Bienvenido
Judaísmo en Español

El Tania del Día Igueret HaTeshuvá, comienzo de Capítulo 6

PARASHÁ DE LA SEMANA: PESAJ
LECTURA DE LA TORÁ PARA 1 DIA DE PESAJ (SHABBAT): EXODO 12:21-51; NUMEROS 28:19-25 HAFTORAH: JOSUE 3:5-7; JOSUE 5:2 – 6:1-27
LECTURA DE LA TORÁ PARA 2 DIA DE PESAJ (DOMINGO): LEVITICO 22:26 – 23:44; NUMEROS 28:19-25 HAFTORAH: II DE REYES 23:1-9; II DE REYES 23:21-25
PROXIMA FESTIVIDAD: PESAJ (19 AL 27 DE ABRIL DE 2019)

Tiempo de Lectura: 2 minutos

Igueret HaTeshuvá, comienzo de Capítulo 6

Sin embargo, todo esto era [logrado] cuando Israel estaba en un plano elevado, cuando la Presencia Divina moraba dentro [del pueblo] de Israel en el Beit HaMikdash. En esa época el cuerpo recibía su vitalidad sólo a través del Alma Divina, de la más interior fuente del poder dador de vida que emana del Infinito, a través del Tetragrámaton, como se ha explicado antes.

Pero luego ellos cayeron de su nivel, y a través de sus acciones produjeron el exilio místico de la Presencia Divina, como está escrito: “Por causa de vuestros pecados fue desterrada vuestra madre”. Esto significa que la benevolencia que emana de la antes mencionada letra héi posterior [del Tetragrámaton] ha sido hecha descender [a un nivel] muy bajo, de plano en plano, hasta investirse en las Diez Sefirot de noga, las que transmiten la benevolencia y vitalidad por intermedio de las huestes del cielo y aquellos encargados sobre ellas, a cada ser viviente físico en este mundo, incluso a la vegetación, como declaran nuestros Sabios: “No hay hoja de césped abajo que no tenga espíritu [Arriba que la golpea y le ordena: ¡crece!]”.

Así, incluso el pecaminoso y los transgresores deliberados de Israel pueden recibir vitalidad [de ésta] para sus cuerpos y Almas Animales exactamente tal como lo hacen otros seres vivientes, como declara el versículo [que existe un estado en el que los seres humanos son] “asemejados y similares a los animales”. De hecho, incluso con mayor énfasis y fuerza. Pues, como se explica en el santo Zohar, Parshat Pekudéi, toda la benevolencia y vitalidad concedida al hombre mortal mientras hace el mal a los ojos de Di-s, [a través de cualquiera de las “vestimentas” del alma, o sea:] en la acción o el habla, o pensando pecaminosamente, etc.; toda [esta fuerza vital] emana hacia él desde las [diversas] cámaras de la sitrá ajará descriptas allí en el santo Zohar.

-- Anuncio --

El hombre tiene la elección — si derivar su nutrición de las cámaras de la sitrá ajará, o de las cámaras de la santidad de las cuales emanan todos los buenos y sagrados pensamientos, etc.

Suscriba nuestro boletín para mantenerse actualizado.

Pues “uno opuesto al otro hizo Di-s…”. Las cámaras de la sitrá ajará derivan su vitalidad de la emanación de las Diez Sefirot de noga que está investida dentro de ellas y que desciende a ellas a través de su [paso por] etapas, y [esta kelipá de noga] está compuesta de bien y mal, como en “el Arbol del Conocimiento [del bien y el mal]”, como lo saben quienes son versados en la Cabalá.

Extraído del libro Tania Completo, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana. Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial. Derechos Reservados.

 

Sefira Ross es una diseñadora e ilustradora independiente cuyas creaciones originales adornan muchas páginas de Chabad.org. Residiendo en Seattle, Washington, sus días se pasan entre ilustraciones multitarea y ser madre.

 

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a nuestra campaña de Pesaj
close-image