fbpx
Bienvenido
- Judaísmo en Español

Conceptos Básicos sobre Shemitá

45
PARASHÁ DE LA SEMANA: PESAJ
LECTURA DE LA TORÁ PARA 1 DIA DE PESAJ (SHABBAT): EXODO 12:21-51; NUMEROS 28:19-25 HAFTORAH: JOSUE 3:5-7; JOSUE 5:2 – 6:1-27
LECTURA DE LA TORÁ PARA 2 DIA DE PESAJ (DOMINGO): LEVITICO 22:26 – 23:44; NUMEROS 28:19-25 HAFTORAH: II DE REYES 23:1-9; II DE REYES 23:21-25
PROXIMA FESTIVIDAD: PESAJ (19 AL 27 DE ABRIL DE 2019)

Tiempo de Lectura: 3 minutos

Tan pronto como los judíos se instalaron en la tierra santa, comenzaron a contar y a observar ciclos de siete años. Cada ciclo culminaba en un año de Sabático, conocido como “Shemitah,” literalmente: Frenar, parar.

El año posterior a la destrucción del Segundo templo (3829 después de la creación, 68-69 EC) era el primer año del ciclo de siete años Sabáticos. Contando de a siete desde entonces, vemos que este año que se aproxima en el calendario judío, 5768 (sep. 13, 2007-Sep. 29 2008), será un año de Shemitah.

El año de Shemita borra todas las deudas pendientes

La observancia de Shemitah tiene varios detalles. En los párrafos siguientes detallaremos los fundamentos de la observancia de Shemitah. Para una información más detallada, vea por favor nuestras secciones Perdón de las deudas y Abandono de las granjas.

Suscriba nuestro boletín para mantenerse actualizado.

Dé a su amigo un respiro

Al final del séptimo año deberás hacer una condonación. Y ésta es la forma de hacerla: todo acreedor que prestó a su amigo; no exigirá de su amigo o de su hermano, porque ha llegado la época de condonación para el Seño-r — Deuteronomio 15:1 – 2

En el año de Shemitah se renuncia a todas las deudas entre los deudores y acreedores judíos.

[Hoy en día, un mecanismo halajico llamado pruzbul evita esta amnistía del préstamo. Vea Amnistía del préstamo para más información sobre pruzbul.]

Este aspecto de Shemitah se conoce la observancia como shmitat kesafim, “condonación del dinero [deudas].”

-- Anuncio --

Tome un descanso de cultivar

Por seis años sembrarás tu campo, y por seis años usted podarás tu viñedo, y recolectaras su producto, pero en el séptimo año, la tierra tendrá un descanso completo, un Shabat para el se-ñor; no sembrarás tu campo, no podarás tu viñedo, ni cosecharás lo que a crecido espontáneamente de tu cosecha. . . Y [el producto de] el Shabat será tuyo para comer para ti, para tus criados y criadas, para tu trabajador y empleados que vivan con usted… — Levítico 25:3 – 6.

Durante Shemitah año, los residentes de la tierra de Israel deben renunciar totalmente de cultivar sus campos. También abandonan la propiedad personal de sus campos; cualquier producto que crece solo se considera de propiedad comunal, libre para que cualquiera lo tome.

Este aspecto de la Shemitah se conoce como shmitat karka, “abandono de la tierra.”

Reconcentrarnos

La nación tomó colectivamente un descanso y se enfocó en búsquedas más espirituales

En la antigua cultura israelí basada en la agricultura, el año de Shemitah era un desafío difícil para la fe colectiva del pueblo en el Creador, quién les legó la tierra que fluye leche y miel.

¿Y si dirás, “qué comeremos en el séptimo año? ¡No sembraras, y no recolectaras tu producto! “– Levítico 25:20

Mas, los que pongan su destino en las manos de Di-s serán ricamente recompensados:

Yo enviare mi bendición para ustedes en el sexto año, y el producto rendirá por tres años. Y sembrarás en el octavo año, mientras que todavía comerás de las viejas cosechas. ¡Hasta el noveno año, hasta la llegada de la cosecha, comerás la vieja cosecha! — Levítico 25:21 – 22.

Así es como la gente tenia una oportunidad de poner a prueba su fe en Di-s y de verse recompensados, la abstención de un año completo de cultivarles permitía a todos tomar un descanso y concentrarse en búsquedas más espirituales — la gente llenaba las sinagogas y las casas de estudio. Incluso hoy, cuando la extensa mayoría de judíos no está implicada en la agricultura, las lecciones de Shemitah son igual de vigentes. Durante este año se espera que nos concentremos más en nuestra misión espiritual en la vida, y menos en nuestras persecuciones materiales. Más en porqué somos necesarios, y menos en que necesitamos. Más en la fe en Di-s, menos en la fe en nuestros propios talentos y virtudes.

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.

Únete a nuestra campaña de Pesaj
close-image