BeharBehar-BejukotaiLa Luz de la ToráVaikra

Acción preventiva

Perspectivas de la Torá prácticas para la vida.

Si tu hermano, tanto prosélito como residente, se empobrece y sus medios se estrechan en tu proximidad, lo fortalecerás para que pueda vivir contigo” (1).

No permitas que descienda y caiga, y que después sea difícil levantarlo, sino que deberás fortalecerlo desde el momento en que su mano tambalee. ¿A qué se asemeja esto? A la carga que está sobre un asno: mientras el asno todavía esté de pie en su lugar, se le puede agarrar y enderezar. Si ya cayó [el asno] al suelo, incluso cinco hombres no podrán levantarlo” (Rashi).

Cuando una persona comienza a descender en el espiral de la pobreza, la Torá nos instruye evitar que caiga antes de que quede sin nada. Como explica Rashi, es mucho más fácil ayudarlo mientras aún tenga algo en lugar de esperar hasta que se quede sin nada. Podemos aprender de esta idea un importante principio para la vida que no se restringe sólo a dar caridad.

La obra Zijrón Meir escribe que pese a que una acción preventiva es importante en el plano material, en el plano espiritual es esencial. Cuando se cae la carga del burro hacen falta cinco hombres para devolverla, pero cuando la caída es espiritual quizás incluso cien personas no podrán revertirla. Señala también que este principio aplica al nivel espiritual de la persona. Es mucho más fácil eliminar un hábito de comportamiento negativo cuando recién comienza que cuando su raíz ya está bien desarrollada. Compara esta idea a una enfermedad, la cual es mucho más fácil de curar cuando se descubre tempranamente, pero si no se le presta atención, entonces puede que se desarrolle demasiado y haga que sea imposible su posterior eliminación (2).

Hay dos áreas en las que es muy importante trabajar tempranamente si se quiere evitar tener que enfrentar desafíos insuperables más adelante en la vida: jinuj (educación de los hijos) y shalom bait(armonía en el hogar) (3).

Una manera simple de ocuparse de estas áreas es estudiar el enfoque de la Torá sobre ellas. Puede que uno sienta que es capaz de resolver todos los posibles desafíos utilizando su sentido común, pero Rav Noaj Weinberg dice que esta actitud es un serio error. Él advierte que las personas destinan muchos años al estudio de una determinada carrera y que reconocen la necesidad de estar calificados en el campo que eligieron. Además, la mayoría de ellos concordaría en que su matrimonio y su vida familiar son más importantes que sus carreras. ¿Cómo pretenden entonces navegar los numerosos desafíos que enfrentarán en estas áreas sin invertir tiempo para aprender sobre ellas?

Si observamos el mundo que nos rodea veremos que tener un matrimonio exitoso no es fácil. La tasa de divorcio en el mundo occidental es sumamente alta y similarmente, en las últimas generaciones han aumentado considerablemente los problemas en las relaciones padre-hijo.

Un padre que decide cómo criar a su hijo basado exclusivamente en sus propias creencias corre el riesgo de cometer errores que podrían haber sido evitados fácilmente estudiando el enfoque de la Torá (4). De la misma forma, los errores básicos en el matrimonio pueden evitarse asistiendo a clases, leyendo libros y hablando con expertos de Torá respecto a estos asuntos. Es esencial tratar de identificar tempranamente las dificultades en el matrimonio.

Lamentablemente, no es raro que una pareja busque ayuda profesional cuando los problemas ya son demasiado profundos como para ser solucionados. Esta lección también aplica a personas que han estado casadas y que han tenido hijos ya por muchos años. Una persona casada también puede invertir más tiempo y esfuerzo en su matrimonio. Es más, a medida que pasan los años suelen surgir nuevos desafíos, y a veces se necesitan nuevas herramientas para enfrentarlos como corresponde. Similarmente, una persona que no está casada o que no tiene hijos puede comenzar a prepararse para el matrimonio y para ser padre incluso antes de entrar en esas etapas de la vida. Además de estudiar las áreas correspondientes, él también puede comenzar a trabajar en su carácter con muchos años de anticipación, esto lo ayudará a enfrentar los desafíos futuros.

Aprendemos de la parashá de esta semana que ayudar a alguien antes de que caiga es mucho más fácil que levantarlo después de que ha perdido todo. Vemos que este principio aplica a todas las áreas de la vida, como el matrimonio, la paternidad y cualquier otra. Al enfrentar los desafíos tempranamente se evitan dificultades insuperables en el futuro.


Notas:

(1) Behar 25:35.

(2) Citado en Lekaj Tov, Parashat Behar p. 261-2.

(3) Este término se refiere generalmente al matrimonio, en contraste a otras relaciones.

(4) Traducido literalmente como ‘la opinión de la Torá’, se refiere a perspectivas que derivan de personas cuya única fuente de sabiduría es la Torá.

 

Acción preventiva 2

 

Etiquetas
Mostrar más

AishLatino

El objetivo de AishLatino es dar a todo judío la oportunidad de descubrir su patrimonio en un ambiente de preguntas abiertas y respeto mutuo.
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios

Send this to a friend