PARASHÁ DE LA SEMANA: SHOFTÍM
LECTURA DE LA TORÁ PARA ESTA SEMANA: DETEURONOMIO 16:18 – 21:9
HAFTORAH: ISAÍAS 51:12 – 52:12

La Quinta Pregunta

¿Mah nishtaná halaila hazé? ¿Por qué esta noche es diferente de todas las noches?, nos preguntan nuestros hijos en el Séder de Pésaj. Y les contestamos: porque fuimos esclavos del faraón en Egipto y D-os nos liberó.

¿Nos liberó? ¿Tú eres libre?

¿Puede considerarse libre una persona que contrajo una hipoteca? ¿Puede considerarse libre una persona que tiene suegra? ¿Puede considerarse libre una persona que es un empleado? ¿Puede considerarse libre una persona que no tiene trabajo?

¡Libertad! ¿Existe algo más anhelado pero al mismo tiempo más difícil de alcanzar? ¿Es que hay alguna necesidad que sea más básica para nuestras almas y que esté tan lejos de nuestro alcance? ¿Cómo es que podemos llegar a ser libres de las exigencias, preocupaciones y cargas de la vida diaria?

Ahora bien, mira a tu hijo. Obsérvalo mientras juega o está absorto en la lectura, durmiendo y sonriendo en sus sueños. El niño es libre en la seguridad que su padre y madre lo alimentarán, protegerán y velarán por todo aquello que sea necesario ocuparse. Libre de deleitarse en su yo interior, con libertad para crecer y desarrollarse, abierto a las alegrías y posibilidades de la vida.

Es por esto que Pésaj, la fiesta de la libertad, es una festividad que tiene tan presente a los niños. Es el niño quien evoca en nosotros la comprensión que también nosotros somos hijos de D-os, y que, por lo tanto, somos intrínseca y eternamente libres. Es el niño quien nos abre los ojos a la esencia del significado de Pésaj: que, al habernos sacado de Egipto y convertido en su pueblo elegido, D-os nos ha liberado de toda esclavitud y dominación para siempre.

El niño es el participante central del Séder de Pésaj. Todo el Séder ha sido estructurado teniendo como objetivo envolver al niño en el misterio, estimular su curiosidad, llevarlo a que pregunte: ¿por qué esta noche es diferente de todas las noches?

El niño pregunta y nosotros contestamos. Pero tiene lugar otro diálogo, un diálogo en el cual nosotros preguntamos y el niño explica.

En este Séder observa bien a tu hijo. Míralo con atención, trata de entrar en su mente, observa la realidad desde su perspectiva. ¿De qué otra manera podríamos llegar a saborear la libertad?

POR YANKI TAUBER
Yanki Tauber es editor de contenidos de Chabad.org

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
Test0
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

User Avatar User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

{{ reviewsOverall }} / 5 Users (0 votes)
Rating
What people say... Leave your rating
Order by:

Be the first to leave a review.

Verified
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Leave your rating

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación promedio / 5. Recuento de votos:

Como has encontrado útil esta publicación ...

¡Compártelo con tus amigos en las redes sociales!

Lamentamos que esta publicación no haya sido útil para usted!

¡Mejoremos esta publicación!


¡Mantengamonos Conectados!
¡Mantengamonos Conectados!
Suscríbete al boletín para mantenerte informado de cambios y nuevas actualizaciones ademas de tiempo en tiempo un especial sobre la parashá.
Puedes darte de baja en cualquier momento.