fbpx

¿Cómo recibes los regalos que te llegan?

¿Recibes tus regalos con buena disposición y con curiosidad? o ¿sientes ansiedad e impaciencia? ¿quizá crees que mereces más de lo que recibiste?, o ¿te halaga y aprecias tus regalos?

23
PARASHÁ DE LA SEMANA: BO
LECTURA DE LA TORÁ PARA ESTA SEMANA: ÉXODO 10:1 – 13:16
HAFTORAH DE ESTA SEMANA: JEREMÍAS 46:13-28
ROSH JODESH (CABEZA DEL MES): SHEVAT – ENERO 27, 2020
LECTURA DE ROSH JODESH: NÚMEROS 28:1-3; NÚMEROS 28:3-15

Cuando uno recibe un regalo se siente emocionado y querido (aunque sea solo el segundo que lo recibe.) Los regalos tienen la virtud de poner una sonrisa en la cara. Los regalos pueden aligerar problemas o disminuir tensiones. Tambien pueden cambiar la energía y siempre son bien recibidos.

Los regalos son muestras de aprecio. Son una forma concreta que expresan gratitud. Ya sea porque son una buena razón para elogiar o solo porque se tiene el gusto de dar.

Los regalos tienen dos extensiones o perspectivas distintas. Por un lado, se encuentra la persona que da el regalo y por el otro esta la persona que lo recibe. Un mismo regalo, dos acciones opuestas, dar y recibir.

Lo mejor de esta polaridad es que ayuda a que los polos opuestos terminen en el punto medio con una misma expresión… GRATITUD. Una virtud que une dos extremos y crea conexión emocional.

Hay personas que saben dar, y cuando lo hacen, lo hacen con gusto. Son almas generosas que se satisfacen con el hecho de dar y de hacer feliz a otros, sin pensar en el beneficio que ellos pueden obtener. Buscan regalos que son significativos y especiales enfocados en la persona que va a recibir.

Este tipo de personas, aprecian las pequeñas cosas. Tienen carácter positivo, son más alegres que otros, y tienen una buena calidad de vida.

Sus regalos tienen impresa la intensión, el tiempo y el cuidado de todos los pequeños detalles y el entusiasmo que le pusieron a regalo que dieron.

Hay personas que no saben dar, les cuesta mucho trabajo pensar en otros y cuando dan piensan en sus gustos, sus necesidades personales y las proyectan en forma de regalo. El dar para estas personas representa una perdida, si no es algo que les beneficia. Son personas centradas en sí mismas, poco sensibles a los intereses y las necesidades de los demás.

Este tipo de personas, se pueden caracterizar como gente que solo toma, agarra, saca provecho y son egoístas. Sin querer lastiman con indiferencia, falta de tolerancia y están desconectados de la gente que les rodea. Tristemente no saben agradecer y no valoran el esfuerzo de las personas que los quiere o les rodea.

Hay otro tipo de personas, estas son las personas que miden y comparan. Solo dan cuando reciben y proporcionan exactamente lo que reciben. Viven calculando a los demás y no hacen, ni dan más de lo que otros no han hecho o dado por ellos

Puede ser que hay gente que sabe dar y no sabe recibir. Algunos otros, les gusta recibir y no saben dar. Tambien hay otros que no solo no saben dar, ni siquiera saben agradecer, y otros que lo que reciben no es lo que querían.

Sea el tipo de persona que sea, uno siempre puede ser mejor. Saber dar, aprender a recibir y sobre todo encontrase en el medio y aprender a agradecer es el motivo y la función que los regalos dan.

www.recetasparalavida.com

la receta

Dar – Recibir

Ingredientes:

Generosidad – bondad y abundancia, dar de corazón

Sensibilidad – consideración, posibilidad de ver y entender a los otros

Sorpresa – curiosidad, interés estar presente

Alegría – satisfacción personal, gozo y deseos para compartir

Humildad – reconocimiento y agradecimiento por el cariño y las atenciones

Afirmación Positiva para dar y recibir con gratitud.

Dar y recibir es una virtud que nutre mi alma y me ayuda a vivir con alegría y abundancia. Doy con gusto y sin esperar nada a cambio y recibo con agradecimiento y paz. Cuando doy recibo y cuando recibo creo equilibrio y bienestar. Todas las atenciones cuentan y todos los detalles ayudan.

Aprendiendo de los regalos:

1. Un buen regalo requiere poner atención en los detalles. Las pequeñas cosas cuentan mucho. Saber ver lo que la persona desea o valora y podérselo dar. Y tener la sensibilidad para reconocer el esfuerzo y la atención recibida.

2. Los regalos deben de hacer sentir bien a las personas. El único propósito de dar regalos es de elogiar y expresar cariño hacia las personas. No hay que tener agendas escondidas ni expectativas irreales.

3. Los regalos no tienen obligaciones. Seria bueno que el receptor supiera agradecer y valorar lo que ha recibido, pero si no lo hace, el dar debe de ser la gratificación principal.

El mejor regalo es estar presente y reconocer que el dar y el recibir fortalece a la gratitud.

Tenemos sesiones de coaching personal. Pide tu cita hoy. https://www.paypal.com/cgi-bin/webscr?cmd=_s-xclick&hosted_button_id=CBJYD8CFYMFF4

 

por Becky Krinsky

 

*Prohibida su reproducción total o parcial sin el permiso escrito del editor y sin citar la fuente.

Copyright © 2005-2019 Recetas para la vida© Todos los Derechos Reservados.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación promedio 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Como has encontrado útil esta publicación ...

¡Compártelo con tus amigos en las redes sociales!

Lamentamos que esta publicación no haya sido útil para usted!

¡Mejoremos esta publicación!

Cuéntanos cómo podemos mejorar esta publicación?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Mantengamonos Conectados!
¡Mantengamonos Conectados!
Suscríbete al boletín para mantenerte informado de cambios y nuevas actualizaciones ademas de tiempo en tiempo un especial sobre la parashá.
Puedes darte de baja en cualquier momento.