fbpx
Bienvenido

Leyes de Robo

Todos conocemos el Mandamiento de No Robaras, ¿Pero, estamos seguros de no profanarlo?

66
PARASHÁ DE LA SEMANA: PESAJ
LECTURA DE LA TORÁ PARA 4 DIA DE CHOL HAMOED (JUEVES): NUMEROS 9:1-14 Y NUMEROS 28:19-25
LECTURA DE LA TORÁ PARA DIA 5 – SHVIEE SHEL PESACH (VIERNES): NUMEROS 13:17 – 15:26 Y NUMEROS 28:19-25 HAFTORAH: SAMUEL II 22:1-51
LECTURA DE LA TORÁ PARA DIA 6 y ULTIMO DIA – ACHRON SHEL PESACH (SHABBAT): DEUTERONOMIO 14:22 – 16:17 Y NUMEROS 28:19-25 HAFTORAH: ISAIAS 10:32 – 12:6
FESTIVIDAD: PESAJ (19 AL 27 DE ABRIL DE 2019)
TIEMPO DE LECTURA: 3 MINUTOS

Está prohibido robar, tanto de un niño como de un adulto, judío o gentil, y aun de un individuo que le ha causado dolor. La prohibición se aplica aun a un objeto de valor mínimo, menos de una peruta1. Sin embargo está técnicamente permitido tomar un objeto cuyo valor es tan ínfimo que el propietario no se preocuparía si es tomado, como una astilla de madera de un atado de leña para usarla de mondadientes. Sin embargo, lo ideal es evitarlo a menos que uno tenga autorización expresa del propietario2.

Robar está prohibido aun si uno no tiene intención de guardar el objeto. Por ejemplo, está prohibido tomar temporariamente un objeto simplemente para irritar al propietario o para enseñarle una lección acerca de no dejar su dinero u objetos en lugares no seguros. Del mismo modo no está permitido robar para hacerle una broma a un amigo3.

Si el abrigo o las botas de una persona son cambiados por error en un salón de fiestas o en otro lugar público, está prohibido que la víctima del cambio use la vestimenta cambiada o que la guarde como suya. Si el propietario viene a reclamarla, debe devolverla, aun si la suya se perdió4. Para evitar este problema, muchos lugares públicos, tales como sinagogas, colocan un cartel que dice que al colgar los abrigos en ese lugar, los propietarios están de acuerdo en que si su vestimenta es cambiada por error, la otra persona tiene permiso de usarla.

Está prohibido comprar bienes robados. Si se sabe que un vendedor es un ladrón que vende bienes robados, está prohibido adquirir cualquier cosa de él. Del mismo modo está prohibido tener placer de bienes robados, aun sin adquirirlos, como ser cabalgar en un caballo robado o entrar a una casa robada para protegerse del calor. Esto se aplica aun si los propietarios han abandonado toda esperanza de recuperar alguna vez el objeto robado5.

Está prohibido robar exámenes antes que sean dados para revisarlos y obtener una buena calificación. Esto no sólo es considerado “gueneivat daat” (fraude) sino que es considerado un verdadero robo, pues eventualmente será contratado por sus “buenas” calificaciones, y si el empleador hubiera sabido que esas calificaciones no hubieran sido reales no lo habría contratado. Por lo tanto está robando dinero de un futuro empleador6.

Rabí Ieshaiahu Horowitz escribió “Uno debe repetir ideas de Torá en nombre de la persona que originalmente las dijo, pues el robo de tales ideas es peor que el robo de dinero. El alma del judío y la Torá son uno, por lo tanto robar ideas de Torá es equivalente a dañar el alma. Cuan grande es el pecado de uno que repite una explicación de un versículo, o alguna otra cosa que ha oído y no menciona el nombre de la persona que originalmente lo dijo o lo escribió”7

Un empleado no debe usar la propiedad de su empleador o la firma de su empleador para sus propósitos personales. Por lo tanto debe evitar el usar el teléfono de la compañía, la copiadora, otras máquinas, el auto, etc., a menos que esté seguro que el empleador permite tal uso. El hecho de que muchos otros empleados de la compañía violan esta regla no es relevante; esto no constituye una “costumbre prevaleciente” que un empleador está obligado a respetar.

Si un empleado no está seguro si el empleador permite el uso de un objeto en particular de propiedad de la compañía, debe formularse la siguiente pregunta: Si el empleador estuviera presente en ese momento, ¿evitaría él el usar el objeto o continuaría haciéndolo sin preocuparse? Si evitaría el uso o se sentiría incomodo por ello en presencia del empleador, ese uso debe ser evitado aun cuando el empleador no está presente.

Un trabajador no debe tomarse tiempo para orar sin permiso. La plegaria debe ser hecha en su propio tiempo. Si hay un acuerdo expreso con el empleador sobre este tema, o si existe una costumbre prevaleciente en ese campo o trabajo en esa localidad de que los empleados oren en el tiempo de la compañía, está permitido8.

En el mismo sentido, está prohibido para una persona que tiene dos trabajos hacer el trabajo de uno mientras está en el otro, Por ejemplo, un maestro que tiene un trabajo de oficina por la tarde para un empleador diferente no debe tener una charla con los padres de un alumno mientras está en el segundo trabajo.

Tampoco está permitido tomarse largas pausas para el café y similares, más de las normas establecidas.

-- Anuncio --

NOTAS AL PIE
1. Antigua moneda de cobre de valor insignificante
2. Shuljan Aruj HaRav, Leyes de Robo 1
3. Ibíd. 3
4. Ibíd. 30. Kitzur Shuljan Aruj 182:12
5. Ibíd. 9. Kitzur 182:8-9
6. Igrot Moshe, Joshen Mishpat 2:30
7. Shela HaKadosh 183
8. Todo lo anterior es de Casos de Halajá Monetaria por Rabí Tzvi Spitz, Artscroll
POR ELIEZER WENGER
El Rabino Eliezer Wenger ha enseñado ley judía y otros temas por más de 10 años en la Secundaria Beth Rivkah de Montreal, Canada. Es el Rabino de la congregación Oneg Shabbos de Montreal, y autor de más de una docena de libros sobre ley judía.

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.

Únete a nuestra campaña de Pesaj
close-image
Suscribete a nuestro boletin semanal y mantente actualizado comenzando pronto!
Suscribirme
close-image