6 Preguntas para el Día de la Madre

0

El Día de la Madre nos da una valiosa oportunidad para hacer una pausa y reflexionar sobre nuestros objetivos para nuestra vida familiar. Así que, ya seas una madre o no, tómate unos minutos para sentarte tranquilamente y pensar en respuestas para las siguientes seis preguntas.

1. ¿Cómo quiero que sea el ambiente en mi casa?

John Lennon célebremente dijo que la vida es lo que sucede mientras estás haciendo otras cosas. Con demasiada frecuencia, el estado de ánimo en nuestros hogares es simplemente un subproducto, es lo que naturalmente ocurre mientras estamos ocupados persiguiendo otros objetivos.

Uno de los deseos judíos más elevados para una pareja es que ellos tengan “shalom bait”shalom – paz – en su hogar. Shalom es la ausencia de conflicto, un estado en donde nos relacionamos con los demás con respeto y amabilidad. Pero en hebreo shalom significa mucho más que eso.

“Shalom” tiene un segundo significado también: denota plenitud. Cuando deseamos que haya shalom en nuestros hogares y en nuestras familias, estamos pidiendo más que una mera ausencia de conflictos, estamos pidiendo por una sensación de plenitud, de conocernos verdaderamente los unos a los otros.

2. ¿Pasamos suficiente tiempo libre juntos?

Llegar a conocer a otras personas requiere tiempo, y las familias no son una excepción. Sin embargo, en estos días, el tiempo parece ser una mercancía en escasez. Con las presiones del trabajo y de la escuela, por no hablar de la presión constante de estar conectados electrónicamente, pasar tiempo juntos sin distracciones puede parecer un objetivo imposible de alcanzar.

Un lugar para empezar a repensar nuestras agendas es la hora de la cena. Una serie de estudios han demostrado que los niños que comen regularmente con sus padres tienen tasas significativamente más bajas de consumo de drogas y alcohol, obtienen mejores calificaciones y tienen mejor autoestima. La forma en que las familias comen juntas también es importante: las familias que comen juntas mientras ven televisión tienen tasas más altas de tensión familiar que los que conversan durante la comida.

El judaísmo también nos da una fórmula semanal para el tipo de unión que se asocia a las familias saludables. Shabat es un momento en el que las familias tradicionalmente se desconectan de las presiones del trabajo, de la escuela y de cosas por el estilo, y se vuelven hacia adentro en cambio para concentrarse los unos en los otros. Las cenas de Shabat pueden ser un merecido descanso del sofocado ritmo de la semana, dándonos la oportunidad de relajarnos, descansar, tener una conversación en vivo con nuestros seres queridos e invitados, y redescubrir nuestras relaciones nuevamente.

3. ¿Cuáles son las metas espirituales de mi familia?

Muchos de nosotros no estamos acostumbrados a pensar en términos de espiritualidad, pero cada familia tiene una parte espiritual en su vida (ya sea que utilicemos palabras como “espiritual” o no).

Todo el mundo anhela una conexión con algo más grande que ellos mismos. Los niños, sobre todo, desean encontrarle sentido al mundo que los rodea. Y la forma en que elegimos vivir ayuda a nuestras familias a que encuentren sus propias respuestas a las grandes preguntas de la vida.

¿Nuestros hijos nos ven hacer actos de caridad? ¿Ven que nos esforzamos para ayudar a los demás? ¿Nos ven actuar con honestidad y honor? ¿Estamos mostrándoles que valoramos nuestras tradiciones, que nos preocupamos por nuestras comunidades y que acudimos a ellos en momentos de dificultad, que buscamos conectarnos con Dios? Influir en el crecimiento espiritual de nuestras familias puede parecer desalentador, sobre todo cuando muchos de nosotros no hemos trabajado completamente en nuestros propios pensamientos y sentimientos todavía. Pero de todas maneras nuestras familias están observando nuestro ejemplo.

