Behar-BejukotaiBejukotáiEl MidrashOtras ParashotVaikra

Las Bendiciones Divinas

El Midrash dice

Lluvia que Produce Fruta en el Momento Adecuado

Si cumplimos con la Tora, Hashem nos promete felicidad, lluvia que produce frutos. Esta es la primera bendición debido a que la lluvia determina la calidad de cosecha como así también el clima de la tierra que afecta la salud del pueblo.

La Tora declara que las lluvias caerán “a su debido tiempo”. ¿A qué se refiere con “a su debido tiempo?”

  1. La lluvia caerá en las épocas del año cuando sea necesaria para que la producción prospere. Habrá abundante lluvia en primavera en Nisán y en otoño en Marjeshván. Tanto la lluvia de primavera como la de otoño serán puramente beneficiosas, la lluvia de primavera no saturará o inundará el suelo, y la lluvia de otoño no demolerá casas ni derribará árboles.

  2. La lluvia caerá en épocas que no incomode a la gente ya que ellos permanecerán dentro de sus casas.

Lloverá sólo de noche, en particular, los miércoles a la noche (cuando los mazikín, agentes espirituales malignos, andan afuera en la oscuridad) y los viernes a la noche (cuando las familias se reúnen en sus casas alrededor de la mesa de Shabat).

La bendición de la lluvia se cumplió en los tiempos del sabio Shimón ben Shataj bajo el reinado de la Reina Shlomtzion. Las lluvias tenían lugar los viernes a la noche, y si bien no llovía durante el resto de la semana, los granos de trigo crecían del tamaño del riñón, la cebada del de los olivos, y las lentejas del de las monedas de dinar. Los jajamim cosechaban y conservaban estos frutos gigantescos para las generaciones venideras con el fin de demostrarles la disminución de la productividad causada por el pecado.

¿Por qué la lluvia se llama “su lluvia” en esta bendición?

La Tora predice que sólo Eretz Israel será bendecido con la lluvia mientras que las tierras que lo rodean sufrirán sequía y hambre. Por lo tanto ellos tendrán que comprar el producido de los judíos. El oro y la plata correrán como arroyos en el país como resultado de estas ventas.

El Suelo y los Arboles serán Productivos como en los Tiempos de Adam.

De todas las bendiciones, la principal es que la tierra será productiva.

Un monarca era fabulosamente rico, sus cofres desbordaban de tesoros.

A pesar de sus riquezas, el poderoso soberano estaba constantemente obligado a formular la misma humilde pregunta que sus servidores de nivel más bajo le preguntaban con nerviosismo. ¿Era la tierra productiva?”

Si no había comida disponible, su fortuna era inútil.

Hashem aseguró al Klal Israel que el cumplimiento de la Tora haría que la tierra fuera fértil.

Sin embargo, las bendiciones Divinas trascienden aquello.

Hashem promete, “Si cumples con la Tora a la perfección, “la tierra dará su producido” (26:4), su producido perfecto, original de la manera que tenía por fin el Creador antes que Adam pecara”. Esta promesa implica:

□ Las plantas madurarán el mismo día que se siembren las semillas.

□ Los árboles frutales darán frutos en un día.

□ No habrán árboles improductivos. Cada árbol producirá alguna clase de fruto comestible.

□ No sólo los frutos de los árboles serán comestibles, sino que su corteza también lo será.

□ El suelo producirá deliciosas tortas, y las montañas verterán jugos de fruta.

En un principio, Hashem tenía la intención de que la tierra produjera rápidamente y con abundancia. Como consecuencia del pecado, Hashem la maldijo y se deterioró. En el futuro, cuando el pueblo judío devote todo su tiempo y energía al estudio de la Tora, la maldición de “Con el sudor de su frente comerán pan” será alguna vez levantada, y la tierra nos proveerá de abundancias como lo hacía en el pasado. No será necesario continuar trabajando el suelo.

Cada judío ganará sus medios de subsistencia con facilidad y así estará capacitado para dedicar su tiempo al servicio de Hashem.

Abundancia y Satisfacción con Poco.

“Y la trilla se extenderá hasta la vendimia, y la vendimia alcanzará la época de siembra” (26:5).

El producto será tan prodigioso que la trilla de trigo, que comienza luego de la cosecha en Nisán, durará hasta la cosecha de uva que es a fines del verano. Nuevamente, la cosecha de uva será tan bendecida que continuará hasta la época de la siembra del próximo cultivo.

Sin embargo, continúa la Tora, no necesitarán esta abundancia para ustedes mismos ya que “comerán pan hasta estar satisfechos”(ibid.). Esta es otra bendición. Significa que en el futuro un judío estará totalmente satisfecho luego de ingerir simplemente una cantidad mínima de comida.

¿Qué ganamos con esta bendición?

El estar ocupados comiendo y tomando lleva mucho tiempo preciado. En el futuro, Hashem reducirá las necesidades físicas de un judío, y así le dará la oportunidad de aprender la Tora.

Etiquetas
Mostrar más

Jabad en Español

El movimiento Jabad enseña la dimensión, más profunda de la Torá. © Copyright, todos los derechos reservados. Si te ha gustado este artículo, te animamos a distribuirlo, siempre y cuando cumpla con la política de derechos de autor de Chabad.org.

Publicaciones relacionadas

Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios