El Tania del Día Likutei Amarim, en medio de Prefacio del Compilador

0
17

tania

Likutei Amarim, en medio de Prefacio del Compilador

Sin embargo, yo hablo de aquellos que me conocen bien, todos y cada uno de Anash de nuestro país y de los [países] cercanos, con los cuales frecuentemente se han intercambiado palabras afectuosas1 , y que me revelaran todos los recovecos ocultos de su corazón y de su mente en cuestiones relacionadas con el servicio a Di-s que depende del corazón. A ellos broten mis palabras y mi lengua [tome la forma de] una pluma de escriba2 , en estos cuadernos denominados Likutéi Amarím (“Recopilación de Enseñanzas”), compilados de libros y maestros, santos celestiales, bien conocidos a nosotros. Los sabios observarán que se alude a algunas de estas enseñanzas en las sagradas epístolas de nuestros maestros en la Tierra Santa3 . Algunas las he escuchado de sus santas bocas, cuando estaban aquí con nosotros. Todas son respuestas a las muchas preguntas formuladas continuamente por Anash de nuestro país en procura de consejo, cada uno según su estatura [espiritual], para recibir instrucción de cómo servir a Di-s, porque el tiempo ya no [me] permite responder a cada uno individualmente sobre su pregunta particular, y también porque el olvido es común.

Por lo tanto, he anotado todas las respuestas a todas las preguntas, para ser preservadas como señal, y para que sirva de recordatorio en la mente de cada uno. Ya no hará más falta apremiar por una audiencia privada conmigo, porque en estos Likutéi Amarím la persona encontrará sosiego para su alma, y genuino consejo sobre todo lo que le resulte difícil en el servicio a Di-s. Así, su corazón estará firmemente confiado en Di-s, Quien completa y perfecciona todo para nosotros.

Aquel cuya mente es demasiado limitada para comprender cómo lograr consejo de estos cuadernos, que exponga su problema a los grandes [eruditos] de su pueblo y ellos lo iluminarán. A estos [eruditos] pido que no tapen su boca con la mano para comportarse con falsa modestia y humildad, Di-s libre. Es bien sabido cuán amargo es el castigo de aquél que “niega alimento”4 , también cuán grande es la recompensa5 , del comentario de nuestros Sabios6 sobre el versículo7 “Di-s ilumina los ojos de ambos”. Entonces Di-s hará que Su rostro brille sobre ellos con la luz del semblante del Rey [que proporciona] vida. Que Aquél que proporciona vida a los seres vivientes nos otorgue el privilegio de vivir para ver los días en que “ya no enseñará más un hombre a otro… [a conocerme a Mí], porque todos ellos Me conocerán, […desde el más pequeño al más grande]”8 “porque el conocimiento de Di-s llenará la tierra [como las aguas cubren el mar]”9 . Amen. Así sea Su Voluntad.


NOTAS AL PIE
1. En audiencias privadas.
2. Salmos 45:2.
3. El Alter Rebe consideraba a algunos de los principales discípulos del Maguid como sus mentores, especialmente a Rabí Mendel de Vitebsk , quien en ese momento residía en Tierra Santa.
4. Véase Sanhedrín 91b sobre Proverbios 11:26. Alude a quien niega el conocimiento de la Torá a quien lo procura.
5. De quien sí provee ese conocimiento.
6. Véase Temurá 16a sobre Proverbios 29:13.
7. Proverbios ibíd.
8. Jeremías 31:33.
9. Isaías 11:9.

El contenido de esta página es producido por Chabad.org, y es propiedad intelectual del autor y / o Chabad.org. Si te ha gustado este artículo, te animamos a distribuirlo, a condición de que usted no cambiara ni alterara cualquier parte de ella, y que incluya esta nota, el crédito del autor y un enlace a chabad.org