fbpx
Bienvenido
- Judaísmo en Español

¿Debemos endeudarnos para salir de vacaciones?

Mi esposo quiere planificar un gran viaje familiar que no podemos solventar. Él piensa que es importante, yo no estoy de acuerdo.

35
PARASHÁ DE LA SEMANA: PESAJ
LECTURA DE LA TORÁ PARA 2 DIA DE PESAJ (DOMINGO): LEVITICO 22:26 – 23:44; NUMEROS 28:19-25 HAFTORAH: II DE REYES 23:1-9; II DE REYES 23:21-25
FESTIVIDAD: PESAJ (19 AL 27 DE ABRIL DE 2019)

Tiempo de Lectura: 3 minutos

Querida Emuna:

Con mi esposo tenemos una discusión y nos gustaría que nos ayudes a resolverla. Estamos un poco limitados de dinero y vivimos con lo básico, con muy pocas cosas extras. Él desea planear un gran viaje para el verano (él piensa que si comenzamos a planificarlo ahora podremos encontrar algunas buenas ofertas), porque algunos de nuestros hijos están en la escuela secundaria y no sabemos cuánto tiempo más querrán o podrán viajar con nosotros. Yo no quiero endeudarme para hacerlo. Él piensa que es importante para nuestra familia; yo pienso que podemos arreglarnos sin eso. ¿Qué debemos hacer?

Espero tu consejo

Querida Espero tu consejo:

No creo poder resolver por ti este problema. Sólo puedo decirte a partir de mi experiencia personal que los viajes familiares crean recuerdos a largo plazo. Todas las peleas y dificultades se olvidan (¡todos esos momentos en los cuales amenazaste con dar media vuelta y regresar a casa y ellos sabían perfectamente que no lo harías!), pero los recuerdos y sentimientos cálidos perduran durante años. Especialmente ahora, que es posible crear álbumes digitales con todas las fotos.

Suscriba nuestro boletín para mantenerse actualizado.

No sé si esta es su última oportunidad, yo descubrí que algunos de nuestros adolescentes no quisieron viajar con nosotros, pero todos, incluyendo nuestros hijos casados y nietos, desearon venir el verano pasado. Pero definitivamente es una oportunidad que tal vez no volverá a presentarse. La vida se vuelve más complicada, así como los planes de viaje. Mi instinto sería hacer el viaje; si realmente no pueden solventarlo, entonces no hay otra opción, pero suena como que pueden llegar a hacerlo con un poco de esfuerzo. Creo que vale la pena.

Siempre le digo a la gente que al final de su vida no pensarán “desearía tener otros $500”, ni siquiera otros $5000, pero uno puede llegar a pensar que hubiera deseado pasar más tiempo con su familia, particularmente momentos más relajados, alejados de las tareas cotidianas, las cuentas a pagar, los deberes escolares y los lavados de ropa. Mi única advertencia es que si deciden hacerlo, debes estar dispuesta a disfrutarlo a fondo; no puedes pasar todas las vacaciones agonizando por el dinero gastado y advirtiendo a todo el mundo que deben mantenerse alejados de aquellas actividades que cuestan dinero (aunque frecuentemente un día en el agua o en algún lugar bello es gratis) y restringiendo lo que comen. Ve y disfrútalo. Eso te mantendrá sonriendo durante muchos años.


Querida Emuna:

-- Anuncio --

Mi hija se encuentra en el primer año de estudio en una universidad prestigiosa y si bien estamos emocionados respecto a sus estudios y los prospectos de carrera, estamos muy preocupados porque cada comunicación con ella involucra la palabra “estrés”. “Estoy muy estresada”. “No puedo dormir porque estoy muy estresada”. “Aquí todo el mundo está estresado”, etc., etc. No sé cómo enfrentar esto. ¿Debo recomendarle consultar con la clínica de salud mental? ¿Debo mostrarle empatía y compasión? ¿Debo decirle que regrese a casa? Por favor, ayúdame.

Madre de una estudiante de primer año

Querida Madre de una estudiante de primer año:

Pienso que lo que estás experimentando es absolutamente normal, pero (y este es un gran pero) tienes que conocer a tu propia hija. A veces el estrés es sólo estrés y a veces es un llamado pidiendo ayuda; a veces es controlable y otras veces no lo es. Si realmente es algo que la está abrumando, entonces yo la alentaría a visitar la clínica de la escuela. Estoy segura que se trata de uno de los problemas más comunes con los que se enfrentan y ellos están en una mejor posición para evaluar cuán severa es su situación.

Yo también le recordaría que es algo normal. Todo el mundo lo siente, tanto si son suficientemente honestos como para escribir sobre ello en su página de Facebook o no. El estrés se ve todavía más acentuado por asistir a una universidad prestigiosa. La presión es todavía mayor y muchos estudiantes de primer año afirman sentir que pierden el equilibrio. Haber obtenido las mejores calificaciones en la escuela secundaria a menudo no es suficiente preparación para entrar a las grandes ligas.

La otra respuesta que puedes brindarle (después de proveer empatía y entendimiento) es que ella logrará relajarse (gran ironía) si aprende a aceptar su estrés. Para quienes sufren insomnio, lo frustrante no es sólo la incapacidad de dormir, sino imaginar cuán cansados y disfuncionales serán al día siguiente. Cuando uno acepta que estará cansado (un proceso de pensamiento que se logra luego de muchas noches sin dormir al tener niños pequeños), uno se libera de una capa completa de estrés emocional. Puede ser que estaré cansada, pero no preciso también estar ansiosa porque voy a estar cansada… Puedes enseñarle a tu hija que es cierto; ella puede estar estresada pero eso incluso es una reacción normal, por lo tanto no es necesario “estresarse por estar estresada”. Lo creas o no, esto realmente ayuda.

Como dije antes, no debes descartar alguna clase de ayuda psicológica y dado que supuestamente tú estás bastante lejos, quizás debes alentarla a buscarla. Mejor estar seguro que lamentarse después. Finalmente, nunca desestimes el poder de la plegaria para relajarse y calmarse, tanto para ti como para ella.

 

POR EMUNA BRAVERMAN

 

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.

Únete a nuestra campaña de Pesaj
close-image