fbpx
Bienvenido
- Judaísmo en Español

El Fénix

"La señora Lifschitz estaba encantada y el proyecto fue terminado poco tiempo después"

110
PARASHÁ DE LA SEMANA: PESAJ
LECTURA DE LA TORÁ PARA 1 DIA DE PESAJ (SHABBAT): EXODO 12:21-51; NUMEROS 28:19-25 HAFTORAH: JOSUE 3:5-7; JOSUE 5:2 – 6:1-27
LECTURA DE LA TORÁ PARA 2 DIA DE PESAJ (DOMINGO): LEVITICO 22:26 – 23:44; NUMEROS 28:19-25 HAFTORAH: II DE REYES 23:1-9; II DE REYES 23:21-25
PROXIMA FESTIVIDAD: PESAJ (19 AL 27 DE ABRIL DE 2019)

Tiempo de Lectura: 2 minutos

Ocurrió hace 22 años, cuando la viuda de Jacques Lifschitz, el renombrado escultor, vino a una audiencia privada con el Rebe de Lubavitch, poco después del repentino fallecimiento de su marido.

En el transcurso de su reunión con el Rebe, ella mencionó que antes de fallecer, su marido estaba a punto de culminar una gran escultura abstracta de un ave fénix, un trabajo solicitado por la organización de mujeres del hospital Hadassah en el Monte Scopus, en Jerusalén.

Como artista y escultora por derecho propio, ella dijo que quería terminar el trabajo de su marido, pero dudaba, ya que los líderes judíos le habían mencionado que el fénix era un símbolo no judío, y por ende no correspondía que fuera colocado en Jerusalén.

Yo me encontraba junto a la puerta de la oficina del Rebe esa noche, cuando él me llamó y me pidió que le trajera el libro de Job de su estante, lo cuál hice.

El Rebe abrió en el capítulo 29, versículo 18, “multiplicaré mis días como el Jol”

Suscriba nuestro boletín para mantenerse actualizado.

Entonces el Rebe explicó a la señora Lifschitz el comentario del Midrash sobre este versículo que describe al Jol como un ave que vive mil años y después muere para renacer luego de sus cenizas.

-- Anuncio --

Claramente era un símbolo judío.

La señora Lifschitz estaba encantada y el proyecto fue terminado poco tiempo después.

Acorde a su naturaleza, el Rebe vio lo positivo donde la sabiduría convencional veía solamente negativismo.

Esta hermosa metáfora de la vida que renace de las cenizas, encaja perfectamente con la situación. Con su inspiración divina, el Rebe trajo esperanza a esta quebrantada viuda. Y a lo largo de su vida, él hizo lo mismo con el espíritu del pueblo judío, a quien levanto de las cenizas del Holocausto a una nueva y enérgica vida.

 

POR YEHUDA KRINSKY
Contado por el Rabino Iehuda Krinsky poco después de la desaparición física de Rebe en 1994. El Rabino Krinsky sirvió como secretario personal del Rebe por mas de 40 años.

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a nuestra campaña de Pesaj
close-image