13 poderosas imágenes que ilustran el arresto y la liberación del sexto Rebe de Lubavitch

La noche del martes 14 de junio de 1927 el sexto Rebe de Lubavitch fue arrestado por oficiales de la Policía Secreta Soviética

Tiempo de Lectura: 11 Minutos

1. 14 de junio de 1927, Leningrado: el Rebe es arrestado

La noche del martes 14 de junio de 1927, el sexto Rebe de Lubavitch, el rabí Ioséf Itzjak Schneersohn, de bendita memoria, fue arrestado por los oficiales del distrito de Leningrado de la Policía Secreta Soviética (la OGPU). Siete años antes, había asumido el liderazgo de Jabad luego de la muerte de su padre, el rabí Sholom DovBer. Había trabajado sin descanso para reunir y reanimar a la comunidad judía y para reconstruir las instituciones de la vida judía, que habían sido destrozadas luego de tantos años de guerra civil, hambruna y caos político. Desde el principio, sin embargo, lo había perseguido la violenta y antirreligiosa “Sección Hebrea” del Partido Comunista: la Ievsektsia. Esta foto, que muestra el espíritu desafiante del Rebe frente a la extrema adversidad, fue tomada dos años y medio después de estos acontecimientos, durante una visita a Baltimore, Maryland.

2. Octubre de 1926, Ucrania: la Asamblea de Kórosten

Entre los acontecimientos que llevaron al arresto del Rebe está la asamblea rabínica que tuvo lugar en Octubre de 1926 en Kórosten, Ucrania, con el fin de presionar a las autoridades del gobierno para que reconocieran las instituciones religiosas judías. El Rebe al principio se oponía a la reunión, porque temía que incitara una reacción negativa contra la red de activistas que arriesgaban sus vidas para preservar la vida y la práctica tradicionales del judaísmo. Si bien no asistió a la asamblea en persona, le brindó su apoyo de manera tácita, y entre los asistentes hubo muchos representantes de Jabad. Como reconocimiento por su carácter de líder de hecho de los judíos rusos, el Rebe fue nombrado presidente honorario in absentia. Esta demostración pública de osadía alimentó aún más la ira de la Ievsektsia. R. Bentzion Shemtov, quien asistió a la asamblea como representante del Rebe, escribiría más tarde: “Durante los interrogatorios [a manos de oficiales soviéticos], comprendí que esta asamblea fue una de las causas principales del arresto del Rebe”.

3. Una redada en Londres, un asesinato en Varsovia: terror en Rusia

Arriba a la izquierda: la policía británica hace guardia luego de una redada en las oficinas de Arcos (All-Russian Co-operative Society) en Londres el 12 de mayo de 1927, tan sólo un mes antes de que el Rebe fuera arrestado. Arcos representaba los intereses comerciales soviéticos en Gran Bretaña y también servía como frente de actividades de espionaje. Tras la redada, el gobierno soviético cortó todas las relaciones comerciales y diplomáticas con Gran Bretaña. La delicada situación diplomática internacional sufrió otro fuerte golpe cuando Piotr Voikov, el embajador soviético en Polonia (foto de abajo a la izquierda) fue asesinado en Varsovia. Los periódicos informaban que Europa estaba al borde de la guerra, y en Rusia la policía secreta comenzaba a reunir y ejecutar a los disidentes políticos. Fue en medio de este clima de tensión, apenas una semana después del asesinato de Voikov, que el Rebe fue arrestado.

4. Prisión de Shpalerka, Leningrado: encarcelamiento brutal

Esta impactante imagen muestra las escaleras de acero en la casa de detención provisional, en el número 25 de la calle Shpalernaia, también conocida como la prisión de Spalerno o Shpalerka en Leningrado, donde el Rebe fue llevado luego de su arresto, la noche del 14 de junio. Un giro equivocado en un corredor lo salvó de la rápida ejecución que tantos otros prisioneros sufrieron en este periodo. Sin embargo, pasó 19 días bajo las más duras condiciones, y fue amenazado varias veces con la ejecución o la reclusión solitaria en un calabozo insalubre. La mañana siguiente a su llegada, el Rebe pidió que le dieran tiempo para ponerse sus tefilín. Cuando se dio cuenta de que no se lo darían, comenzó a ponerse los tefilínmientras subía la escalera de acero. El guardia que lo conducía se dio vuelta y empujó con fuerza al Rebe para que cayera por las escaleras, lo que le ocasionó una herida grave en el abdomen. A continuación, le confiscaron sus tefilín, lo que le generó un tipo de dolor por completo diferente.

5. Alertas e intercesiones en Leningrado y en Moscú: los yernos del Rebe

En el momento del arresto, el rabí Menajem Mendel Schneerson ya era el pretendiente elegido para la segunda hija del Rebe, Jaia Mushka, y era él quien sucedería a su suegro como Rebe. La foto de la izquierda fue tomada en Purkersdorf, Austria, en los primeros años de la década de 1930. Sin saber de la redada que estaba en curso, estaba a punto de entrar en la casa del Rebe cuando Jaia Mushka lo llamó desde una de las ventanas superiores: “Schneerson, tenemos invitados”. El rabí Menajem Mendel entendió de inmediato lo que ocurría y se apresuró a informar a los jasidim mayores, lo que les dio el tiempo necesario para destruir documentos incriminatorios. Luego de una larga reunión deliberativa que terminó temprano a la mañana del jueves 16 de junio, el rabí Shemariahu Gurary (en la fotografía de la derecha, circa 1930), que se había casado con la hija mayor del Rebe, Jana, en 1921, fue enviado a Moscú. En un principio se asumió que buscar ayuda internacional sería una provocación para los soviéticos y pondría al Rebe en peligro. En lugar de eso, el rabí Shemariahu activaría una red de contactos en Moscú para interceder en los más altos niveles del poder soviético.

6. Iekaterina Peshkova: benefactora oficial soviética

La persona más operativa para garantizar la seguridad del Rebe y su posterior liberación fue Iekaterina Peshkova, una de las mujeres más formidables y fascinantes del momento. Fue la primera esposa del conocido escritor ruso y amigo de Stalin Maxim Gorky, y tenía llegada en los más altos oficiales de la burocracia soviética. Como directora de la Cruz Roja Política, era uno de los pocos individuos en Rusia que podía pedir por los derechos de los prisioneros políticos sin correr riesgos y de forma efectiva. En cada etapa del proceso burocrático, y con cada nuevo obstáculo que surgía, los jasidim buscaban su ayuda en nombre del Rebe. En esta fotografía, tomada en 1928, se la ve en una reunión privada sentada a la izquierda del mismísimo Stalin. Su marido, Maxim Gorky, está sentado a la derecha de Stalin.

7. La OGPU y la Ievsektsia: entre Moscú y Leningrado

Quizás la última persona que Peshkova haya tenido en cuenta en el intento de liberar al Rebe fuera Viajeslav Menzhinsky (en la fotografía de la izquierda), el presidente nacional de la OGPU. El socio más cercano de Menzhinsky, Stanislav Mesing (en la imagen de la derecha), era el responsable directo por el arresto del Rebe. Mesing era el director de la OGPU en Leningrado, y presidente adjunto de la OGPU a nivel nacional. También era judío y había sido jasid. En general, la rama judía del Partido Comunista, la Ievsektsia, tenía influencia política pero no la potestad de llevar a cabo arrestos. Pero en el caso de Mesing, la malicia antirreligiosa de la Ievsektsiya se combinaba con el poder implacable de ser un oficial destacado en el aparato de seguridad estatal. En principio, los jasidim de Moscú temían que Mesing se enfureciera tanto si su superior abusaba de su autoridad que la vida del Rebe corriera peligro por la intervención. Pero cuando se enteraron de que ya se había emitido la sentencia de muerte, entendieron que no tenían nada más que perder. Las autoridades centrales de Moscú tenían una actitud más ambivalente respecto del judaísmo que la Ievsektsia, y había motivos para esperar que pudieran dejarse persuadir para intervenir en nombre del Rebe.

8.el rabí Avraham Itzjak Kook: un telegrama de Ierushaláim

Como mencionamos antes, el Rebe fue arrestado en medio de una crisis diplomática internacional, y los soviéticos habían bloqueado los telegramas salientes. En consecuencia, las noticias sobre la encarcelación del Rebe y sobre el peligro que corría su vida tardaban en llegar incluso más de lo usual. El 28 de junio, los periódicos internacionales comenzaron a informar del arresto. Al día siguiente, el rabí Avraham Itzjak Hakohen Kook, superior rabino de la Tierra Prometida, mandó un telegrama urgente al American Joint Distribution Committee: “Malas noticias, Rabí Schneierson de Lubovitch (sic) arrestado [en] Leningrado [por] bolcheviques. Hacer máximo esfuerzo por deliberar (sic). Enviar resultados”. Dos años después, el Rebe visitaría la ciudad sagrada de Ierushaláim y tendría un encuentro especialmente emotivo con el rabí Kook.

9. El Dr. Joseph Rosen: un telegrama al Kremlin

El Dr. Joseph Rosen era el director de la Junta Agraria, una organización humanitaria administrada por el American Joint Distribution Committee en colaboración con el gobierno soviético, dedicada principalmente a apoyar los asentamientos agrícolas judíos. Rosen se había encontrado con el Rebe en varias ocasiones en Moscú, y había otorgado fondos a la red de rabinos y activistas que trabajaban por la preservación de la vida religiosa judía. En un tajante telegrama a un oficial superior en el Kremlin, Piotr Smidovich, Rosen hizo énfasis en que las actividades del Rebe “son famosas por su carácter no político”. En efecto, el mismo Rebe señaló a sus interrogadores que había sido un completo defensor del acuerdo del gobierno con la junta: “Hace tres años, en 1924, escribí una carta a los judíos de los Estados Unidos en la que los instaba a apoyar los acuerdos agrícolas de los judíos en la Unión Soviética. Ustedes me encarcelan por ser enemigo de los judíos y del Estado, lo cual es por completo falso. Aunque nos separan grandes diferencias, yo defiendo los esfuerzos creadores, como lo corrobora mi carta a los Estados Unidos”.

10. Crece la presión: una reunión en Berlín

Otra fuente de presión internacional provino de Berlín, donde el rabí Meir Hildesheimer, director del famoso Seminario Rabínico Hildesheimer (fotografía de debajo a la derecha), y el Dr. Leo Baeck, un líder prominente y teólogo del judaísmo liberal (fotografía de arriba a la izquierda), contactaron al Dr. Oskar Cohn, el representante judío del Partido Socialista (fotografía de arriba a la derecha). Este último arregló una reunión con el embajador ruso en Berlín, Nikolái Krestinsky (fotografía de arriba a la izquierda), quien les aseguró que todo aquello se trataba de una conspiración de la Ievsektsia, y que el arresto del Rebe no había sido instigado por el gobierno central en Moscú. A pesar de la insistencia de la Ievsektsia en que el Rebe era un enemigo del Estado, oficiales estatales superiores terminaron por entender que no podían clasificar legítimamente su defensa de la religión como un acto criminal. Krestinsky prometió hacer todo lo posible para asegurar la seguridad y libertad del Rebe.

11. Intervención desde arriba: Alexei Rykov, jefe de Estado de Rusia

La figura más importante que intervino en nombre del Rebe fue Alexei Rykov (foto). Aunque en la práctica Stalin ya afirmaba su autoridad suprema, Rykov era el jefe de Estado de Rusia en ese momento. Con el crecimiento de la presión interna e internacional, las autoridades centrales en Moscú modificaron la sentencia de muerte del Rebe, primero a diez años de trabajos forzados en el campo de detención de las Islas Solovetsky (descrito como “la madre de los gulags”) y luego a tres años de exilio en Kostromá, a unos 300 km al noreste de Moscú. Mesing, el director antirreligioso de la OGPU de Leningrado, estaba furioso por esas intervenciones y, como contraataque, ordenó al Rebe viajar a Kostromá en shabat. A sabiendas de que una violación pública de las costumbres del shabat debilitaría la moral de todos aquellos que fueran a él en busca de inspiración, lo que significaría una victoria para la Ievsektsia, el Rebe se negó a cumplir. Desesperados, los jasidim contactaron a Iekaterina Peshkova, de la Cruz Roja Política. Gracias a los esfuerzos de Peshkova, Rykox en persona llamó a Menzhinsky, el presidente nacional de la OGPU, y le ordenó cambiar la fecha de partida para el siguiente domingo.

12. Ventaja diplomática: el tratado de comercio ruso-letón de 1927

El 2 de junio, menos de dos semanas antes del arresto del Rebe, Letonia había firmado un histórico tratado de comercio con la Unión Soviética. Sin embargo, seguía siendo objeto de votación en el parlamento letón y no entraría en vigencia hasta finales de octubre. La controversia respecto del tratado se intensificaba por la creciente crisis diplomática entre Gran Bretaña, Polonia y la Unión Soviética. Letonia había quedado en el medio, lo que intensificó los debates en el parlamento y en la prensa. Mordejai Dubin (foto) era tanto jasid de Jabad como miembro electo del parlamento letón, y se dio cuenta de que la situación podría significar una ventaja para el Rebe. Diez días después de haber partido hacia Kostromá, el Rebe fue liberado y se le permitió volver a casa. Sin embargo, era claro que cada momento que el Rebe pasaba en Rusia era peligroso, e inmediatamente comenzaron los operativos para asegurar su salida. Ante la sostenida negativa por parte de los oficiales soviéticos, Dubin viajó a Moscú para negociar. Para el momento, era evidente que el tratado de comercio ruso-letón sólo podría ser aprobado por un pequeño margen de votos. Cuando Dubin dejó en claro que su apoyo dependía por completo de que el Rebe fuera trasladado a Letonia, las autoridades soviéticas accedieron de mala gana a sus pedidos.

13. Partida y adiós: la distancia física nunca nos separará

De pie en el tren antes de su partida a Kostromá, el Rebe dirigió un discurso estimulante a la multitud de jasidim que habían ido a la estación de Leningrado a despedirlo. “Que Di-s esté con nosotros, Di-s estará con nosotros […]. La Torá, las mitzvot y las costumbres judías no son objeto de la opinión de otros, ni puede ninguna fuerza opresiva ser usada en su contra […]. Debemos recordar que el encarcelamiento y el trabajo forzado son sólo temporales, mientras que la Torá, las miztvot y el pueblo judío son eternos”. Menos de cuatro meses después, el Rebe volvió a subirse a un tren, preparado para dejar Rusia para siempre. Estación tras estación, a lo largo del camino, se reunían multitudes de jasidim, y había muchos momentos emotivos de dolor, esperanza y profunda conexión. En una carta de despedida que escribió en este viaje trascendental, el Rebe dijo: “Así como en el agua se refleja un rostro, mi corazón está despierto y siente la pura dulzura y el poder del vínculo interno y esencial de toda la comunidad jasídica […]. Mi fe me fortalecerá y será mi consuelo, la distancia física no deberá nunca, jamás, separarnos; que Di-s lo prohíba […]. Que Di-s deleite mi corazón y el de ustedes, al ver a nuestros hijos y nietos comprometidos con la Torá y las mitzvot, con vastos medios físicos y espirituales […]. Todas sus preocupaciones, físicas y espirituales, me llegan al centro del corazón”. Esta fotografía fue tomada durante la visita del Rebe a Estados Unidos en 1929.

Fuentes:

Di Yisurim Fun Lubavitcher Rebben (Riga, 1930) (ídish).

Edgar Anderson, “The USSR Trades with Latvia: The Treaty of 1927”, Slavic Review 21, n°. 2 (1962): pp. 296-321.

David E. Fishman, “Judaism in the USSR, 1917-1930: The Fate of Religious Education” en Yaacov Ro’i (ed.), Jews and Jewish Life in Russia and the Soviet Union, Londres y Nueva York: Routledge,1995, pp. 251-262.

Maria Galmarini, The “Right to be Helped”: Welfare Policies and Notions of Rights at the Margins of Soviet Society, 1917-1950, University of Illinois at Urbana-Champaign, 2012.

Shalom DovBer Levine, Toldot Chabad Be-russia Ha-sovietit, Nueva York: Kehot Publication Society, 1988 (hebreo).

Shalom DovBer Levine, Mi-beit Ha-genazim, New York: Kehot Publication Society, 2009 (hebreo).

Alter B. Metzger, The Heroic Struggle: The Arrest and Liberation of Rabbi Yosef Y. Schneersohn of Lubavitch in Soviet Russia, New York: Kehot Publication Society, 1999.

Archivos del American Jewish Joint Distribution Committee.

POR MORDEJAI RUBIN
Comentarios
Loading...