PARASHÁ DE LA SEMANA: SHOFTÍM
LECTURA DE LA TORÁ PARA ESTA SEMANA: DETEURONOMIO 16:18 – 21:9
HAFTORAH: ISAÍAS 51:12 – 52:12

¿Es “Compromiso” Una Mala Palabra?

He mirado al miedo directamente a la cara…después se dio la vuelta y corrió.

Pensándolo bien, en realidad, se parecía mucho a mi ex novio.

Esta no es una experiencia inusual. A no ser que te hayas casado a los 21 años, hay muchas posibilidades de que te hayas encontrado saliendo con una persona que le tiene terror al compromiso, o que hayas descubierto éste miedo en ti misma.

O quizás ambos.

No debería sorprendernos.

Nuestra cultura no nos alienta a ser fieles en nuestras relaciones.

Existe en nuestra cultura un trasfondo que nos dice que mientras más nuevo, mejor (ya sea el nuevo modelo de celular, anteojos de sol, o novio).

Somos alentados a desearlo todo, e incluso a creer que “obtenerlo todo” es posible.

Solemos relacionarnos los unos con los otros como lo hacen en las comedias de la televisión, llamando con sobrenombres a personas con que hemos salido, como si fueran personajes de “Seinfeld”, y pudieran ser desechados rápidamente sin ningún remordimiento.

Nos alientan sutilmente a pensar que podemos encontrar y que merecemos un hombre con un cuerpo perfecto, que no necesita pasar todo su día en el gimnasio; o una mujer con una fantástica y exigente carrera, pero por su puesto, el esposo tiene que ser su prioridad. Mientras tanto nadie menciona que todo esto es extremadamente improbable.

Y lo más difícil es que ya no hay un imperativo social que nos llame a comprometernos. Y eso nos deja ir de relación en relación sin mucha auto-evaluación.

Puedes estar con un ataque de fobia al compromiso por años y no darte cuenta.

Pero luego, repentinamente, te das cuenta.

Se Siente Real

¿Alguna vez estuviste en una relación en donde de repente sentiste como si las paredes se cerraran sobre ti?

Al igual que con cualquier fobia (miedo a las alturas por ejemplo), tu cuerpo puede producir una reacción física ante un estímulo emocional.

Tu corazón empieza a latir rápidamente. Te sientes con pánico y ansiedad, tu estomago te empieza a doler.

Hay un sentimiento real de miedo.

¿Tu respuesta inicial?

¡HUIR!

Escaparte de la situación o de la persona, que está causando esa reacción.

Y como una ardilla indefensa que se escapa de un tigre, sientes entonces un gran alivio.

Y te agarras de ese alivio para validar tu conclusión, completamente racional e intelectual, de que terminar tu relación era lo correcto.

Hay solo un problema: tú no eres una ardilla.

Enfréntate con Tu Miedo

Es posible que tu relación de ardilla-tigre no fuera la correcta. Pero posiblemente no puedas juzgar eso cuando estás dominado por un instinto que se debate entre pelear o escapar.

Tu respuesta es producto de la ansiedad.

La ansiedad es una emoción momentánea, que al final se desvanece.

Y tendrás que resignarte al hecho de que la ansiedad, y otros incómodos sentimientos, forman parte de cualquiera relación real.

Acercarse a alguna persona de manera significativa es verdaderamente temeroso. Significa abrir tus sentimientos y volverte vulnerable. Significa crear el espacio necesario para que la otra persona se pueda abrir a ti, y hacer el esfuerzo para entenderlo/a.

No se supone que deba ser “cómodo”. Se supone que debe ser significativo.

Una vez que llegues al nivel en que la relación significativa esta convirtiéndose en compromiso, puede ser verdaderamente aterrador.

El miedo puede dominar a ambos miembros de la pareja en distintos momentos.

Una amiga mía, que sabía que tenía problemas con el compromiso, casi sale corriendo de un restaurante cuando su novio le hablo por primera vez de compromiso. Él uso literalmente la palabra con “M”, le dijo: “debemos decidir si estamos avanzando hacia el camino de matrimonio”.

Ella miró alrededor con pánico, pensando, “¡La cuenta por favor!”.

Pero se obligó a sí misma a quedarse en la silla. Tuvieron una larga charla, y al final de la cita, ella sintió que se habían acercado un poco más.

Cuando él trajo nuevamente el tema unas semanas más tarde, ella se agarró fuerte a la silla y se concentró en controlar el ritmo de su respiración para contrarrestar la velocidad de los latidos de su corazón.

No tenía nada que ver con los sentimientos que ella sentía por él.

Era una reacción profunda y visceral a la sensación de ser inmovilizado por el compromiso, y de saber cuánto más se podía ceder, sin mirar cuánto más se podía ganar.

Irónicamente, varios meses más tarde, después de que se habían comprometido, el novio huyó.

La Historia se Repite

Mi amiga entendió que la mayoría de sus problemas con el compromiso estaban relacionados a un paquete de sentimientos del pasado que seguía cargando. Entonces, mientras estaban saliendo, ella trabajó para superar sus miedos, y especialmente para no dejar que interfirieran en su relación.

Durante sus momentos de pánico ella trató de averiguar que era lo que sentía, y que era específicamente lo que la estaba asustando. Ella comentaba luego estos sentimientos con una amiga mayor y de confianza.

Ésta amiga la ayudó a ordenar sus sentimientos hacia su novio: qué cualidades tenía él que eran problemáticos para ella, y qué cualidades él tenía que ella valoraba.

