EstudioEstudio DiarioTania Diario

El Tania del Día Likutei Amarim, en medio de Capítulo 10

tania

Likutei Amarim, en medio de Capítulo 10

El “tzadík incompleto” es aquel que no odia la sitrá ajará con un odio absoluto; por lo tanto, tampoco halla al mal [—los deseos y placeres físicos—] absolutamente repugnante. En tanto su odio y repugnancia al mal no son absolutos, por fuera debe haber conservado cierto vestigio de amor y placer hacia él. Las “vestimentas sucias” [obviamente] no han sido totalmente quitadas. Por lo tanto, tampoco [el mal del Alma Animal] se ha convertido realmente en bien, ya que todavía tiene cierto sustento en las “vestimentas sucias”, sólo que se neutraliza [en el bien] en razón de su insignificancia, y se lo considera como nada. En consecuencia se lo denomina tzadík verá lo/צדיק ורע לו [lo que significa no sólo “tzadík que conoce (conserva) el mal” sino también] “tzadík cuyo mal es suyo”, [es decir,] subyugado y sometido a él. Luego, por fuerza, su amor a Di-s tampoco es completo. Por lo tanto se lo denomina “tzadík incompleto”.

Ahora bien, este nivel [de “tzadík incompleto” que “conoce el mal”] es subdividido en miríadas de niveles, que consisten de [grados cualitativos que varían en] la calidad del minúsculo mal que persiste [que se deriva] de [cualquiera de] los cuatro “elementos de mal”. [La subdivisión] también [toma] en [consideración] el grado en que [el mal remanente] se nulifica [en el bien] por su insignificancia [cuantitativa], ya sea en sesenta [veces tanto bien], por ejemplo, o en mil, o diez mil, y así sucesivamente. Estos [varios subniveles en las filas de los “tzadikím incompletos”] son los niveles de los numerosos tzadikím que hay en todas las generaciones, como encontramos en la Guemará: “Dieciocho mil tzadikím hay ante el Santo, bendito sea”.

Pero en lo que se refiere al nivel de “tzadík completo”, es aplicable la declaración de Rabí Shimón bar Iojái: “He visto “hombres superiores” (benéi aliá) y estos son muy pocos”. El motivo por el cual [los tzadikím completos] son denominados benéi aliá [lit.: “hombres de ascenso”] es que ellos convierten el mal y lo hacen ascender a la santidad. Del mismo modo está escrito en la introducción al Zohar que cuando Rabí Jiá quiso ascender al heijál (santuario celestial) de Rabí Shimón bar Iojái, escuchó una voz que surgía y decía: “Quienquiera de ustedes que, antes de llegar aquí, haya convertido la oscuridad [del mundo] en luz [—santidad—] y [transformado] el sabor amargo [de su Alma Animal y su inclinación al mal] en dulzura [sólo él puede entrar]”.

El contenido de esta página es producido por Chabad.org, y es propiedad intelectual del autor y / o Chabad.org. Si te ha gustado este artículo, te animamos a distribuirlo, a condición de que usted no cambiara ni alterara cualquier parte de ella, y que incluya esta nota, el crédito del autor y un enlace a chabad.org

Etiquetas
Mostrar más

Jabad en Español

El movimiento Jabad enseña la dimensión, más profunda de la Torá. © Copyright, todos los derechos reservados. Si te ha gustado este artículo, te animamos a distribuirlo, siempre y cuando cumpla con la política de derechos de autor de Chabad.org.

Publicaciones relacionadas

Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios