Hay Sólo Uno en que Puedes Confiar / En el Jardín de la Fe

Cierta vez, un discípulo de un gran Maestro Espiritual quiso hacerle un regalo para demostrar su gratitud. Quiso regalarle un vino muy fino y excepcional que se encontraba únicamente en un lejano país.

0
23