Ella entendió que él no podía conocer todos los deseos que ella tenía, pero decidió que él debía conocer todas sus necesidades. Ella también entendió que su miedo al compromiso no era específicamente hacia él.

Él estaba emocionalmente involucrado con ella mientras estaban saliendo (realmente era un buen chico con un muy buen corazón), pero un tiempo después que se comprometieron, él decidió que “algo no estaba bien”. Sin dar explicación alguna, el rompió la relación, rechazando la idea de ir juntos y conversar con alguien sobre lo que estaba sucediendo.

Es posible que ellos no fueran el uno para el otro, y que al final, él tenía razón. Pero el hecho de que él no estaba dispuesto a hablar con alguien acerca de su relación, demuestra que su decisión estaba basada en el miedo.

Buscar Ayuda

Mi amiga entendió que tenía una carencia para clasificar las diferentes emociones que acompañan las relaciones, particularmente cuando el compromiso mutuo ha sido involucrado.

Tienes que ser cuidadoso en cuanto a quien buscas para que te ayude.

No vayas a consultarle a tu amiga que piensa que “Sex and the City” es una fuente reveladora de sabiduría. Busca ayuda y guía de algún rabino, consejero o de alguien sagaz, preferiblemente antes de que el pánico entre en acción.

Ten en cuenta que algunas veces los amigos, aun con las mejores intenciones, pueden ser causarte más daño que ayuda.

Algunos amigos míos nunca entendieron como una de nuestras amigas pudo comprometerse. El hombre que ella escogió no tiene una súper carrera, ni es el alma de las fiestas. Es simplemente un hombre solidario y decente que la ama mucho. Ellos pensaban que ella debió haber esperado por alguien mejor: más llamativo, que tuviera más dinero… alguien que estuviera más cercano a la perfección.

Por supuesto que ella está felizmente en pareja… y el resto de nosotros está todavía buscando.

Compromiso Significa Aceptación

No, nadie nos esta obligando a comprometernos.

Pero, si el compromiso es “cualquier cosa menos perfecto”, ¿adivina qué? Vamos a tener que comprometernos.

Todos hemos ido a citas con la cabeza llena de fantasías, con recuerdos editados de nuestros amores del pasado con los cuales medimos al nuevo individuo. Estamos buscando al perfecto: con el sentido de humor de Ariel, con la sensibilidad de Gustavo, con el físico de Esteban y con el dinero de Diego. (Pero sin la necesidad de Ariel de ser el centro de atención, sin el fuerte carácter de Gustavo, sin las mentiras de Esteban y sin la falta de confianza de Diego).

Madurez significa crear una conexión duradera con la persona especial e imperfecta que has escogido. Significa enfocarse en el largo plazo, y no en las debilidades del corto plazo que parecen agrandarse y agrandarse mientras uno se asusta más y más.

Ten en cuenta el “principio de la mancha”. Tú sabes como a veces ni si quiera notas la mancha en la cara de alguien, pero una vez que la has visto, ¿es lo único que vez?

Cuando no tienes miedo de una relación, ni si quiera te das cuenta del fino bello en el labio superior de tu novia. Pero cuando sí tienes miedo, ella empieza a parecerse a un payaso mal pintado. Es decir, empiezas a buscar una imperfección cualquiera que te permita huir.

Cuando te relacionas normalmente, la tendencia de tu novio a contar chistes tontos es encantadora. Cuando estás en “modo de escape” el otro es una bandera roja que se agita para demostrar sus imperfecciones. ¿Y por qué debes quedarte con una pareja defectuosa?

Perfecciona tu Agenda

Mi amiga, que superó su miedo al compromiso, fue capaz de diferenciar entre los asuntos de miedo legítimo y entre esos que no tenían importancia o que se derivaban de la ansiedad. Ella sabía porqué quería salir con un chico, y sabía qué quería en su futura pareja.

Los individuos responsables que están pensando en salir con alguien, descubren lo que quieren y lo que necesitan (que no es necesariamente lo mismo) antes de encontrarse con el otro. Y si comienzan a sentir pánico, ellos van y conversan con alguien para poder ordenar sus pensamientos.

Las generalizaciones ambiguas son señales de advertencia. “Algo no está bien” no es una buena razón para terminar una relación. “No creo que sea un buen padre” sí lo es. “Algo está faltando” no es una buena razón, pero “Nuestras metas de vida no son compatibles” sí lo es.

Mi amiga, que finalmente pudo superar su miedo, sabe ahora que a pesar que las cosas terminaron con su miedoso prometido, ella tiene el sentimiento de orgullo y éxito de haber superado el obstáculo de su propio miedo.

Junto con todas las experiencias deprimentes que acompañan al querer huir inspirados por el miedo, está también lo que le sucede a la otra persona. Mi amiga triunfó por sobre el pánico, pero su novio con su buen corazón, le rompió el corazón a ella. Ese es un gran precio a pagar por el temor a enfrentarte y vencer al miedo.

 

por Lauren Freedman

 

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación promedio / 5. Recuento de votos:

Como has encontrado útil esta publicación ...

¡Compártelo con tus amigos en las redes sociales!

Lamentamos que esta publicación no haya sido útil para usted!

¡Mejoremos esta publicación!


¡Mantengamonos Conectados!
¡Mantengamonos Conectados!
Suscríbete al boletín para mantenerte informado de cambios y nuevas actualizaciones ademas de tiempo en tiempo un especial sobre la parashá.
Puedes darte de baja en cualquier momento.
Campaña de Iom Kippur
Acompañe a Jabad.com y ayúdenos a seguir sirviendo..
¡DONA!