EstudioEstudio DiarioTania Diario

El Tania del Día Likutei Amarim, fin de Capítulo 46

El Tania es una exposición filosófico-cabalista que enseña al hombre a aproximarse a su Creador

Este es también el significado de lo dicho por Asaf bajo inspiración Divina, respecto de toda la comunidad de Israel [que luego estaría] en el exilio [durante el cual las barreras que ocultan la santidad son particularmente poderosas]: “Y yo soy necio y no sé [ni siento]; yo fui como una bestia ante Ti. Y [sin embargo] estoy continuamente Contigo”. Esto quiere decir que aunque yo soy como una “bestia” cuando estoy Contigo [—aun cuando cumplo una mitzvá y así estoy unido a Ti, sigo siendo como una bestia—], siendo mi alma inconsciente e insensible a esta unión, [pues de otro modo mi alma se vería afectada] como para que caigan sobre ella temor y reverencia primero, seguidos de un gran amor gozoso o [un amor] como llamas flameantes, similar a la cualidad de los tzadikím cuya corporeidad ha sido refinada —pues, como se sabe [el término] dáat [del que deriva edá (‘[no] sé’)] denota la sensibilidad del alma, y éste comprende jésed (‘bondad’) y guevurá (‘severidad’)— no obstante, “estoy continuamente Contigo”, porque la corporeidad del cuerpo no impide la unión del alma con la luz del bendito Ein Sof que llena todos los mundos, tal como está escrito: “Ni siquiera la oscuridad puede oscurecer de Ti”.

Con ello, se podrá comprender la severidad del castigo por transgredir la prohibición de trabajo en Shabat o aquella de pan leudado en Pesaj, que se aplican igualmente a todos. Pues incluso en el alma de una persona inculta y completamente iletrada brilla la luz de la santidad del Shabat o la Festividad; por eso es pasible de la capital pena de karet [por ingerir pan leudado en Pesaj,] y lapidación [por hacer un trabajo prohibido en Shabat,] por la profanación de esta santidad [que ilumina su alma].

Similarmente, [la transgresión involucra] la más mínima cantidad de jametz, o el manejo de muktzé, mancilla la santidad que descansa sobre su alma tal como lo haría con la santidad del alma de un tzadík, porque todos tenemos una misma Torá [cuyas leyes se aplican a todos los judíos por igual].

[Y en cuanto al uso de la forma plural “behemot”, es para insinuar que ante El, bendito sea, incluso Dáat Elión (El “Conocimiento Supremo”) —que abarca jésed y guevurá— es como “bestias” y una creación física cuando se lo compara con la luz del Ein Sof, como está escrito: “Tú, con Sabiduría (jojmá), los has hecho (asíta) a todos”. Y esto es llamado behemá rabá, como se explica en otra parte. Y éste es el [nivel del Divino] Nombre Ba”n con el [mismo] valor numérico que [la palabra hebrea] behemá (“bestia”), que [se encuentra en un nivel que incluso] precede a Atzilut].


Extraído del libro Tania Completo, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana. Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial. Derechos Reservados.
Etiquetas
Mostrar más

Jabad en Español

El movimiento Jabad enseña la dimensión, más profunda de la Torá. © Copyright, todos los derechos reservados. Si te ha gustado este artículo, te animamos a distribuirlo, siempre y cuando cumpla con la política de derechos de autor de Chabad.org.

Publicaciones relacionadas

Mira también

Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios