15. No Convocar a la Gente a la Idolatría (“Mediaj”)

0
18

rambam

Es la advertencia con la cual se nos previno de no convocar para la idolatría, es decir, no llamar a la gente a su culto ni estimularla a él, aun cuando éste que los llama no rinde culto, ni hizo cosa alguna de aquellas acciones más que el llamamiento.

Este, si llamó a muchos, se llama medíaj.

Es lo que El, exaltado sea, dijo: Salieron hombres irresponsables de tu medio, y pervirtieron (‘vaiadiju’) a los habitantes de su ciudad diciendo…

Si llamó a una sola persona, éste, pues, se denomina mesit. Es lo que El, exaltado sea, dijo: Cuando te aparte (‘iesitjá’) tu hermano, hijo de tu madre…

Nuestras palabras, en este precepto, aluden sólo al medíaj, y la advertencia que sobrevino al respecto es lo que El, exaltado sea, dijo: no habrá de oírse sobre tu boca. En la Guemará (—Talmud, Tratado de) Sanhedrín dijeron: “No habrá de oírse sobre tu boca — es advertencia para el mesit. ¿Mesit? ¿Si explícitamente dice respecto de él: Y todo Israel oirá y temerán, y no harán más? Pues entonces, es advertencia para el medíaj’.

Del mismo modo dijeron en Mejilta de Rabí Ishmael: ‘No habrá de oírse sobre tu boca — es advertencia para el medíaj’

Quien transgrede este Precepto Negativo es pasible de (la pena de) ‘sekilá’. En la expresión (del Tratado Talmúdico) de Sanhedrín: ‘Quienes pervierten (‘madijei’) a una ciudad apóstata — (Son castigados) con Sekilá.

Las leyes de este precepto han sido explicadas ya en el Capítulo Décimo (del Tratado Talmúdico) de Sanhedrín.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.