fbpx
Bienvenido
- Judaísmo en Español

El Tania del Día Igueret HaTeshuvá, Capítulo 5

61
PARASHÁ DE LA SEMANA: PESAJ
LECTURA DE LA TORÁ PARA 2 DIA DE CHOL HAMOED (MARTES): EXODO 22:24 – 23:19 Y NUMEROS 28:19-25
LECTURA DE LA TORÁ PARA 3 DIA DE CHOL HAMOED (MIERCOLES): EXODO 34:1-26 Y NUMEROS 28:19-25
LECTURA DE LA TORÁ PARA 4 DIA DE CHOL HAMOED (JUEVES): NUMEROS 9:1-14 Y NUMEROS 28:19-25
LECTURA DE LA TORÁ PARA 5 DIA DE SHVIEE SHEL PESACH (VIERNES): NUMEROS 13:17 – 15:26 Y NUMEROS 28:19-25 HAFTORAH: SAMUEL II 22:1-51
FESTIVIDAD: PESAJ (19 AL 27 DE ABRIL DE 2019)
TIEMPO DE LECTURA: 3 MINUTOS

Igueret HaTeshuvá, Capítulo 5

Ahora bien, el traer y hacer descender el Alma Divina dentro de este mundo físico para investirse dentro de un cuerpo humano, deriva del aspecto interior, la fuente, del habla. Este [aspecto interior del habla] es el “aliento” del Supremo, indicado en la hei posterior [del Nombre Havaiá] analizada arriba. Como está escrito [respecto de la investidura del alma dentro del cuerpo]: “Y El sopló dentro de sus fosas nasales aliento de vida, y el hombre se convirtió en una criatura viviente”, y “aquel que sopla, lo hace desde su interior, [desde su interioridad y más interior ser]”.

Este, entonces, es el significado del versículo: “Pues parte de Di-s es Su pueblo; Iaacov es la cuerda de Su heredad”. La analogía es la de una cuerda cuyo extremo superior está anudado arriba, y su extremo, abajo.

El significado simple de la palabra “El sopló” es enseñarnos que tal como, por ejemplo, si alguien sopla en determinada dirección, y hay allí cualquier separación u obstrucción, el aliento exhalado no llegará en absoluto a aquel lugar, así precisamente [sucede] si hay alguna obstrucción que separa al cuerpo del hombre del “aliento” del Supremo.

La verdad, sin embargo, es que nada material o espiritual constituye una barrera ante El, pues [como está escrito:] “¿No lleno Yo, acaso, los cielos y la tierra?”, y [también está escrito:] “Todo el mundo está lleno de Su gloria”, y [también] “No hay lugar vacío de El”, [y] “En los cielos arriba, y en la tierra abajo, no hay nada más”, [y] “El llena todos los mundos…”. Pero, como declara Isaías: “Sólo vuestros pecados separan entre vosotros y vuestro Señor”.

-- Anuncio --

Suscriba nuestro boletín para mantenerse actualizado.

El motivo es que los pecados se oponen a la Voluntad del Supremo, Quien da vida a todo, como está escrito: “Todo lo que Di-s quiere El ha hecho en el cielo y en la tierra” (y ya se ha dicho antes que [la Voluntad Suprema] es la fuente del flujo que emana del Tetragrámaton, y es representada por la “espina” encima de la letra iud).

Este, entonces, es el significado de karet/כרת (“escisión”): la “cuerda” que se extiende de la hei final del Divino Nombre de las Cuatro Letras, el Tetragrámaton, es cercenada, cortada. Como dice el versículo en Parshat Emor: “Esa alma será cercenada de delante de Mí, Yo soy Di-s”. “De delante de Mí”, específicamente.

Los demás pecados que no incurren en escisión, causan al menos un defecto, en el sentido de un defecto que invalida un cuchillo [para el faenado ritual]. Esto es análogo a una gruesa cuerda entretejida con 613 hilos delgados. Del mismo modo, la “cuerda” del flujo descendiente mencionado antes está formada por las 613 mitzvot. Cuando [el hombre] viola una de ellas, Di-s libre, un delgado hilo [que consiste de ese mandamiento particular] es cortado…

Pero aun si uno incurrió en [pecados de] escisión o muerte, perdura todavía dentro de él una impresión de su Alma Divina, y por su intermedio podría llegar a vivir hasta los cincuenta o sesenta años, pero no más. (En cuanto a la afirmación atribuida al AríZal, en el sentido de que el makíf, un nivel trascendente de la fuerza vital, entra en él, etc. — ello es irrelevante a la vida del cuerpo físico [que no puede sobrevivir una vez que no queda vestigio del Alma Divina], y se aplica solamente hasta los 50 años, o en la época contemporánea, como se verá más adelante).

Extraído del libro Tania Completo, de la Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana
© Editorial Kehot Lubavitch Sudamericana. Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de la Editorial. Derechos Reservados.

 

Sefira Ross es una diseñadora e ilustradora independiente cuyas creaciones originales adornan muchas páginas de Chabad.org. Residiendo en Seattle, Washington, sus días se pasan entre ilustraciones multitarea y ser madre.

 

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a nuestra campaña de Pesaj
close-image