Judaísmo en Español

El Tania del Día Igueret HaTeshuvá, Capítulo 9

El Tania es una exposición filosófico-cabalista que enseña al hombre a aproximarse a su Creador

Igueret HaTeshuvá, Capítulo 9

La explicación de este tema es del modo en que es analizado frecuentemente en el Zohar y los Tikuním: que biná es el nivel superior de teshuvá, “la madre agazapada sobre los pichones…”. Esto es, que a través de la meditación profunda y con concentración acerca de la grandeza de Di-s, mediante su entendimiento, [el hombre] despierta una sensación intelectual de temor y amor, sobre bases racionales. Este amor es aquel del versículo: “Para amar al Señor, tu Di-s… porque El es tu vida…”. No se conformará con el amor natural, latente, solamente… Lo mismo con el temor y miedo [a Di-s], y la vergüenza…, como es sabido. [Cuando las emociones espirituales de amor y temor nacen en la mente,] esto es llamado “La madre agazapada sobre los pichones…”.

Ahavá, el amor [a Di-s], es principalmente la unión de espíritu con Espíritu, como está escrito: “Que El me bese con los besos de Su boca…”, como es sabido. Es respecto de esto que fue dicho: “[Amarás a Di-s, tu Señor,…] con toda tu alma”, es decir, [el amor debe ser tan intenso que] todos los aspectos del alma —el intelecto y las emociones, y sus vestimentas de pensamiento, palabra y acción— han de unirse a El. Esto significa que las facultades emocionales del hombre han de ligarse a las de El — “Tal como El es misericordioso [sé también tú misericordioso]…”. Del mismo modo, el intelecto [del hombre se une] a Su intelecto y sabiduría; esto se refiere al estudio concentrado de la Torá, pues “La Torá emana de Sabiduría”. Del mismo modo, el pensamiento [del hombre ha de unirse] al de Di-s, y su habla [ha de unirse con] “la palabra de Di-s, que es la Halajá”, como está escrito [en los versículos que hablan de la Torá]: “Yo he colocado Mis palabras en tu boca” y “Mis palabras que Yo he colocado en tu boca”. Las acciones [del hombre han de unirse a las acciones de Di-s] por medio de las obras de caridad, para revivir el espíritu de los abatidos, como está escrito: “Pues seis días hizo Di-s…”, como se conoce [su explicación] en otra parte.

Esta es la unión de espíritu con Espíritu — el máximo apego y unión que resulta del amor…

Dado que la violación del pacto por vías de la emisión de semen en vano —y ni hace falta mencionar la relación inmoral o las demás uniones prohibidas por la Torá o los Sabios (pues “son más graves las palabras de los Sabios [que, incluso, las palabras de la Torá]”)— causa un defecto en la mente, su rectificación se logra al entregarse a [el estudio de] la Torá, que deriva de Sabiduría.

Por eso encontramos en Taná deBéi Eliahu: “[Cuando] un hombre comete un pecado y se ha hecho pasible de muerte ante el Todopoderoso, ¿qué deberá hacer para vivir? Si estaba acostumbrado a estudiar una página [de la Torá Escrita], que estudie dos; [si estaba acostumbrado] a estudiar un capítulo [de la Torá Oral], que estudie dos capítulos…”. Esto se asemeja a una cuerda que ha sido cortada y luego reanudada: el lugar del nudo es doble y cuádruplemente más grueso [que el resto de la cuerda]. Así es con “la cuerda de Su heredad”, [el vínculo del alma a su Fuente].

A esto alude el versículo cuando dice: “A través de bondad y verdad será perdonado el pecado…”, y “no es Verdad otra cosa que la Torá…”.

Similarmente en cuanto a [la declaración de las Escrituras respecto de] el pecado de la casa de Eli, [comenta el Talmud que] “Con sacrificios y ofrendas no será expiado, pero sí será expiado a través de [el estudio de] la Torá y las acciones caritativas”, como se explica al final del primer capítulo [del Tratado] de Rosh HaShaná.

Extraído del libro Tania Completo, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana. Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial. Derechos Reservados.

 

Sefira Ross es una diseñadora e ilustradora independiente cuyas creaciones originales adornan muchas páginas de Chabad.org. Residiendo en Seattle, Washington, sus días se pasan entre ilustraciones multitarea y ser madre.

 

Deja un comentario