Bendecir la luna nueva en el momento correcto es como aceptar a la Divina Presencia. Talmud.

Una vez al mes, a medida que la suave y dulce luz de la luna ilumina el cielo, recitamos una bendición especial llamada Kidush Levaná.

Esta oración puede ser recitada tres días después del nacimiento de la nueva luna, conocido como el molad. La kabalá nos dice que es mejor esperar una semana completa. Una vez que hayan pasado quince días, la luna comenzará a entrar en declive una vez más, y la época de bendecirla habrá pasado. El mejor momento para esta recitar esta oración es inmediatamente después de shabat, a medida que abandonamos la sinagoga vestidos con nuestra ropa de shabat.

El procedimiento es el siguiente:

Al anochecer, cuando la luna está completamente visible y no está obstruida por las nubes, ubíquese al aire libre y mire una vez a la luna. Luego, mire al este y recite la oración junto a otras plegarias. Cuanta más gente participe, mejor se sentirá usted en el momento de aceptar a la Presencia Divina. Si tiene un quórum de diez personas, se recitará el kadish.

No hay que confundirse, por supuesto que no estamos adorando a la luna, sino a su Creador, y lo hacemos por su maravilloso trabajo al que llamamos astronomía. La luna tiene el ciclo mensual más obvio entre todas las estrellas y los planetas por lo que tomamos la ocasión de su renovación para orar por toda la obra.

Además, nuestra nación se parece a la luna, al igual que ella, también, se ilumina y se apaga, esto ha pasado a lo largo de toda la historia. Asimismo, lo ha hecho la Presencia Divina (la Shejiná), lo que explica por qué la luna también representa eso. Por lo tanto, bendecir la luna cuando reaparece es una manera de renovar nuestra confianza en que la luz de la presencia de Di-s pronto llenará toda la tierra y en que nuestro pueblo será redimido del exilio muy pronto. Esa es la razón por la que la oración se concluye con canciones y con un baile para celebrar el evento con alegría.

To bless the new moon at the proper time is like greeting the Divine Presence. —Talmud

Once a month, as the soft, mellow light of the moon waxes in the sky, we recite a special blessing called Kiddush Levanah.

Kiddush Levanah can be recited three days after the moon’s rebirth—known as the molad. Kabbalah tells us it is best to wait a full week. Once fifteen days have passed, the moon begins to wane once more, and the season for saying the blessing has passed. The very best time for this blessing is immediately after Shabbat, as we leave the synagogue together dressed in our Shabbat clothes.

We’re not praising the moon, but its Creator—for His wondrous work we call astronomyHere’s the formula: After nightfall, when the moon is fully visible and unobstructed by cloud cover, stand under the open sky and look once at the moon. Then face east and recite the blessing, along with a few accompanying prayers. The more people you get to participate, the better—you are, after all, greeting the divine presence. If you have a quorum of ten men, kaddish is recited.

Of course, we’re not praising the moon, but its Creator—for His wondrous work we call astronomy. The moon has the most obvious monthly cycle of all the stars and planets, so we take the occasion of its renewal to make a blessing for the entire masterpiece.

Besides, our nation is likened to the moon—as it waxes and wanes, so have we throughout history. So, too, has the divine presence (the Shechinah)—which explains why the moon represents that, as well. So blessing the moon on its reappearance is a way of renewing our trust that the light of G‑d’s presence will soon fill all the earth, and our people will be redeemed from exile, very soon in our time. Which is why the blessing is concluded with songs and dancing in celebration and joy.

POR EL EQUIPO DE CHABAD.ORG

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación promedio / 5. Recuento de votos:

Lamentamos que esta publicación no haya sido útil para usted!

¡Mejoremos esta publicación!


¡Mantengamonos Actualizado!
¡Mantengamonos Actualizado!
Suscríbete al boletín recibe las nuevas publicaciones, resumen, eventos y mucho más directamente en tu inbox.
Puedes darte de baja en cualquier momento.