fbpx
Bienvenido
- Judaísmo en Español

2. Urjatz – Limpiar

55
PARASHÁ DE LA SEMANA: PESAJ
LECTURA DE LA TORÁ PARA 1 DIA DE CHOL HAMOED (LUNES): EXODO 13:1-16; NUMEROS 28:19-25
LECTURA DE LA TORÁ PARA 2 DIA DE CHOL HAMOED (MARTES): EXODO 22:24 – 23:19 ; NUMEROS 28:19-25
FESTIVIDAD: PESAJ (19 AL 27 DE ABRIL DE 2019)
TIEMPO DE LECTURA: 2 MINUTOS

CUERPO

Antes de ponernos a trabajar, y en especial en una tarea tan sensible y tan cósmica como la manipulación ritual de comida con el fin de manipular verdades espirituales, tenemos que tener las manos limpias. Lávalas para quitarles todas las impurezas de una vida vivida en un mundo materialista.

Llena un recipiente con agua.

En muchos hogares judíos hay un recipiente grande con dos mangos diseñada especialmente con este fin. Puedes dejar un momento la mesa para ir a la cocina.

¿Qué? ¿Acabamos de sentarnos y ahora otra vez tenemos que levantarnos e irnos? Bueno, la verdad es que ese es un modelo de migración normal para los judíos…

Suscriba nuestro boletín para mantenerse actualizado.

Otra posibilidad es traer un tazón y una toallita a la mesa.

Vierte el agua de modo que cubra toda la mano derecha. Repite esto. Repítelo otra vez más. Lo mismo con la mano izquierda.

-- Anuncio --

Así era como lo hacían los kohanim (“sacerdotes”) cuando entraban al Templo Sagrado de Jerusalem.

Sécate las manos.

Por lo general, a esta altura recitamos una bendición. Cuando nos lavemos las manos por segunda vez antes de comer la matzá, la recitaremos. Pero ahora no.

ALMA

Nuestras manos son las principales herramientas con las que interactuar con el medio que nos rodea. Por lo general, ellas obedecen nuestras emociones: el amor, el temor, la compasión, el ansia de ganar, de que nos aprecien, de expresarnos, de dominar. A su vez, nuestras emociones reflejan nuestro estado mental.

Pero con demasiada frecuencia, todas las facultades de nuestra psiquis se sientan cada una en su célula, exiliadas las unas de las otras. La mente ve las cosas de una forma; el corazón siente de otra manera diferente y nuestra interacción con el mundo acaba todo mezclado como un plato de tzimes.

El agua representa el poder de curación de la sabiduría. El agua fluye hacia abajo, llevando su esencial simpleza a todas las cosas. El agua las une a todas como un solo ser que crece todo junto. Vertimos agua sobre las manos como una expresión de sabiduría que se va derramando hacia abajo, pasando por el corazón y desde allí a nuestra interacción con el mundo que nos rodea.

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a nuestra campaña de Pesaj
close-image