Enamorarse de Israel

1

Nunca olvidaré el momento en que me enamoré de Israel.

El verano antes de entrar a la universidad viajé a Israel con un tour de deportes extremos. Nunca antes había hecho rappel, y ese día llegamos al borde de un gran acantilado.

“Muy bien, jevre (amigos). ¡Iala (adelante)!”, nos gritó nuestro guía israelí después de haber dedicado cinco segundos a acomodar una serie de cuerdas. “¿Quién es el primero?”.

Yo me acerqué al borde del acantilado y miré hacia abajo. Se trataba de cientos de kilómetros de agudas rocas desérticas. Ni siquiera podía llegar a ver el fondo. ¿Acaso estaba loco? No era posible que esperara que bajáramos por allí. No había manera de hacerlo. El rostro del resto del grupo mostraba una expresión similar a la mía.

Le pregunté al guía: “¿Hay otro camino para bajar?”

“No jabibi, sólo este. Iala”. Y me indicó que me pusiera el arnés de cuerda que había hecho.

Sacudí la cabeza en señal de negación.

“¡Iala! ¡Adelante! Ze beseder”. Entré en las cuerdas y esperé sus instrucciones.

“Date vuelta y adelante”, me dijo, indicando que debía ir con mi espalda hacia el acantilado.

Al pararme en el borde de ese acantilado pensé: voy a morir.

“¡Adelante!”, gritó y de repente me encontré descendiendo por el acantilado, con mis pies apoyados en las rocas que sobresalían. Cuando giré la cabeza vi miles de bellas montañas y valles y un cielo color azul profundo. Fue en ese momento, colgada en un acantilado en medio del Golán, cuando me enamoré por primera vez de Israel.

Desde entonces fui bendecida con la posibilidad de vivir y criar a mis hijos allí durante muchos años. A pesar de que ahora vivimos en los Estados Unidos, mi corazón permanece en nuestra patria y cada día me siento agradecida por los regalos que Israel me ha dado. Esto es por lo que le estoy agradecida a Israel:

1. Israel me enseñó a superar mis miedos. Tanto cuando se trató de hacer rappel por primera vez en un acantilado o de aprender a hablar en otro idioma, Israel me enseñó que en la vida muchas cosas parecen intimidantes hasta que uno junta el coraje de hacerlas. Israel me inculcó la idea de: “¡Iala, adelante!”

2. Israel me enseñó el valor de la simplicidad. Al sostener por primera vez una pequeña bolsa de leche o al observar el tamaño de la cocina en nuestro primer departamento en Israel, me pregunté cómo íbamos a hacer para sobrevivir. Pero vivir en Israel me enseñó que en verdad no necesitamos grandes cocinas ni productos gigantes. Descubrí que las comodidades de mi infancia estaban sobrevaloradas. Muy pronto aprendí a focalizar la atención en aquello que era esencial en mi vida en vez de distraerme por lo que me rodeaba.

3. Israel me conectó con mis ancestros. Antes de mudarme a Israel yo era en primer lugar norteamericana y en segundo lugar judía. Israel me devolvió la fuerza de mi identidad judía y me impulsó a seguir las huellas de mis antepasados. Fue allí donde la sabiduría del judaísmo se convirtió en la base de todo lo que hago. Allí descubrí que quería educar a mis hijos con la belleza de nuestras tradiciones y con la luz de nuestra Torá.

4. Israel me enseñó el valor de la unidad. En Israel aprendí a interactuar y a valorar a personas diferentes a mí. Descubrí una cantidad de culturas y formas de vida fascinantes. Aprendí la increíble belleza de ser parte de una tierra a la cual llegan judíos de todos los rincones del mundo y viven juntos. También fue allí donde aprendí que en definitiva hay muchas más cosas que nos unen que aquellas que nos separan.

Israel: gracias por tu belleza y por tu sabiduría. Por tus acantilados y tus cielos azules profundos. Y, sobre todo, gracias por enseñarme hace tantos años a entrar en mi vida en vez de quedarme esperando en el borde.

Cuéntanos en la sección de comentarios por qué estás agradecido con Israel.

 

POR SARA DEBBIE GUTFREUND

 


¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación promedio / 5. Recuento de votos:

Como has encontrado útil esta publicación ...

¡Compártelo con tus amigos en las redes sociales!

Lamentamos que esta publicación no haya sido útil para usted!

¡Mejoremos esta publicación!


¡Mantengamonos Actualizado!
¡Mantengamonos Actualizado!
Suscríbete al boletín para mantenerte informado de cambios o nuevas actualizaciones
Puedes darte de baja en cualquier momento.


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.