Una famosa historia judía demuestra el impresionante poder de una mujer judía. Está registrado que en la antigüedad, había una pareja de judíos justos. Por desgracia, no pudieron tener hijos entre sí, por lo que decidieron divorciarse y buscar mejor fortuna con nuevos cónyuges. Cada una de estas personas justas se casó con un cónyuge muy malo – pero sus destinos fueron muy diferentes.

Porque con el paso del tiempo, la malvada esposa del hombre justo lo influyó para mal, y él también se convirtió en malvado. Pero la mujer justa influyó paulatinamente a su malvado marido para que fuera bueno como ella.

Así como esta mujer, todos nosotros tenemos el poder de influir en quienes nos rodean. Las madres, sobre todo, están bien posicionadas para exhibir el comportamiento que ellas desean que sus familias absorban.

4. ¿Qué voy a comprar hoy?

La mujer judía ideal es buena para ir de compras. Esta no es una cita extraída de la cultura pop, sino una profunda observación en la tradición judía.

Cada viernes por la noche, los judíos de todo el mundo recitan la canción “una mujer virtuosa”, alabando a la mujer judía suprema. El poema, tomado de la parte final del libro bíblico de Proverbios, describe a esta mujer suprema como una “mujer de negocios”, elaborando y comerciando bienes desde lejos.

La educadora y escritora judía Tzipora Heller comenta sobre esta idea. Ella señala que cada uno de nosotros es un comerciante, seleccionando qué cosas – no sólo bienes materiales, sino también ideas y valores – deseamos traer a nuestras casas desde “lejos”, desde el exterior.

Así, cada uno de nosotros va de “shopping” todos los días. Es nuestro trabajo discernir: identificar y aceptar las cosas que nos fortalecerán a nosotros y a nuestras familias, y tener la sabiduría suficiente para dejar fuera el resto.

5. ¿Cuál es mi legado?

Alfred Nobel, un químico sueco del siglo 19, inventó la dinamita. En 1888, cuando tenía 55 años, un periódico francés publicó accidentalmente su obituario, y él quedó horrorizado con lo que leyó. La muerte y la destrucción eran sus únicos legados.

Nobel decidió cambiar y hacer algo positivo con el resto de su vida. Él utilizó su fortuna para establecer el Premio Nobel, entregado a perpetuidad para honrar los avances en las ciencias, la literatura y la paz.

En 50 años más, cuando nuestros nietos les cuenten a sus propios nietos sobre nosotros, ¿qué queremos que les digan? Seguramente, la mayoría de nosotros no tendrá el impacto que Alfred Nobel tuvo, pero ciertamente podemos aprender de su ejemplo y considerar cuál será nuestro legado.

6. ¿Por qué cosas estás agradecido?

Es fácil quedar atrapado en la difícil labor de formar parte de una familia y olvidar la alegría. Muchas personas piensan que para ser felices, es más fácil buscar afuera: ver una película, disfrutar una comida, divertirse de alguna manera.

Sin embargo, los investigadores han encontrado que las fuentes externas de felicidad, pierden rápidamente su potencia. (Incluso hay un término psicológico para ello: adaptación hedónica). En cambio, los investigadores han encontrado que la forma más rápida de aumentar nuestra felicidad, es concentrarnos en lo bueno de nuestras vidas. Específicamente, los psicólogos han encontrado que el simple hecho de escribir una lista con las cosas por las que estamos agradecidos nos ayuda a ser significativamente más felices.

Trata de tomarte un momento para escribir las cosas por las que sientes gratitud. Pensar en nuestras familias, nuestra salud – incluso en el hecho milagroso de nuestra existencia – puede ayudarnos a apreciar a nuestras familias mucho más, y a disfrutar más de ellos también.

 

POR YVETTE ALT MILLER

 


¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación promedio / 5. Recuento de votos:

Como has encontrado útil esta publicación ...

¡Compártelo con tus amigos en las redes sociales!

Lamentamos que esta publicación no haya sido útil para usted!

¡Mejoremos esta publicación!


¡Mantengamonos Actualizado!
¡Mantengamonos Actualizado!
Suscríbete al boletín para mantenerte informado de cambios o nuevas actualizaciones
Puedes darte de baja en cualquier momento.


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.