Las velas de Janucá nos recuerdan el milagro de Di-s, cuando las llamas de la Menorá ardieron por ocho días con solo una vasija de aceite.

Usar aceite en la comida para recordar el milagro es, por supuesto, una costumbre importante. Pero para poder abarcar los eventos que ocurrieron, debemos entender qué clase de aceite queremos emular.

Si algo es prejudicial, entonces la Torá nos ordena abstenernos de dicha sustancia o comportamiento, como ser fumar, comer comida que no es sana o consumir cantidades excesivas. Quizás freír Latkes y ponerle gran cantidad de mermelada a las sufganiot, aplican a esto mencionado.

El combustible de la Menorá era “Shemen Zait Zaj Katit”- aceite de oliva puro, presionado. El comentarista de la Torá, Rashi, nos dice que las aceitunas eran exprimidas cuidadosamente para exponer sólo la primera gota pura de aceite. El resto de las aceitunas eran llevadas a triturar de manera tradicional para sacar el resto del aceite paras las ofrendas de comida.

Entonces, para poder replicar de la mejor manera el aceite de la Menorá, ¿no deberíamos tomar una pequeña cantidad de aceite puro extra virgen para un delicioso plato o ensalada, exclusivamente recordar el milagro? ¿No sería ésta la manera ideal de celebrar? Debido a que el aceite de la Menorá representa sabiduría, ¿no sería más inteligente no complacernos con esos comportamientos que nos pueden causar daño?

Aceite de oliva:es un buen alimento y es saludable

El aceite de oliva es una de las grasas más sanas para consumir. Es un jugo natural que preserva el gusto, aroma, vitaminas y propiedades de la fruta del olivo. El aceite de oliva es el único aceite vegetal que puede ser consumido así como es.

Los efectos saludables del aceite de oliva son tantos debido a los altos contenidos de ácidos grasos monoinsaturados y su gran contenido de antioxidantes. Los estudios han mostrado que los aceites de oliva ofrecen protección contra enfermedades del corazón controlando el LDL colesterol (malo) y elevando los niveles de HDL (buen colesterol) Además es tolerado positivamente por el estómago. De hecho, la función protectora del aceite de oliva tiene un efecto beneficiario en las úlceras y la gastritis. También activa la secreción de la bilis y hormonas del páncreas de una forma mucho más natural que otras drogas.

Pero, mientras que todos los tipos de aceites de oliva son fuentes de grasas monoinsaturadas, el aceite de oliva EXTRA VIRGEN, de la primera extracción de las aceitunas, contiene niveles más altos de antioxidantes, particularmente la vitamina E, debido a que es menos procesado.

Tipos de aceite de oliva

Generalmente, el aceite de oliva es extraído presionando o triturando las aceitunas. Viene en diferentes variedades, dependiendo de la cantidad que es procesada. Las variedades incluyen:

Extra virgen: considerado el menos procesado, siendo la primera extracción de las aceitunas. Virgen: de la segunda extracción.

Puro: pasa por procesos, tales como filtrados y refinamiento.

Extra light: pasa por considerables procesos y sólo retiene muy poco gusto a aceituna.

Cómo cuidar tu aceite de oliva

Resístete a la tentación de dejar tu hermosa botella de aceite de oliva cerca de la ventana. La luz y el calor son el peor enemigo del aceite. Debe mantenerse en un lugar fresco, oscuro y correctamente cerrado. El oxígeno provoca rancidez. El aceite de oliva es como los demás aceites que se ponen rápidamente rancios cuando se exponen al aire, luz y altas temperaturas.

POR ZAKAH GLASER
Zakah Glaser es directora asociada del Soveya y es consultora certificado en Nutrición, Salud y Control de Peso. Ella ofrece entrenamiento para bajar de peso a personas que luchan con comer en exceso y es muy solicitada por grupos de mujeres para disertar sobre la perspectiva de la Torá sobre la salud y la nutrición.