¡Hay pánico en el aire! La gripe porcina ha llegado. Las personas negativas dicen de no preocuparse, pero los medios de comunicación al parecer omitieron esa nota. Usted mismo puede encender su radio o su televisión y enterarse del verdadero escenario. Y la gente está asustada, tal vez con mucha razón.

Me gustaría ofrecer otra cara a la discusión, e incluso una lección de nuestro servicio a Di-s que podemos derivar de este problema de salud que esta ocurriendo en nuestros días. Primero una advertencia: yo no trabajo para el ministerio de salud, ni tengo un título en materia de salud pública. Pero me gusta escuchar y aprender.

En el día de ayer estuve escuchando un programa de radio, y trajeron como invitada a una persona llamada Michael Fumento. Él es un autor, periodista, fotógrafo y abogado especializado en ciencia y cuestiones de salud.

Para contrarrestar el creciente pánico, señaló que “actualmente este virus ha infectado por lo menos a unas 40 personas, y todavía en los Estados Unidos no mató a nadie. [Cifra todavía cierta en el momento de escribir esto]. La gripe estacional, por otra parte, afecta entre 28 y 56 millones de personas al año, hospitaliza a unos 100.000 al año, y mata a 36.000 al año, según el ministerio de salud. ”

Además, dijo que en 1976, la última vez que la gripe porcina afectó a la humanidad, despertó el apuro de crear una vacuna contra esta. “Mientras miles de personas fueron infectadas por el virus, sólo una persona murió como resultado directo. Mientras tanto, muchos fallecieron o quedaron muy enfermos, incluso hasta quedar paralizados físicamente a causa de esta vacuna inventada”.

Luego dijo algo que realmente llamó mi atención. “Hay una escuela en Queens que cerraron y se envió a todos los niños de vuelta a sus casa a causa de que cientos de estudiantes mostraban los síntomas del virus. ¿Tienen la gripe? Tal vez tres o cuatro o quizás ninguno”

¿Qué es lo que sucederá? Es lo que él llamó “enfermedad psicógena masiva”. Esto es cuando los grupos de personas (como toda una clase de estudiantes o una oficina completa con trabajadores) comienzan a sentirse enfermos al mismo tiempo, aunque no hay ninguna razón física para que lo estén o lo sientan.

Wow, ¿puede usted imaginar el poder de la psicosis? Cientos de niños se enferman, realmente se sienten enfermos, ¡aunque no hay absolutamente nada malo con ellos!

Pero lo que realmente nos muestra es el poder del medio ambiente. Si puede tener un impacto en nosotros de manera tan potente en lo físico, ¡cuánto más debe ser cierta esta en los territorios del espíritu!

De hecho, las enseñanzas judías hablan de la importancia de hacer una seviva, que consiste de hacer del medio ambiente, un ambiente saludable para crecer espiritualmente. Si nos rodeamos con amigos que tienen valores que niegan el crecimiento espiritual, o si se exponen demasiado a su propio ser en lo que yo denomino “valores de Hollywood,” nos exponemos a un mayor riesgo de enfermarnos espiritualmente. A pesar de nuestras mejores intenciones, de una forma u otra saldremos afectados.

¿Y qué nos recomienda el Sr. Fumento para evitar la infección? Lo mismo que hacemos para evitar la infección de la gripe estacional: reforzar nuestro sistema inmunológico.

Espiritualmente, es lo misma. Nosotros debemos anclarnos en la santidad, y tomar regularmente las vitaminas necesarias, profundizándonos en el estudio de la Torá y las Mitzvot, que son, en gran medida, los que nos salvan de las cosas que tratan siempre de tirarnos abajo.

Podemos ver el rápido fin de este temor actual.

La historia sigue desarrollándose. Me dirijo a ustedes, no para dar mi opinión médica sino para inspirarlos con una lección que aprendí sobre esta situación. Puede ser que medicinalmente me equivoque pero no de la lección

POR NEJEMIA SCHUSTERMAN
El Rabino Nejemia Shusterman es el director de Jabad en Peabody, Massachusetts