PARASHÁ DE LA SEMANA: SHOFTÍM
LECTURA DE LA TORÁ PARA ESTA SEMANA: DETEURONOMIO 16:18 – 21:9
HAFTORAH: ISAÍAS 51:12 – 52:12

Explicando las Erupciones Volcánicas y otras Catástrofes Cósmicas

Respondiendo brevemente a tu carta:

1) Ud. preguntó cómo podemos conciliar la misericordia y bondad de D-os con las catástrofes cósmicas, como, por ejemplo, las erupciones volcánicas, que dan lugar a muchas pérdidas humanas, etc.

Hay muchas circunstancias que entran en juego en cada evento, además del tiempo y la ubicación. De cualquier manera, existe una respuesta a esa clase de hechos aparentemente inexplicables, la cual te quedará más clara a partir del siguiente ejemplo:

Supongamos que uno se encuentra con un individuo por un breve período de tiempo, y lo encuentra durmiendo, o realizando una tarea ardua. Si el observador sacara conclusiones sobre la naturaleza de la persona únicamente a partir de ese corto período de tiempo, llegaría, en el primer caso, a la conclusión de que el individuo tiene una existencia improductiva; y en el segundo, a que su vida es una tortura. Obviamente ambas conclusiones están equivocadas, dado que lo que vio fue únicamente una pequeña fracción de la vida del individuo, y el rato de descanso, en el primer caso, no fue más que una preparación para la actividad mientras que el trabajo duro – en el segundo caso – no significa más que un esfuerzo para obtener una remuneración que está acorde al esfuerzo realizado. La realidad es que cualquier observación que cubra únicamente una fracción del tiempo o del asunto estará destinada a ser errónea. Por lo tanto, lo que puede parecer negativo asume una apariencia totalmente diferente al saberse qué hecho ocurrió antes y cuál ocurrirá después.

Algo similar sucede cuando un ser humano contempla cualquier evento mundial. Los seres humanos sacan a dichos eventos de su marco de la eternidad, de una cadena de eventos que ocurrieron anteriormente y seguirán ocurriendo después. Obviamente no podemos juzgar la naturaleza de semejante evento con el más mínimo grado de certezas. Una erupción volcánica, un terremoto, o

cualquier suceso similar, no son más que un eslabón más en una larga cadena de eventos que comenzaron con la creación del mundo y seguirán hasta el fin de los tiempos, y no tenemos manera de interpretar un evento específico si lo aislamos de los demás.

2) La diferencia entre “D-os es Todo”, y “Todo es D-os” se da tanto en el abordaje como en la deducción. En el primer caso, nuestro punto de partida es D-os, y con estudio e investigación podemos deducir que la esencia de D-os está siendo revelada incluso en las cosas materiales y “naturales”. Nuestro estudio de la Unidad de D-os así como de sus demás atributos, nos llevaría a reconocer estos mismos atributos en la naturaleza y el mundo que nos rodea, los resultados prácticos de los cuales encuentran su expresión en la unidad dentro de la humanidad y la práctica de los preceptos de D-os como aplicación apropiada de los atributos de D-os en nuestra propia vida, etc. Quien embarca por este camino dedica su vida a una total comunión con D-os. Está adverso a todos los aspectos materiales de la vida, incluyendo incluso a las necesidades más básicas necesarias para el bienestar físico, y trata de evitarlas lo más posible. Al estar involucrado en una comunión espiritual con D-os, considera a todas las necesidades físicas o materiales, incluso aquellas permitidas por la Torá, como obstáculo en su vida consagrada. De todas maneras, su inteligencia lo convence de que el mundo material y espiritual son ambos expresiones del Ser Divino, y que también en ellos se puede encontrar a D-os.

En la segunda parte de la afirmación, “Todo es D-os”, el punto de partida es el caparazón externo del universo y todas las cosas materiales que hay en él, un análisis del cual conduciría a la conclusión de que hay una unidad cósmica en todo el mundo y que hay una “chispa” Divina que le da vida a todo, y consecuentemente, Un Creador. Como consecuencia sirve a D-os aún cuando está involucrado con los aspectos materiales de la vida, y lo hace con alegría, entendiendo que es en ellos y a través de ellos que reconoce la grandeza de su Creador y es esto lo que lo ayuda a fortalecer su vínculo con D-os.

Así que tenemos dos maneras de servirle a D-os, siendo la primera de ellas la más fácil, mientras que la segunda lleva a un mejor cumplimiento del objetivo, transformar este mundo físico inferior en una morada para D-os.

3) Un comentario personal: me parece ser una forma novelesca de tratar de aprender Jasidut [enseñanzas jasídicas] por correo. Aún no habiendo otra alternativa, es difícil cubrir temas de semejante magnitud en unas pocas líneas de una carta. Pero en su caso, Ud. tiene acceso a explicaciones más completas y en forma personal, en la propuesta de estudio común dictada por los profesores de Jasidut en Tomchei Tmimim [la escuela de Lubavitch], y también con la ayuda de estudiantes de Jasidut más experimentados que lo estaban aprendiendo durante años.

¿Por qué no usar ese método superior?

Con todos los mejores deseos, deseándote todo lo mejor, con Bendición.

M. Schneerson

POR EL REBE DE LUBAVITCH, RABI MENAJEM MENDEL SCHNEERSON

Respondiendo brevemente a tu carta:

1) Ud. preguntó cómo podemos conciliar la misericordia y bondad de D-os con las catástrofes cósmicas, como, por ejemplo, las erupciones volcánicas, que dan lugar a muchas pérdidas humanas, etc.

Hay muchas circunstancias que entran en juego en cada evento, además del tiempo y la ubicación. De cualquier manera, existe una respuesta a esa clase de hechos aparentemente inexplicables, la cual te quedará más clara a partir del siguiente ejemplo:

Supongamos que uno se encuentra con un individuo por un breve período de tiempo, y lo encuentra durmiendo, o realizando una tarea ardua. Si el observador sacara conclusiones sobre la naturaleza de la persona únicamente a partir de ese corto período de tiempo, llegaría, en el primer caso, a la conclusión de que el individuo tiene una existencia improductiva; y en el segundo, a que su vida es una tortura. Obviamente ambas conclusiones están equivocadas, dado que lo que vio fue únicamente una pequeña fracción de la vida del individuo, y el rato de descanso, en el primer caso, no fue más que una preparación para la actividad mientras que el trabajo duro – en el segundo caso – no significa más que un esfuerzo para obtener una remuneración que está acorde al esfuerzo realizado. La realidad es que cualquier observación que cubra únicamente una fracción del tiempo o del asunto estará destinada a ser errónea. Por lo tanto, lo que puede parecer negativo asume una apariencia totalmente diferente al saberse qué hecho ocurrió antes y cuál ocurrirá después.

Algo similar sucede cuando un ser humano contempla cualquier evento mundial. Los seres humanos sacan a dichos eventos de su marco de la eternidad, de una cadena de eventos que ocurrieron anteriormente y seguirán ocurriendo después. Obviamente no podemos juzgar la naturaleza de semejante evento con el más mínimo grado de certezas. Una erupción volcánica, un terremoto, o

cualquier suceso similar, no son más que un eslabón más en una larga cadena de eventos que comenzaron con la creación del mundo y seguirán hasta el fin de los tiempos, y no tenemos manera de interpretar un evento específico si lo aislamos de los demás.

2) La diferencia entre “D-os es Todo”, y “Todo es D-os” se da tanto en el abordaje como en la deducción. En el primer caso, nuestro punto de partida es D-os, y con estudio e investigación podemos deducir que la esencia de D-os está siendo revelada incluso en las cosas materiales y “naturales”. Nuestro estudio de la Unidad de D-os así como de sus demás atributos, nos llevaría a reconocer estos mismos atributos en la naturaleza y el mundo que nos rodea, los resultados prácticos de los cuales encuentran su expresión en la unidad dentro de la humanidad y la práctica de los preceptos de D-os como aplicación apropiada de los atributos de D-os en nuestra propia vida, etc. Quien embarca por este camino dedica su vida a una total comunión con D-os. Está adverso a todos los aspectos materiales de la vida, incluyendo incluso a las necesidades más básicas necesarias para el bienestar físico, y trata de evitarlas lo más posible. Al estar involucrado en una comunión espiritual con D-os, considera a todas las necesidades físicas o materiales, incluso aquellas permitidas por la Torá, como obstáculo en su vida consagrada. De todas maneras, su inteligencia lo convence de que el mundo material y espiritual son ambos expresiones del Ser Divino, y que también en ellos se puede encontrar a D-os.

En la segunda parte de la afirmación, “Todo es D-os”, el punto de partida es el caparazón externo del universo y todas las cosas materiales que hay en él, un análisis del cual conduciría a la conclusión de que hay una unidad cósmica en todo el mundo y que hay una “chispa” Divina que le da vida a todo, y consecuentemente, Un Creador. Como consecuencia sirve a D-os aún cuando está involucrado con los aspectos materiales de la vida, y lo hace con alegría, entendiendo que es en ellos y a través de ellos que reconoce la grandeza de su Creador y es esto lo que lo ayuda a fortalecer su vínculo con D-os.

Así que tenemos dos maneras de servirle a D-os, siendo la primera de ellas la más fácil, mientras que la segunda lleva a un mejor cumplimiento del objetivo, transformar este mundo físico inferior en una morada para D-os.

3) Un comentario personal: me parece ser una forma novelesca de tratar de aprender Jasidut [enseñanzas jasídicas] por correo. Aún no habiendo otra alternativa, es difícil cubrir temas de semejante magnitud en unas pocas líneas de una carta. Pero en su caso, Ud. tiene acceso a explicaciones más completas y en forma personal, en la propuesta de estudio común dictada por los profesores de Jasidut en Tomchei Tmimim [la escuela de Lubavitch], y también con la ayuda de estudiantes de Jasidut más experimentados que lo estaban aprendiendo durante años.

¿Por qué no usar ese método superior?

Con todos los mejores deseos, deseándote todo lo mejor, con Bendición.

M. Schneerson

POR EL REBE DE LUBAVITCH, RABI MENAJEM MENDEL SCHNEERSON

Extraído de las Cartas del Rebe de Lubavitch.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación promedio / 5. Recuento de votos:

Como has encontrado útil esta publicación ...

¡Compártelo con tus amigos en las redes sociales!

Lamentamos que esta publicación no haya sido útil para usted!

¡Mejoremos esta publicación!


¡Mantengamonos Conectados!
¡Mantengamonos Conectados!
Suscríbete al boletín para mantenerte informado de cambios y nuevas actualizaciones ademas de tiempo en tiempo un especial sobre la parashá.
Puedes darte de baja en cualquier momento.
Campaña de Iom Kippur
Acompañe a Jabad.com y ayúdenos a seguir sirviendo..
¡DONA!