15 [sugiero que se haga lo siguiente:]

Es menester que [cada uno] exponga, esclarezca y explique a todo hombre y mujer judíos sobre los que se ejerce influencia, que particularmente en estos días tienen el deber y privilegio de poner mayor empeño [que el habitual], con incrementada energía y vigor, en el amor al prójimo –Ahavat Israel– (en adición al deber y privilegio que esto entraña todos los días. [En este sentido] es notorio lo que el Alter Rebe escribió en su Sidur16, el que él dispusiera para todo judío por igual y es acorde al [nivel del] alma de cada cual [ya sea una persona simple o un eximio erudito y místico]: “Es apropiado decir antes de la plegaria: Asumo [cumplir] la mitzvá17 de ‘amarás a tu prójimo como a ti mismo'”). Se debe explicar cómo este mencionado concepto, el de amar al prójimo judío, es el preparativo [idóneo] para la Entrega de la Torá y su [correcto] recibimiento. [Asimismo,] se debe dar a conocer y explicar la máxima del Alter Rebe18, que “‘Amarás a tu prójimo como a ti mismo’ es el ‘recipiente’ para el ‘Amarás a Di-s, tu Señor'”, de lo que resulta que el amor a Di-s19, el amor a la Torá y el amor al prójimo son todos uno y lo mismo. [También] es deber difundir la máxima del Maguíd (Predicador) de Mezritch20 [sobre el dicho de nuestros Sabios:] “Sabe qué hay arriba de ti”, que él explicó en el sentido de: “Sabe, que todo lo que viene de ‘Arriba’, es de ti”, [o sea, que el flujo espiritual que viene de lo Alto es consecuencia y] depende de cada uno individualmente –conforme dijeran nuestros Sabios21, que la persona debe ver a todo el mundo en estado de equilibrio [entre la bendición y lo contrario], por lo que con [apenas] una única acción suya puede inclinarlo hacia el lado del mérito o…–. Lo mismo es válido, [con la misma seriedad y sensibilidad,] en el tema que nos ocupa: [apenas] una única acción puede ser determinante y con ella lograr que se produzca la Entrega de la Torá [desde lo Alto una vez más].

En particular, [es posible lograr esto] cuando se trata de una acción de shalom y amor al prójimo, que el Baal Shem Tov estableció como uno de los pilares de la enseñanza jasídica22, acción mediante la cual un individuo se incluye con su prójimo y abandona su condición de individuo [pasando a formar parte de un todo, el pueblo judío en su conjunto]. [Precisamente] esta actitud constituye la preparación [ideal] para Recibir la Torá, pues toda la Torá fue dada para hacer paz en el mundo23; [esto es: 1)] En [el mundo en su sentido literal y global], el ‘macromundo’ –olám gadol–, [2)] En el ‘micromundo’, la persona [propiamente dicha]24 –olam katán-; y [3)] entre el ser creado y el Creador25.

De todos se requiere que hablen y difundan todo lo antedicho, y en particular de aquellos que disertan y predican en público en estos días.

Entonces podemos tener la seguridad de que, dentro del conjunto de todo el pueblo judío, tendremos todos el privilegio –empleando la expresión de bendición de mi suegro, el Rebe [anterior]– de recibir la Torá con alegría y compenetración interior. (Síntesis de una Sijá de Shabat Mevarjím Siván, 5713)

NOTAS:

1 [Mejilta, Itró, “Bajódesh”, 1 (NVI)].

2 Exodo 19:2.

3 [Frente al Monte Sinaí, el lugar de la Entrega de la Torá. Los judíos arribaron allí el 1 de Siván, pocos días antes de Matán Torá (NE)].

4 [Tanjumá, Ed. Buber, Itró 9, Comp. con Vaikrá Rabá 9:9 (NVI)].

5 Véase el comentario de Rashbám sobre este versículo: ‘Frente al Monte’, alude al Monte mencionado antes [Exodo 3:12]: [‘Cuando saques de Egipto al pueblo,] servirán a Di-s sobre este Monte’.

6 Véase Shemot Rabá 2:4 y 51:8, que explica cómo todos los nombres de este Monte se vinculan con la Torá y las mitzvot.

7 [Hoshéa 4:17 (NVI)].

8 Bereshít Rabá 38:6 [“Grande es la paz, pues aun si el pueblo judío practica la idolatría pero preserva la paz entre sus integrantes, el Santo, bendito sea, dice: ‘No tengo dominio sobre ellos porque hay paz entre ellos'”]; y véase también Zohar, al final de Nóaj.

9 [Génesis 11:1 (NVI)].

10 [Zohar I, 76b; comp. también con ibíd. 75b: “Como todos son como uno, en unidad, logran éxito en sus acciones” (NVI)].

11 Shabat 105a [donde Anojí (Yo) la primera palabra de los Diez Mandamientos revelados en Sinaí es leída como acrónimo de esta frase], y conforme lo escrito en Tania, cap. 47 [“El nos ha dado Su Torá, y en ella Su voluntad y Su sabiduría que están unidas a Su esencia y ser, bendito sea, en absoluta unidad. Es como si El nos hubiera dado Su mismísimo Ser, para decirlo de alguna manera” (NVI)].

12 Véase en profundidad Tania, cap. 32; Torá Or, final de Nóaj; Torat Jaím y Likutéi Torá sobre las Tres Parashiot (Or HaTorá, Noaj (vol. 3), 667a; ibíd. vol 6, 1065a y ss.).

13 [Bereshít Rabá 8:7; Rut Rabá 2:3. Véase Likutéi Sijot, Vol. XX, pág. 279; y comp. Con ibíd., pág. 370 (NVI)].

14 Likutéi Torá, Devarím 81c y 46b.

15 [Ialkut Shimoní, comienzo de Vaiakhel, 408; Midrash HaGadol sobre Exodo 35:1. Rashi, Shabat 115a (NVI)].

16 Véase en profundidad la citada frase en Pri Etz Jaím, Sháar Olam HaAsiá, cap. 1 [“Antes de comenzar cualquier plegaria de las de la mañana es menester asumir el Precepto Positivo de ‘Amarás a tu prójimo como a ti mismo’. Se debe tener en mente amar a todo y cada judío como se ama a la propia alma, pues de ese modo su plegaria ascenderá englobando a todo Israel, y ello le permite ascender para ser efectiva y tener éxito”]; véase también el Sidur del Arízal [“Antes de rezar uno debe tener en mente asumir el Precepto Positivo de ‘Amarás a tu prójimo como a ti mismo’.

Entonces sus plegarias estarán englobando a todas las plegarias de Israel, pues el mérito de la multitud se le atribuye. Así, uno debe decir: ‘Por la presente asumo el Precepto Positivo de Amarás a tu prójimo como a ti mismo, y por tanto amo a cada judío como a mi alma y mi fuerza'” (NVI)].

17 [Levítico 19:18 (NVI)].

18 [Torat HaJasidut, cap. 30; Haiom Iom, Tishrei 6. Comp. con Kéter Shem Tov, Hosafot, párrafos. 18 y 141 (NVI)].

19 [Deuteronomio 6:5 (NVI)].

20 Torá Or sobre las Agadot de nuestros Sabios, al final (112b ed. Kehot N.Y.).

21 Kidushín 40b. Rambam, Mishné Torá, Hiljot Teshuvá 3:4.

22 Véase la Sijá de Jai (18 de) Elul 5701, y la del 2 de Adar, 5705.

23 Rambam, Mishné Torá, fin de Hiljot Janucá. Y véase también Sifrí, Nasó 6:26.

24 [“El hombre es un microcosmos”, Tanjumá, Pekudéi 3; Zohar III, 257b; Tikunéi Zohar, Tikún 69, 100b; Véase Avot deRabí Natán, cap. 31 (NVI)].

25 Véase Sanhedrín 99b y Likutéi Torá, al final de Matot.

Las frases entre corchetes [ ] son agregados de la edición en Español. A las no­tas originales se agregaron las notas de la versión Inglesa (NVI) y las de la edición en Español (NE).
Textos originales: Likutei Sichos (Kehot Publication Society, Brooklyn, NY)
Edición de Textos y Dirección General: Rabino David Stoler
Traducción: Equipo de Sijot en Español.
Revisión: Rabino Natán Grunblatt.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

-- Anuncio --

Deja una respuesta

All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove