fbpx

La Melave Malka

Dándole la despedida a la Reina de Shabat

21
PARASHÁ DE LA SEMANA: BO
LECTURA DE LA TORÁ PARA ESTA SEMANA: ÉXODO 10:1 – 13:16
HAFTORAH DE ESTA SEMANA: JEREMÍAS 46:13-28
ROSH JODESH (CABEZA DEL MES): SHEVAT – ENERO 27, 2020
LECTURA DE ROSH JODESH: NÚMEROS 28:1-3; NÚMEROS 28:3-15

El sabor del vino de Havdalá rápidamente se disuelve en el paladar, pero el resplandor del Shabat sigue acompañándonos. Tras veinticinco horas, sumidos en la deliciosa aura de santidad del Shabat, nuestra alma adicional ahora emprende la partida. Y nosotros ansiamos nutrirnos espiritualmente con algo que llene ese vacío.

Es por eso que nos sentamos a comer una comida muy especial llamada melavé malka, que significa “acompañar a la Reina”. La reina es el Shabat, a quien le dimos la bienvenida el viernes a la noche. Lo ideal es servir una comida completa con pan, carne y vino, pero a menudo en el estómago solamente nos queda lugar nada más que para un pequeño bocado. No obstante, tratamos por lo menos de lavarnos las manos para comer pan y transformamos ese bocado en toda una comida. Se sirve nuevamente la mesa con un fino mantel y velas y se realza la ocasión con canciones e historias. Muchos tienen por costumbre seguir vestidos con la ropa especial de Shabat.

Las historias en cuestión son relatos de hombres y mujeres de valor (vas a encontrar más de mil historias para elegir en este enlace). Las historias del Baal Shem Tov son las preferidas, como así también los relatos del Profeta Elías. Las canciones están referidas a Elías, al Rey David y al Rey Mashíaj, que es nuestro justo redentor que todavía está por llegar.

¿Sabes por qué? Porque el Shabat es mucho más que un mero día de descanso. El Shabat es un anticipo de la era mesiánica. Y cuando este día finaliza, esperamos y anhelamos que llegue la verdadera redención, es decir, el anuncio de Elías de que ha llegado el Mashíaj, el justo descendiente de la Casa de David.

De acuerdo con la tradición, en el cuerpo hay un huesito absolutamente indestructible llamado luz, que está situado en la base del cráneo, en el punto donde se apoya el nudo de los tefilín. Es a partir de este hueso que Di-s reconstruirá todo el cuerpo cuando llegue el momento de la Resurrección de los Muertos. (Hoy en día, con nuestro entendimiento del ADN, esta tradición de antaño ya no suena tan traída de los pelos…). El hueso luz se nutre únicamente de la comida de melavé malka. Aliméntala mientras puedas.

POR EL EQUIPO DE CHABAD.ORG

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación promedio 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Como has encontrado útil esta publicación ...

¡Compártelo con tus amigos en las redes sociales!

Lamentamos que esta publicación no haya sido útil para usted!

¡Mejoremos esta publicación!

Cuéntanos cómo podemos mejorar esta publicación?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Mantengamonos Conectados!
¡Mantengamonos Conectados!
Suscríbete al boletín para mantenerte informado de cambios y nuevas actualizaciones ademas de tiempo en tiempo un especial sobre la parashá.
Puedes darte de baja en cualquier momento.